Política

PROVINCIA DE BUENOS AIRES

Recalculando: Vidal aplaza su propia reforma previsional

La gobernadora bonaerense pausó la reforma del Instituto de Previsión Social (IPS). La coyuntura política le juega una mala pasada.

Miércoles 24 de enero | 09:58

La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, aplazó su propia versión de la reforma previsional en la provincia. En diciembre se había dado a conocer un supuesto borrador en el que el Gobierno, al estilo de Mauricio Macri en la Nación, implementaría cambios en el Instituto de Previsión Social (IPS).

El IPS es la caja de jubilaciones y pensiones de la que dependen miles de trabajadores: estatales, municipales, docentes y profesionales de la salud de la provincia.

El costo político que está pagando Cambiemos tras aprobar la (contra)reforma previsional a balazos de goma y que se refleja en una caída de la imagen presidencial como de su gestión en materia política y económica, pone de manifiesto que el Gobierno está débil. El escándalo protagonizado por el ministro de Trabajo Jorge Triaca profundiza la crisis. Ante este escenario es que Vidal tomó la decisión de esperar para abrir otro frente de batalla en su cruzada de ajuste contra el pueblo.

Además, en medio de un verano caliente con trabajadores luchando a lo largo y ancho del país, la provincia bonaerense no es la excepción. Desde el Hospital Posadas que ayer irrumpió en los medios de comunicación; hasta los trabajadores estatales de la UEP; los despedidos de Fanazul; los municipales de Quilmes, Bahía Blanca y Tres de Febrero; los metalúrgicos de Stockl y Rapistand; entre otros, son un dato que el Gobierno de Vidal difícilmente pueda ignorar.

La posible reforma del IPS suscitó el rechazo del arco opositor. Según aquel borrador, apuntaba a la modificación de la edad jubilatoria y del cálculo para el pago del haber, tal como impulsó el Gobierno nacional con la ANSeS.

Según informa el diario oficialista Clarín, desde la Casa de Gobierno de Vidal, aseguraron que "no hubo ningún borrador ni se enviará un proyecto en marzo". Sin embargo, basta recordar al jefe de Gabinete, Marcos Peña, quien durante la campaña electoral negaba rotundamente cualquier tipo de reforma jubilatoria...

Ahora, si el Gobierno de Vidal sale a descartar cualquier tipo de modificación, indudablemente viene de la mano de un oficialismo que se encuentra fuertemente debilitado tras las jornadas de diciembre pasado, y un verano cargado de bronca que comienza a inundar las calles.







Temas relacionados

Contrarreformas   /    María Eugenia Vidal   /    Cambiemos   /    IPS Provincia Buenos Aires   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO