CAMPAÑA ANTIIMPERIALISTA

¿Quién pagó la visita de Trump a México?

La visita de Donald Trump a México el pasado 31 de agosto dejó tras de sí una serie de consecuencias para el gobierno mexicano. Desde el incremento del descrédito de Enrique Peña Nieto hasta bruscos movimientos en su gabinete, con la salida de Luis Videgaray. En esta ocasión es el candidato republicano quien está en la mira.

Nancy Cázares

@NancyCornejoCaz

Viernes 30 de septiembre | 19:35

La revista estadounidense Time hizo públicos algunos datos sobre la visita de Donald Trump, candidato republicano para ocupar la presidencia de Estados Unidos, a México, el pasado 31 de agosto.

Leer: Encuentro Peña - Trump: subordinación gubernamental y crisis en el gabinete

En ésta, la publicación destaca el costo del transporte que condujo al magnate del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México a la residencia oficial de los Pinos, un helicóptero de la Fuerza Aérea Mexicana. El interés en señalar este aspecto del viaje, radica en que los documentos presentados por el equipo de campaña de Trump no incluyen el reembolso al gobierno de México por el uso del helicóptero ni por ningún otro concepto relacionado con la visita. Según informó la revista, la Oficina de Presidencia mexicana rechazó dar información.

Leer: Videgaray paga costosa visita de Trump a México y deja gabinete

Trump, célebre por sus políticas xenófobas y racistas en contra de los migrantes, podría enfrentar una investigación por parte de la Comisión Federal de Elecciones de Estados Unidos, pues según su regulación sobre financiamiento, la ley prohíbe a cualquier extranjero contribuir o destinar recursos para cualquier proceso de elección local o federal en Estados Unidos.

El equipo de Trump ha salido a declarar que los gastos se incluirán en la partida de septiembre. Esta información sale a la luz apenas unos días después de la deslucida actuación de Trump en el debate contra Hillary Clinton.

Leer: El debate Clinton-Trump y la decadencia del imperialismo
norteamericano

La impunidad no tiene bandera y de ser confirmado que no pagó sus gastos de viaje, Trump tendría que pagar tan sólo 5 mil dólares de multa. Hace un par de días la revista Forbes informó que la fortuna personal del candidato republicado asciende a 3 mil 700 millones de dólares. Una verdadera burla.

Las reacciones en México, negativas desde que se anunciara el viaje de Trump, cuestionaron en su momento de dónde saldría el dinero para costear la visita del repudiado magnate a nuestro país. Algunos partidos del régimen salieron a declarar públicamente su inconformidad con esta visita, intentando sacar provecho del descrédito de la administración peñanietista, e inclusive solicitaron un informe sobre los gastos de la visita. No han recibido respuesta.

El cuestionamiento sobre quién pagó el viaje de Trump es casi tan sensible como el de qué gobierno pagaría el muro. Al final ambos ponen el dedo en la llaga: el uso de recursos arrebatados a los millones de trabajadores para sostener a la “casta” política y sus lujos, así como la subordinación del gobierno mexicano a los candidatos a la presidencia del gigante del norte, expresada en el “quede quien quede”, no conoce límites. Su silencio ante la solicitud de información sólo deja en evidencia su servilismo.

Este episodio es tan sólo uno más de los que rodean la avanzada imperialista en nuestro país. Mientras tanto, el proyecto de presupuesto para 2017 sigue previendo un año oscuro para la clase trabajadora, que no sólo tendrá que enfrentar el pleno de la aplicación de las reformas estructurales, sino que cargará también con los recortes. A ambos lados de la frontera, ningún candidato venido de las entrañas del régimen será una alternativa para las mujeres, los trabajadores y la juventud.

Leer: ¡Ni “Killary” ni Trump! Organicemos el descontento contra la injerencia yanqui




Temas relacionados

Donald Trump   /   Enrique Peña Nieto

Comentarios

DEJAR COMENTARIO