Sociedad

Ecocidio en Córdoba

Raúl Montenegro: "Córdoba está en la peor situación ambiental de su historia"

Reproducimos entrevista realizada por TELAM al Prof. Dr. Raúl Montenegro, Biólogo y Profesor Titular Plenario de la Universidad Nacional de Córdoba. Es reconocido por sus aportes y compromiso con el medio ambiente en nuestra provincia. También es Director del Campus Cordoba del Right Livelihood College (RLC) y Premio Nóbel Alternativo (Suecia, 2004).

Jueves 22 de octubre | 10:57

¿Qué dimensión tiene el daño ambiental sufrido por la provincia de Córdoba?

Nuestra provincia no renace nueva cada año. Viene acumulando daño. En este momento la situación ambiental es la peor de toda su historia porque se quemaron más de 350.000 hectáreas en una provincia donde solo quedaba menos del 3% de bosque en buen estado de conservación, y que venía sufriendo un promedio de 5.000 hectáreas de desmonte por año. Es también el momento de mayor vulnerabilidad histórica a las sequías, a las lluvias y al Cambio Climático Global.

¿Cuánto tardará en recuperarse? ¿Es cierto que demandará 30 años?

Cualquier cifra es antojadiza y técnicamente incorrecta. Aquí no se trata de árboles y arbustos reemplazando a árboles y arbustos. Estamos hablando de biodiversidad, algo que los gobiernos no comprenden y que las universidades han hecho poco por explicar. La biodiversidad comprende desde virus, bacterias y hongos a vertebrados, insectos y plantas verdes, cientos y miles de especies entrelazadas que ni siquiera conocemos. La biodiversidad se autorecompone viniendo desde los ambientes nativos que no han sido desmontados ni quemados a los lugares incendiados y destruidos. A esto lo llamamos ecosucesión secundaria, un proceso gradual con resultados progresivos que demanda desde décadas a siglos.

¿Quiere decir entonces que Córdoba ha perdido una biodiodiversidad que ni siquiera conoce?

Efectivamente, no conocemos todo lo que se perdió. Solo ejemplares de las especies más dominantes y visibles, no la biodiversidad pequeña y mucho menos la invisible. Ni siquiera tenemos mapas de biodiversidad. Nunca se midió la biodiversidad a nivel provincial. Por eso, insisto, lo que viene sucediendo en Córdoba es una tragedia acumulada de dimensiones incalculables.

¿Sirve reforestar? Porque es la solución que suelen ofrecer los gobiernos para restaurar lo perdido.

La biodiversidad no se planta. Es malicioso hacerle creer a la sociedad, como lo hace reiteradamente el gobierno de Juan Schiaretti, de que plantando árboles se recuperará el monte o un pastizal nativo que no tenía árboles. Solo la biodiversidad que aún tenemos puede reconquistar los ambientes con biodiversidad reducida o perdida. Pero claro, en Córdoba había 12 millones de hectáreas de bosque nativo a comienzos del siglo XX, y hoy apenas sobreviven 360.000 hectáreas con buen estado de conservación. La tarea natural de recolonizar demandará mucho mas tiempo que los casi dos siglos durante los cuales se destruyó la mayor parte de la biodiversidad provincial.

¿Cuáles serán los efectos ambientales que podemos esperar después de los incendios?

Hay que tener en cuenta que los incendios más graves se registraron en zona serrana, donde se fabrica la mayor parte del agua que bebemos. Desprovista de vegetación protectora y biodiversidad, el agua de lluvia en lugar de infiltrar y alimentar esa gigantesca esponja rígida que son las sierras, correrá en superficie erosionando el suelo y llevando sedimentos con materia orgánica, fósforo y nitrógenos a los ríos y lagos. Por empezar, peligran las necesarias vertientes para el invierno del 2021, que es nuestra época seca. Además el fósforo y el nitrógeno agravará la eutroficación cultural del San Roque y otros lagos, con sus malolientes superpoblaciones de algas verdeazuladas, tóxicas además. También aumentará el entarquinamiento, es decir, el llenado de las cubetas de lagos con sedimentos.

¿Qué otros impactos tendrá esto que usted llama el drama del agua tras el drama del fuego?

La respuesta está en la historia reciente. En el año 2015 una creciente violenta del río Ceballos provocó 9 muertes y destrucción a su paso. Ninguna de esas personas debió morir. Pero claro, estamos en Córdoba, una de las provincias ambientalmente peor administradas de Argentina. La impericia del gobierno viene permitiendo desmontes y mal administrando el Plan Provincial de Manejo del Fuego. Este año el gobierno de Juan Schiaretti no hizo prevención, mantuvo desarticulada la red de Bomberos Voluntarios Vigía y en los incendios de septiembre demoró el pedido de auxilio a la Nación y otras provincias. Por eso el abogado Juan Smith y yo lo denunciamos penalmente. Lo que sucedió no puede quedar impune.

Te puede interesar: Denuncia contra Schiaretti por incendios: de prosperar, la pena podría ser de hasta 6 años

¿Para finalizar, cuáles son las soluciones que deberían ponerse en marcha para amortiguar estas tragedias del fuego y del agua?

Córdoba no soporta ni más hectáreas de desmonte, ni más hectáreas de ambiente nativo quemado. Ya no hay margen. En lugar de sus ineficaces y poco transparentes planes de reforestación el gobierno debe ayudar a la naturaleza a que se recupere sola. Pero debe replantearse por completo el Programa Provincial de Manejo del Fuego, que demostró su fracaso. Debe haber prevención todo el año, su presupuesto debe duplicarse y a los Bomberos Voluntarios deben agregarse cuerpos de Brigadistas Vecinales debidamente entrenados para que todos funcionen en forma coordinada. Debe protegerse la vida de las personas y sus bienes, pero también la biodiversidad nativa. Finalmente, el gobernador debe aprender que el problema del agua se soluciona protegiendo las cuencas hídricas, no construyendo un canal con desnivel desde el río Paraná. Hace falta más inteligencia territorial y necesitamos con urgencia un mapa de la poca biodiversidad que queda en Córdoba.







Temas relacionados

Incendios forestales   /    Córdoba   /    Juan Schiaretti   /    Ecología y ambiente   /    Córdoba   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO