TRIBUNA ABIERTA - COCHABAMBA

Rechazo total a la trampa electoral en la UMSS

Documento publicado por la Juventud Socialista Revolucionaria (JSR) de Cochabamba frente a las próximas elecciones rectorales de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS).

Sábado 23 de abril de 2016 | Edición del día

Luego de 4 meses de conflicto universitario, originado por la intención de los masistas Waldo Jiménez y Juan Ríos del Prado de titularizar a los docentes extraordinarios (la gran mayoría metidos a dedo) sin dar examen de competencia, los estudiantes de base hemos asimilado las siguientes lecciones:

1. Que la unidad por unidad de los estudiantes, no sirve de nada, lo que sirve es la unidad por un objetivo común y en tanto cualquier dirección estudiantil no vaya en contra del logro de ese objetivo común se mantiene la unidad, en tanto la dirección decida ir en contra de ese objetivo común, se denuncia y desecha esa dirección, y se manifiesta la necesidad de la organización desde las bases. El más importante objetivo común de los estudiantes en la actualidad es la Reforma Universitaria.

2. Que la universidad no es una isla y, mientras los estudiantes no tengamos la capacidad de sumar a los sectores obreros y populares (comerciantes, magisterio, etc.) a nuestro objetivo que es lograr una profunda Reforma Universitaria, ésta nunca se logrará.

3. Que, si la dirección titubea, la vanguardia y la masa se desorienta y desbarata. No se puede un día desconocer por ejemplo el Consejo Universitario y autoridades de turno, para al día siguiente reconocerlos de nuevo dejando de lado decisiones tomadas con el conjunto de las bases y vanguardia de un movimiento.

4. Que las roscas en la universidad, por sus vínculos con los poderes estatales y gobernantes de turno, y por sus intereses de grupo y personales, están dispuestos incluso a matar, no tenemos un enemigo de papel al frente.

5. Que las roscas en apariencia tienen diferentes vertientes y en ocasiones podrían manifestarse como divididas, pero en la realidad concreta, por sus intereses de grupo, y si necesitan profundizar la contra-reforma universitaria, terminan unidos como un solo soldado para enfrentar e intentar aplastar a los estudiantes y cualquier movimiento que busca la reforma.

6. Que los gobiernos de turno nacionales o regionales, siempre van a estar dispuestos y darán todo de sí, incluso por debajo de la mesa, para tomar por asalto la U, y ponerla al servicio de sus intereses. La participación del gobierno del MAS con su aparato represivo (policía y poder judicial) y sus grupos de choque delincuenciales, son un claro ejemplo.

7. Y lo más importante, que la “institucionalidad”, los espacios y las formas institucionales como ser (elecciones a Rector o Decanos, Consejo Universitario, Congreso Institucional, etc.) que están hechos a la medida de las roscas (por ejemplo, elecciones a rector con voto ponderado) no sirvieron y nunca van a servir como vía de transformación y refundación de la Universidad. Quién engañe a los estudiantes dándole esperanza en la institucionalidad como espacio de reforma y refundación de la Universidad no deja de ser un demagogo oportunista.

¿ELECCIONES AL RECTORADO UNA VÍA DE TRANSFORMACIÓN?

Después de la firma del convenio que “puso fin” al conflicto universitario por la titularización de docentes sin examen de competencia, acuerdo firmado por la FUL a espaldas de los estudiantes movilizados y los sectores populares que se sumaron a la lucha; las roscas lejos de sentirse acorraladas han seguido violando sistemáticamente las normas universitarias, llegando al extremo de designar como rectores interinos a docentes extraordinarios metidos a dedo. Aprovechando por supuesto, un repliegue y reflujo desordenado del movimiento estudiantil.

Hoy, el cargo de rector lo ocupa ilegalmente Luis Garvizu (docente extraordinario), quien en un Consejo Universitario en el cual hasta los guardias de seguridad oficiaron como consejeros, han convocado a elecciones a rector, y nos quieren hacer creer que éste sería el inicio de la restitución de la institucionalidad, rumbo a una transformación de la UMSS, y por lo que los estudiantes deberíamos participar de dicho claustro. Una falacia de cabo a rabo.

La dictadura de las roscas se manifiesta principalmente de 2 formas. Por un lado con el voto ponderado en las elecciones de autoridades como Rector o Decanos, ya que el voto de un docente equivale a 50 o 60 votos de estudiantes. Con semejante disparidad y teniendo en cuenta que entre los más de 60 mil estudiantes cunde la heterogeneidad de pensamiento, desde grupos fascistas organizados, pasando por los “no me importismos y la indiferencia” de los supuestos “apolíticos” que son la gran mayoría, y terminando en grupos más organizados con tendencia anarquista y/o marxista, es prácticamente imposible que los estudiantes puedan elegir con su voto al nuevo rector.

Si a esto le agregamos que el sector docente con mucho menos cantidad de personas (1600 aprox.) es un grupo más compacto fácil de cohesionar, sobre todo porque la gran mayoría que han sido metidos a dedo piensan más con el estómago que con la cabeza, y que por esta razón están “gastrovinculados” a las roscas que les garanticen su pega, se podría decir que es casi imposible, que los estudiantes puedan elegir y ganar en el terreno “institucional” creada a la medida de las roscas.

Por otro lado, durante el conflicto universitario se ha demostrado que ni el rectorado, ni el Consejo Universitario, ni los Consejos Facultativos tienen la capacidad de sacar a la UMSS de la crisis, puesto que estos espacios “institucionales” están conformados en su gran mayoría por los personajes metidos a dedo que ya mencionamos, y a pesar de que en los Consejos se dice que existe co-gobierno, para las roscas es fácil comprar dirigentes estudiantiles consejeros, que velen por los intereses de las roscas y no de los estudiantes.

Entonces no rechazar este claustro y dar por bien hecho la realización de esta farsa electoral, implica legitimar al rector trucho e ilegal, legitimar las elecciones truchas que dicho “rector” ha convocado, y sobre todo legitimar elecciones antidemocráticas y discriminadoras con voto ponderado, que no es más que la dictadura de las roscas. Al mismo tiempo, en lugar de que los estudiantes nos estemos preparando y organizando desde las bases para la lucha que se viene por impedir la contra-reforma que querrán aplicar las roscas en un Congreso Institucional (sea quien sea el representante de las roscas que gane las elecciones), nos están llevando como ovejas domesticadas, tras la esperanza de que con estas elecciones se resuelva toda la crisis y se saque a la UMSS de la porqueriza en la que se encuentra.

LOS CANDIDATOS DE LAS ROSCAS

Como dijimos antes, las roscas lejos de haber salido dañadas del conflicto, hoy tienen el descaro de presentar como principales candidatos a quienes fueron los principales actores de la represión policial y delincuencial hacia los estudiantes de base y movilizados.

El gobierno del MAS en alianza con los Demócratas de Costas y Leyes, apuestan a dos caballos, con el apoyo de sus operadores políticos dentro de la UMSS (I+D, 100%CIA, CORAJE, META 5, y demás grupos delincuenciales que quemaron la FUL en su intención de matar estudiantes movilizados). Por un lado mantienen su apoyo a Waldo Jiménez, pero no dejan de lado la posibilidad de pasarle el “maletín negro” a Juan Ríos, ambos personajes nefastos en la historia de la UMSS.

Por otro lado, a pesar de que los oportunistas digan que las roscas están divididas y se presentan en 8 frentes para justificar su actual posición politiquera de participar en estas elecciones con candidato propio, las lecciones aprendidas en el conflicto del 2015, nos han demostrado que frente a toda posibilidad de que el movimiento estudiantil de un paso adelante, las roscas terminan uniéndose. Es de todos sabido que muchos de los actuales “candidatos” (Pérez, Calancha, Medina, Ferrufino, Arce, etc.) presentan estas candidaturas para luego negociar espacios de poder con los candidatos principales y finalmente presentar alianzas.

Si caemos en la trampa de elecciones y participar de ellas, es caer en la trampa de legitimar la victoria de toda esta jauría a quienes no les interesa para nada transformar la U, en bien del pueblo cochabambino y boliviano.

LA APUESTA DEL URUS: UNA MANIOBRA POLITIQUERA

Luego de la firma del convenio que “puso fin” al conflicto de 2015, el único punto que se cumplió a cabalidad, fue la desmovilización de los estudiantes y el apagón de todo foco de conflicto. El resto de los puntos que de alguna manera beneficiarían a los estudiantes, en su gran mayoría no se cumplieron. Ninguno de los rectores interinos (todos ellos pertenecientes a las roscas) dieron viabilidad al cumplimiento de esos puntos. Sumado a la arremetida de las roscas y sus docentes mediocres de base, que por ejemplo no quisieron reconocer cursos de invierno, o dieron por avanzados muchos temas y tomaron exámenes salvajemente, sumado todo esto, de ninguna manera la percepción de las bases estudiantiles podía ser la de una victoria, y menos se podría hablar de un “empoderamiento” de los estudiantes, como así nos quieren hacer creer la dirigencia de la FUL.

En este panorama, el frente URUS siguió con su política capituladora y burocrática. Primero tranzó su apoyo con Freddy Arce (docente rosquero y conocido por sus grupos de choque fascistas durante el conflicto) en su intención de tomar el rectorado por sucesión, bajo una nueva promesa de cumplir con los acuerdos del convenio firmado. Al ver que ni el gobierno iba a reconocer a Arce como rector, y menos que tenía el apoyo de docentes y estudiantes, Arce decide dar un paso atrás y dejar en offside a los dirigentes de la FUL.

Ahora, en su máxima desesperación, después de haber criticado duramente al rector trucho Garvizu por ser ilegal, tan ilegal como el consejo que llevó adelante para convocar elecciones a rector, deciden participar de ella, legitimando estas elecciones ilegales y la victoria del representante de turno de las roscas. Luego no podrán acusar de ilegal al futuro rector si intenta impulsar la contra reforma mediante congreso institucional.

Lo grave no es participar de elecciones que en ciertas circunstancias puede ser correcto, sino que el URUS, en vez de usarla de tribuna para la movilización estudiantil, les miente a los estudiantes diciendo que es la vía de refundación de la UMSS, adormeciendo a los estudiantes y dificultando la organización desde las bases. Después de años hablando de acción directa ahora resulta que la vía para lograr el voto universal seria el voto ponderado ¡Nada menos! Es una broma de pésimo gusto.

El argumento es que el 70% de los estudiantes votaría a su candidato, y esto les permitiría llegar a 2º vuelta, ya que las roscas estarían divididas. Sin embargo, es de conocimiento público la imagen negativa que ha generado en la masa estudiantil la derrota de la movilización del pasado año. En este sentido es falaz que el estudiante de base se sienta representado sabiendo que el URUS no ha sabido defender los intereses de la masa estudiantil.

El candidato que presentan es el Dr. Rocha, honorable docente que encabezo la lucha estudiantil. Su elección fue en una asamblea maniobrada por el URUS con estudiantes de 1º semestre que no estuvieron en la lucha, muy pocos estudiantes de otros semestres y de otras carreras, y apenas dos docentes. Está maniobra presionó al Dr. Rocha para aceptar la candidatura, a pesar que él tenía la tendencia responsable de quedarse en la FACSO para precautelar el único espacio de resistencia que le quedaba al movimiento estudiantil

La importancia del Dr. Rocha es tal, que mantenía una posición de equilibrio en la FACSO contra los masistas y la rosca de Waldo, facultad como espacio de trinchera de resistencia, pero el URUS, irresponsablemente, lo hizo renunciar a su cargo de director académico para presentarse en unas elecciones que son una derrota segura.

La maniobra del URUS es, como siempre, por sus propios intereses, usarlo al Dr. Rocha para su propia reelección a la FUL.

No olvidarnos de los oportunistas politiqueros fieles lacayos de los docentes que no dudaran en presentarse a las elecciones FUL y trataran de derrotar al URUS para después entregar la FUL al gobierno y a los docentes a cambio de pegas, becas y gozar de todos los beneficios de estar en la FUL sin ser observados por las autoridades ni el gobierno. Para lograr este su cometido, estas lacras (MASistas, 100%CIA, Freddystas, Demócratas, META 5, etc.) no dudaran en juntarse en grandes agrupaciones como Coraje, Fuerza Universitaria, etc.

Organizarnos para resistir la arremetida encabezada desde el próximo rectorado.

Lo correcto desde la FUL hubiera sido denunciar las elecciones como ilegitimas y desmentir que alguna refundación podría darse por esa vía, a no ser una contra reforma.

Ni modo, eso no se hizo, ahora no debemos distraernos y debemos organizarnos para la lucha que se viene, como principal tarea generando un gran movimiento estudiantil-obrero y popular, por la reforma universitaria, única forma de transformar la UMSS, para lograr el Voto universal, la periodicidad de cátedra, los exámenes de competencia, etc.

¡Viva la universidad junto a su pueblo!
¡Viva la alianza estratégica estudiantil obrero y popular!
¡Abajo la tiranía docente mediocre!







Temas relacionados

Bolivia   /    Autonomía universitaria   /    Universidad Mayor de San Simón   /    Cochabamba   /    Cogobierno   /    Elecciones universitarias   /    Burocracia sindical

Comentarios

DEJAR COMENTARIO