Internacional

BRASIL – CRISIS POLÍTICA

Reacomodamientos al interior del PMDB

En la actual coyuntura el gobierno logró algunos triunfos. La crisis política sale del escenario inmediato del impeachment para expresarse al interior de los partidos políticos. La mayor expresión de esta situación se da al interior del PMDB. Está en juego no solo el posicionamiento frente al impeachment sino también una lucha interna por los espacios y candidaturas hacia las elecciones de 2016 y 2018.

Martes 22 de diciembre de 2015 | Edición del día

Luego del juzgamiento del Supremo Tribunal Federal (STF) el pasado jueves (17), el líder del PMDB en la Cámara de Diputados, Leonardo Picciani (RJ), afirmó que planteará cambios en la propuesta de los 8 candidatos que corresponden al partido para integrar la Comisión especial del impeachment en esa Cámara.

Picciani, hijo del influyente diputado estadual y presidente de la Asamblea Legislativa de Río de Janeiro, más allá de su ambición personal, ha expresado los intereses compartidos de los más importantes políticos cariocas, como Paez, Pezão y su padre.

Ahora que retoma el liderazgo nacional de su partido en la Cámara de Diputados, el diputado pemedebista (PMDB) señaló que pretende contemplar a todas las alas de la bancada, incluyendo aquellos diputados de la sigla que son favorables al alejamiento de la presidenta Dilma Rousseff. "Habrá cambios en los nombres. Vamos a comenzar de cero y conversar con el conjunto de las alas, para encontrar una escala que unifique a la bancada” afirmó Picciani, que retomó la dirección de la bancada ocho días después de haber sido destituido de ese cargo por articulación del ala pro-impeachment del PMDB y del vicepresidente Michel Temer.

“Aún no pensé en ninguna proporción (para la distribución de las vacantes) pero vamos a contemplar a todos”, afirmó. Consultado sobre si oirá a los pemedebistas pro-impeachment y si ellos tendrán espacio en la Comisión especial, el líder respondió: “No podemos fingir que no existen. Haremos una composición nueva, un nuevo proceso.”

Picciani había sido destituido de su cargo el pasado 9 de diciembre, luego de que sectores del PMDB articularan una lista con 35 firmas que indicaban al diputado Leonardo Quintão (MG) como líder en su lugar. Este movimiento contrario al diputado carioca comenzó luego de que rechazara contemplar a diputados pro-impeachment de la presidenta como parte de la comitiva que integraría la Comisión especial. La articulación concluyó con la elección de una lista formada únicamente por diputados opositores al gobierno. Sin embargo, la mayoría de los ministros del Supremo Tribunal Federal decidieron que sólo se aceptarán listas con miembros designados por los líderes partidarios. Además, se determinó que la elección de los integrantes del colegiado deberá ser abierta y no en forma secreta. En la práctica, la decisión de la Corte anuló la votación que se había realizado.

Divisiones en el PMDB preanuncian inestabilidad y crisis

Picciani planteó que esperará la decisión del nuevo calendario para la tramitación del proceso de impeachment en la Cámara, luego de las decisiones del STF. "Creo que ahora el proceso transcurrirá dentro de la estabilidad de las normas. El impeachment es un hecho jurídico y político excepcional. Hasta ahora, el proceso se venía desarrollando con muchos cambios de dirección, era incierto debido a la conducción de la Mesa de la Cámara. Ahora las reglas están claras, veo las decisiones del Supremo con mucha claridad”, afirmó. La Mesa de la Cámara era presidida por su correligionario Eduardo Cunha.

El líder del PMDB reconoció que pudo haberse "equivocado" cuando no contempló al ala pro-impeachment en la última indicación. "Si una parte de la bancada tiene la visión de que me equivoqué, no cabe que responda. Ahora, vamos a buscar la máxima unidad posible", afirmó. Reconoció que actualmente hay divisiones en la bancada en relación al impeachment. “Hay una división sin duda, aunque continúe identificando que la mayoría o es contraria o está indefinida”, comentó.

Sobre la posibilidad de que los pemedebistas favorables al impeachment hicieran un nuevo intento de apartarlo de la dirección, Picciani dijo que esperaba que este asunto “estuviese resuelto”. “Tenemos la elección del líder prevista para inicios de febrero. La decisión será por votación, sin restricciones de los diputados. Quién quiera la unidad partidaria esperará a la elección en febrero”, declaró.

A pesar de haberse levantado contra la resolución de la Ejecutiva nacional del PMDB, apoyada por el vicepresidente de la República y presidente del partido, Michel Temer (que dificultó la afiliación de nuevos parlamentarios, lo que también fue duramente criticado por el presidente del Senado, Renan Calheiros (PMDB -AL), Picciani negó que esté en curso un movimiento para sacar a Temer del comando nacional de la sigla.

Renan y Temer libraron una discusión pública en los últimos días. El senador afirmó que el PMDB “no tiene dueño” y Temer respondió que “no tiene dueño ni coroneles”. Picciani defendió a Renan: “Entiendo que las manifestaciones del presidente del senado, Renan, como un apelo a la unidad del partido y no un intento de división”, señaló.

Por otro lado, hay varios movimientos dentro del PMDB por una mayor independencia, tanto frente a la Casa de gobierno como sobre el control partidario que importantes políticos cariocas intentan implementar. Está en juego no solo el posicionamiento del partido frente al impeachment sino también una lucha interna por los espacios para influenciar en las próximas elecciones de 2016 y la disputa por cuál sector dominará la candidatura del PMDB en 2018.

En la actual coyuntura donde el gobierno logró importantes victorias que hacen más difícil la implementación del impeachment, bien como la marcha en apoyo al gobierno que superó a la convocada por la derecha, la crisis política sale del escenario inmediato del impeachment para expresarse al interior de los partidos políticos. La mayor expresión de esta situación se da al interior del PMDB.

Con tantos intereses particulares es de esperar mayores negociaciones y acuerdos durante el receso parlamentario, así como como el surgimiento de nuevas denuncias contra diversos políticos. Siendo el PMDB un partido clave en el sostén de un régimen político cruzado por escándalos de corrupción, es posible que su crisis interna contribuya a la continuidad de la inestabilidad política.







Temas relacionados

Brasil NO USAR   /    PMDB   /    Dilma Rousseff   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO