La Caja Roja

EDITORIAL GRÁFICO

Quién se tragó el sapó

Sábado 24 de octubre de 2015 | 00:02

  • Quién se tragó el sapo
    // Ilustración de Sergio Cena

1 / 1

 

En la última escena de Magnolia, la famosa película de Paul Thomas Anderson: Es un día nublado, en la caótica ciudad, llueven batracios, llueven ranas, todo es absurdo, el sapo, los sapos, la lluvia que es un ocaso, las ranas planeando, estrellándose en el indiferente suelo. Una rana transcurre la mitad de su vida en el agua, se multiplica en el cielo y cae sobre el asfalto, genera choques múltiples, y parece un sueño. Horacio González desgarrado por votar a Scioli, un progresista descontento, surreal su descontento, nacional y popularmente surreal. Cuántas historias se cruzarán en tantas coincidencias. Los intelectuales abren sus bocas del asombro y la rana se precipita, cae estrepitosamente, se desparrama, en cámara lenta, velozmente y va directo hacia el revisionismo de las fauces kirchernistas. Un atragantamiento, la lluvia no cesa, es domingo y el sapo, desarrollista, de arriba hacia abajo, sapo que quiera producir producirá y no alcanzan las palabras porque hay una rana atravesada. El domingo llega a su fin, contentos, mal o bien, quien quiera estar bien lo estará, y el anfibio se multiplica por 1000, revienta las urnas, las gargantas progresistas se bloquean, serán los nervios, El croar de un relato, un sonido seco, molesto, desgarrador, cae del cielo y ahora los desencantados corren, se espantan buscan un refugio, un nuevo techo conservador y seguro. Hay montañas de ranas, de sapos tragados, deglutidos, devueltos, justificados. Que injusticia tener que esperar para ver ese espectáculo, cuando ya no haya espacio ni para mirar atrás, las ranas llenando la vida, sin tiempo, sin reflexión, quién pensó esta tragedia preguntará el director, yo aquí viendo caer las ranas simulando lo absurdo de la vida y un poco más al sur alguien abriendo la boca y comiéndose un sapo desgarrador.

Texto: Chiqui
Ilustración: Sergio Cena






Temas relacionados

Elecciones 2015   /    La Caja Roja   /    Elecciones   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO