Sociedad

CIUDAD DE BUENOS AIRES

Quieren recortar las becas de los comedores escolares

Esto es un ataque directo a las familias más carenciadas de la Ciudad de Buenos Aires. Para solicitar las becas alimenticias el trámite será sólo online.

Martes 14 de noviembre | 13:34

Las familias de las escuelas públicas de la CABA, se encuentran vulneradas por la metodología de la inscripción on line a primer grado de primaria y primer año de secundaria, implementada hace años por el gobierno del PRO. Un claro ejemplo de esta vulneración queda evidenciado en el relato de varias mamás y papás cuando cuentan en las escuelas que los locutorios de los barrios cobran 100 pesos por niño para realizar estos trámites. Como no todas las familias tienen acceso a internet ni tampoco poseen los saberes necesarios en el uso de las tecnologías para poder realizar la solicitud de beca on line (como ser estrategias para bajar las declaraciones juradas o adjuntar los archivos con la documentación requerida), las que pueden costearlo recurren a esta opción. Estos trámites realizados en estos locales muchas veces quedan incompletos porque los negociantes no se encargan de subir dicha documentación ya que es uno de los pasos que lleva más trabajo. Pese a este sistema, que es presentado por el gobierno como una manera de agilizar el tramiterio, todos los años quedan miles de pibes sin vacante porque no se invierte en la construcción de edificios escolares suficientes.

Con el alimento de nuestros estudiantes, no

Este año, mediante una notificación llegada hace unos días a las escuelas, se pide para el ciclo lectivo 2018 que las becas, que hasta ahora se tramitaban en los establecimientos presentando un formulario, se hagan por un portal digital del gobierno de la Ciudad. Cientos de familias están tratando de realizar los pasos solicitados online y encuentran en la web una sola respuesta: error.

Como ya se señaló, cada vez son menos los que consiguen vacante en la escuela pública y los que lo logran, ahora tendrán que estar en vilo para ver si se les otorga un mínimo almuerzo que es cada vez de menor calidad y cantidad.

Con la experiencia acumulada con la inscripción online, conocemos de primera mano las dificultades de los sectores más vulnerables para ingresar y hacer trámites digitales. Los docentes año a año tenemos que tolerar discursos estigmatizantes provenientes del poder que nos tilda de vagos e improvisados pero somos quienes, transformándonos en administrativos improvisados para ayudar a las familias, salimos a cubrir los agujeros de inequidad que generan estas políticas gubernamentales que hablan de una educación para el SXXI pero no cuestionan los niveles de marginalidad y miseria que el sistema económico y social impone a gran parte de los pibes de las escuelas públicas que encuentran, en la beca diaria, el único plato de comida que consumen en el día.

Este cambio, en los hechos, es un recorte presupuestario destinado a la comida de nuestros pibes ya que muchos chicos van a quedar sin poder realizar el engorroso trámite y van a perder la beca.

Esto, sumado a que quieren que la comida no sea elaborada en las escuelas, sino que sea comida enlatada traída desde afuera, significa un paso más en el ajuste sobre la escuela pública y en la precarización de la vida de los hijos e hijas de los trabajadores.

¿Cómo dar una solución de fondo?

Desde la Corriente Nacional 9 de Abril - Lista Marrón, sostenemos que el Estado debe ser el garante de una beca alimenticia universal. Para mejorar la calidad nutricional de la comida es necesario terminar con su tercerización y que su producción esté bajo control de las y los trabajadores de la educación (docentes y personal de cocina) junto a la comunidad educativa de conjunto. Además, no se debería requerir trámite alguno salvo en el caso de aquellas familias que quisieran renunciar a la beca.








Temas relacionados

Comedores escolares   /    Horacio Rodriguez Larreta   /    CABA   /    Educación   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO