Cultura

PRESENTACIÓN EN MENDOZA

Raúl Godoy: “Lo importante de cada lucha es lo que queda organizado, así se van forjando las y los compañeros que después pueden hablarle a miles”

Con el auditorio de Sute colmado de jóvenes y trabajadores, los dirigentes obreros del PTS Raúl Godoy y José Montes presentaron el libro “Zanón, fábrica militante sin patrones”.

Jueves 29 de noviembre | 21:00

Mendoza: presentación del libro "Zanon. Fábrica militante sin patrones" - YouTube

Más de 200 estudiantes secundarios, terciarios y universitarios, docentes, trabajadores de la industria y los servicios, se acercaron en la tarde del miércoles a la sede del Sindicato Unido de Trabajadores de la Educación (SUTE) para conocer y compartir la enorme experiencia de lucha y gestión obrera de la fábrica ceramista de Neuquén que ya cumplió 17 años. Noelia Barbeito, referente de la PTS FIT en Mendoza, recordó sus inicios en la militancia revolucionaria como estudiante junto a las y los trabajadores de Zanón y destacó la vigencia de las conclusiones que dejó esa “escuela de lucha” para miles de trabajadores en todo el mundo.

Te puede interesar: Video completo de la presentación del libro

Estuvieron presentes también diferentes personalidades de la provincia como Sebastián Henríquez, Secretario General de Sute; Ramón Abalo, Secretario General en Mendoza de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre; Patricia Collado, investigadora del CONICET y docente de la UNCuyo y José Soto junto a Silvina Guevara, que en 2008 encabezaron la lucha que las y los obreros de Campo Grande levantaron en Mendoza contra la explotación, los despidos y por el blanqueo laboral.

Los jóvenes trabajadores despedidos de la empresa LIME del empresario Pescarmona y recientemente reincorporados por el Municipio de Las Heras, fueron los primeros en pasar al frente y contaron cómo se organizaron junto a sus familias para defender sus puestos de trabajo, agradeciendo la solidaridad y el apoyo recibido a su campaña #NoSomosDescartables.

Después del aplauso cerrado a estos jóvenes trabajadores que no se resignaron a quedarse en la calle, subió al escenario Raúl Godoy, dirigente del PTS y actual diputado del FIT en Neuquén, que fue sin dudas uno de los máximos referentes de la lucha y resistencia que pusieron en pie las y los trabajadores de cerámica Zanón. Autor del libro que condensa la historia de organización en esa fábrica, Raúl estuvo acompañado por José “el negro” Montes, fundador del PTS y uno de los históricos dirigentes de la lucha de Astillero Río Santiago, quién además escribió el prólogo del libro.

Montes tomó la palabra y reivindicó la gran lucha que transformó a Zanón en una fábrica gestionada por sus trabajadores destacando como uno de los momentos “más importantes”, cuando se reformó el estatuto del Sindicato Ceramista. “Fue una experiencia inédita”, resaltó, porque esa reforma tiró por tierra todas las trabas que la burocracia sindical les pone a los trabajadores para impedir su organización.

“El estatuto actual plantea que los dirigentes sindicales deben cobrar lo mismo que en la línea de producción; que tienen un mandato de 2 años; que deben respetar el mandato de asamblea y si no lo cumplen pueden ser derrocados”, describió Montes y aseguró “queremos que está experiencia se extienda a todos los sectores, tanto de trabajadores como de estudiantes”.

Raúl Godoy agradeció la presencia y comenzó con un recorrido sobre los inicios en la fábrica Zanón y como fue el proceso que se profundizó al calor de los acontecimientos de 2001. “Eran años de prejuicio contra la izquierda”, recordó “mientras todos cambiaban de ideas nosotros decidíamos ir hacia el movimiento obrero”, dijo sobre la orientación política que el PTS llevó adelante en esos momentos. “La clase obrera mueve el mundo. Nuestra corriente centra su atención en que los trabajadores cobren confianza en sus propias fuerzas. Porque queremos vivir una vida que merezca ser vivida”, afirmó Godoy.

Luego centró su relato en el proceso de organización de la fábrica, y la preocupación en los comienzos por armar una agrupación obrera. “Los patrones siempre se juntan, tienen abogados, policías, jueces. Y los trabajadores hemos perdido esa tradición de tener nuestros clubes obreros, nuestros lugares. Eso es fundamental”, remarcó. “Lo primero que hicimos fue recuperar la Comisión Interna y ahí definimos empezar a trabajar con otras fábricas. Porque la historia no termina en el protón del laburo de cada uno. Fuimos a buscar docentes del sindicato Aten, trabajadores de la salud, de otras fábricas, estudiantes, etc. Aprovechamos el tiempo para llegar hacia otros sectores y ganamos confianza”, resaltó insistiendo en la importancia del trabajo preparatorio.

“La lucha no empieza cuando uno llega, empieza antes. Porque la clase obrera tiene tradición”, dijo Godoy más adelante y recordó cuanto le sirvió la experiencia relatada por James Cannon, en “La historia del trotskismo norteamericano”, cuando en los años 30 se levantaba en Estados Unidos el sindicato de chóferes y emergían las comisiones de mujeres con esposas y hermanas de trabajadores al frente.

Luego Godoy contó algunos de los hitos más emocionantes de la lucha de Zanón. La toma de la fábrica cuando fueron despedidos, la puesta en producción, y sin duda los lazos de solidaridad que empezaban a tejerse con la comunidad en una lucha que ya se transformaba en un ejemplo.

“La experiencia con la comunidad mapuche fue muy enriquecedora porque sirvió para que muchos trabajadores ceramistas comprendieran que el capitalismo no solo explota sino también oprime, saquea a nuestros pueblos originarios. La experiencia con los internos de la cárcel fue muy emocionante, cuando nos avisaron que tres pabellones decidieron donar sus raciones de comida para los trabajadores que estábamos resistiendo. O cuando las Madres de Plaza de Mayo fueron a la fábrica a apoyarnos, ahí pudimos explicar a muchos compañeros que habían sido los ´70 y la dictadura militar”, contó.

“Por esos años éramos una izquierda marginal desde el punto de vista electoral pero poníamos a prueba nuestro programa en las luchas duras”, siguió Godoy y contó que, avanzada la lucha en Zanón, “empezamos a ver que podíamos ir más allá en el programa y pensar en un plan de obras públicas, pensar en construir escuelas, hospitales. El programa se transformó en una gran herramientas que ya no era solo de Zanón. Los trabajadores ya no peleaban solo para ellos”.

“Cuando se habla de crisis están preparando un golpe contra la clase trabajadora”, afirmó Raúl Godoy para meterse también en un debate de actualidad. “Lo importante de cada lucha es lo que queda organizado, así se van forjando las y los compañeros que después pueden hablarle a miles”, disparó como una de las conclusiones del proceso de lucha en Zanón.

“Nosotros no podemos esperar al 2019. Lo que no se luche hoy después se paga caro”, dijo. “Es necesario llegar con una gran agrupación, una gran familia obrera y revolucionaria que abrace un programa. Desde el PTS estamos llamando a la conformación de un gran Partido unificado de los trabajadores y la izquierda, yo los invito a hacer una experiencia en común entre trabajadores y estudiantes, porque necesitamos una organización, es una gran tarea y lo podemos hacer”, concluyó.

Luego se abrió un interesante intercambio de preguntas y respuestas desde el público para culminar una presentación que dejó a un auditorio muy entusiasmado en seguir el ejemplo de organización y lucha que recorrió la charla.







Temas relacionados

SUTE   /    José Montes   /    Raúl Godoy   /    Libros   /    Zanon   /    Mendoza   /    Cultura   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO