Política

SE TENIA QUE DECIR

Ragendorfer: “Hace años Berni le devolvió a la Policía Federal ciertos espacios de poder”

Ricardo Ragendorefer, periodista de investigación, fue entrevistado en el programa #SeTeníaQueDecir sobre los últimos escándalos de espionaje de la AFI, los hilos de continuidad dentro de los servicios de inteligencia, el área 50 o la inteligencia dentro del Servicio Penitenciario, la violencia policial, la Policía Bonaerense y el papel de Sergio Berni.

Lunes 15 de junio | Edición del día

Entrevista con RAGENDORFER | Servicios, POLICÍA y represión - YouTube

Ricardo Ragendorfer es un destacado periodista de investigación, una de las mejores plumas de lo que se conoce como periodismo “policial”. Hace años investiga la trama de enredos entre Poder Judicial, policía, servicios de inteligencia, políticos y medios.

De sus investigaciones salieron libros imprescindibles como La Bonaerense (escrito junto a Carlos Dutil), La secta del Gatillo, El otoño de los genocidas, Los doblados y su última publicación Patricia - De la lucha armada a la Seguridad. Co-guionó con Pablo Trapero el film El Bonaerense. Una crónica suya inspiró otro film, El túnel de los huesos (de Nacho Garasino). Hoy escribe en Tiempo Argentino, revista Zoom, es amigo y ha colaborado con varias notas en La Izquierda Diario.

A continuación, los aspectos más destacados de la entrevista a Ricardo Ragendorfer en el programa #SeTeníaQueDecir:

  • El hilo conductor entre Patricia Bulrich y la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) es el señor Alan Ruiz. Una persona que prestaba servicios como funcionario en La Pampa, a las ordenes de Juan Carlos Tierno, el ministro de seguridad del gobernador Verna. Terminó su gestión por un montón de acusaciones por abuso de autoridad.
  • El funcionario más directo de Alan Ruiz, director del área de inteligencia criminal, se llevó de ahí algunas máculas. Por ejemplo, la operación que le hacen al senador radical Martino, vinculado al Coti Nosiglia, que competía por la precandidatura a gobernador de la provincia con Mac Callister, ex estrella de Boca volcado a la política en el macrismo, razón por la cual le armaron una acusa por acoso sexual y, de hecho, echó por tierra su candidatura. Estamos hablando de hace 3 años.
  • Alan Ruiz fue importado desde La Pampa por Patricia Bulrich y tuvo algunos cargos en el Ministerio de Seguridad hasta que es seguida por ella a la AFI, a Silvia Majdalani, quien lo convierte en su jefe de Operaciones Especiales.
  • El nombramiento de Alan Ruiz demuestra que la influencia de Patricia Bullrich fue un hecho comprobado.
  • Otro elemento que prueba ese vínculo es su también estrecha relación con Marcelo D´Alessio, el espía polimorfo, orgánico de la AFI, inorgánico de algún servicio de inteligencia extranjero, que colaboró activamente en algunos operativos punitivos del ministerio de seguridad bajo la batuta de Bullrich.
  • Desde fines de siglo XIX en adelante todos los servicios de inteligencia del mundo fueron, son y serán algo así como la "cloaca" del Estado. La SIDE, así como la conocemos, surge en las postrimetrías de la segunda presidencia de Perón. Se convierte en un organismo peligroso en el año 1955, después del Golpe Militar.
  • Uno de los hitos al respecto es el papel de los servicios de inteligencia en la causa AMIA. Durante el régimen macrista se produce una nueva vuelta de tuerca puesto que nunca como antes es utilizado ese organismo para espiar opositores políticos sino también a integrantes del propio espacio macrista, y hasta familiares del presidente.
  • Todo eso por intereses políticos, intereses económicos. La persecución a empresarios da cuenta de ello. Se diferencia esta operatoria de todo lo que hubo anteriormente a partir de la aplicación de la “lawfare”, o triple alianza entre los servicios de inteligencia, cierto sector del poder judicial (me estoy refiriendo concretamente a la Justicia Federal) y los medios hegemónicos.
  • El área 50, el servicio de inteligencia del Servicio Penitenciario existe desde los tiempos de la dictadura. Eso se siguió manteniendo para llegar a prever fugas, motines, aunque desde luego no es muy democrático que haya un servicio de inteligencia en una estructura carcelaria, aunque es lógico dado el carácter represivo de estas instituciones aún en democracia.
  • Nunca antes hubo una relación operativa tan profunda, obscena, entre la AFI y la estructura de inteligencia del servicio penitenciario. Esto salta a la luz a principio de año pasado, cuando luego de estallar el escándalo del caso D´Alessio que puso al descubierto una red de espionaje y extorsión, articulada por los servicios de inteligencia, por el poder judicial y los medios.
  • Cuando salta eso a la luz se intenta contrarrestar ese escándalo con una denuncia que presentan las diputadas Oliveto y Suvic, a raíz de escuchas telefónicas supuestamente llegadas a manos de Elisa Carrió en un sobre anónimo.
  • Lejos de escuchas ilegales que hablan de una conspiración urdida por los presos kirchneristas desde el penal de Ezeiza, lo que hizo esa maniobra fue poner al descubierto que los presos eran espiados. Y para colmo ahora surge otra escucha telefónica de 2018 en la cual Alan Ruiz habla de que se iban a “alambrar” (llenar de micrófonos y cámaras) los pabellones A y B del módulo 6 de la cárcel de Ezeiza donde se habían juntado todos estos presos políticos.
  • Esa grabación demuestra que no solamente la AFI espiaba opositores, no solamente espiaba a dirigentes y funcionarios del propio régimen macrista, sino que también los tipos se espiaban entre ellos, porque esa confidencia que pronuncia el Jefe de Operaciones de la AFI Alan Ruiz fue grabada a hurtadillas por sus propios hombres.
  • La cantidad de casos de gatillo fácil se triplicó con el macrismo, de 120 como venía sucediendo de 1984 en adelante pasó a 370.
  • Las fuerzas policiales se autofinancian y en consecuencia se autogobiernan. En ese sentido, más allá de las órdenes o el incumplimiento de las órdenes que se dan entre las actuales autoridades nacionales y provinciales, con respecto a sus fuerzas policiales, existe este problema.
  • En el 2010, después de la represión que hubo en Villa Soldati, el gobierno de entonces decide hacer una cirugía mayor en la Policía Federal ya que en el tema del Indoamericano había un plan desestabilizador detrás de él, razón por la cual el gobierno nacional se apura a hacer una cirugía mayor detrás de Nilda Garré. La correlación de fuerzas no les fue muy favorable razón por la cual tienen que poner a Berni, que de algún modo atenúa esa situación devolviéndole a la Policía Federal ciertos espacios de poder que le habían sacado.
  • En este momento la policía bonaerense le está dando un tiempito de gracia a Berni. Ya de por sí aunque pareciera que su talante cuartelero es adecuado para dirigir la Policía Bonaerense yo diría todo lo contrario. Porque la corporación policial no tiene una gran simpatía ni les causa beneplácito tener a un militar como Jefe. Cosa que es una animadversión que viene de la época de la dictadura cuando la Policía Bonaerense participaba esforzadamente pero las fuerzas militares no los habilitaban con los botines de guerra (los televisores que se afanaban en las casas de desaparecidos).
  • Hay que tener en cuenta que todo nuevo gobernador lo primero que debe hacer al poner un pie en el palacio de gobierno provincial es una negociación con la policía bonaerense. Es lo que tal vez no hizo o hizo mal la gobernadora anterior.
  • Esa negociación implicaría tranquilidad a cambio de vista gorda con sus negocios, eso no ha cambiado, ese es siempre el pacto. Habría que ver en qué términos se planteó eso con la asunción de Kicillof, eso no lo sabemos, pero sí sabemos lo que pasó con María Eugenia Vidal, que aceptó todo con las cúpulas pero no vislumbró que había determinados sectores que habían cifrado sus expectativas de poder en el cambio de gobierno y al ver que esa estructura permanecía intacta, o sea con Maskin a la cabeza. Quedó toda la mafia de Maskin.
  • En este momento no tengo elementos como para hablar sobre los términos en los cuales la corporación que anida en la Policía Bonaerense se acomoda con el nuevo gobierno, pero estamos hablando de que toda autoridad política de la provincia de Buenos Aires tiene que lidiar con esta corporación.
  • Es un Estado dentro del Estado, y esa negociación define su política de seguridad.






Temas relacionados

Espionaje ilegal   /    Silvia Majdalani   /    Carlos Verna   /    Agencia Federal de Inteligencia (AFI)   /    Patricia Bullrich   /    Policía Bonaerense   /    Policía Federal   /    Axel Kicillof    /    Espionaje   /    Policía   /    Sergio Berni   /    Berni   /    Libertades Democráticas   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO