Juventud

UNIVERSIDAD NACIONAL DE TUCUMÁN

Quién es la nueva conducción del CUEFyL

El 7 y 8 de noviembre se realizó la elección del Centro en la Facultad de Filosofía y Letras. Luego de siete años de conducción, la agrupación de corte peronista Nueva Línea perdió el centro e ingresó la nueva agrupación kirchnerista ligada a la gestión de la decana Mercedes Leal.

Sábado 11 de noviembre | Edición del día

La Bolívar junto a Pablo y Gabriel Yedlin, ministros provinciales.

La Bolívar, ha logrado conseguir la conducción luego de presentarse en dos ocasiones previas. Durante los 12 años de gobierno kirchnerista en las Facultades de la UNT brillaron por su ausencia fuerzas políticas referenciadas en el modelo “nacional y popular”. ¿A qué se debe este arribo tardío de la “maravillosa juventud”? En primer lugar contaron con el apoyo político claro y directo de la gestión de la facultad y el respaldo en recursos que obtienen de ésta. Este apoyo fue cristalizado en Mayo pasado cuando la decana salió a festejar en declaraciones a La Gaceta “la buena elección de La Bolívar” para Consejo Directivo.

Se trata de una agrupación sobre la que pesan numerosas denuncias: la mayoría de sus integrantes fueron beneficiados con pasantías pagas y contrataciones (con sueldos de hasta 14 mil pesos) en programas del Ministerio de Desarrollo a Social a cargo de Gabriel Yedlin, hermano de Pablo Yedlin candidato a diputado por el Frente Justicialista a quien apoyaron públicamente los militantes de La Bolívar. También fueron beneficiados con la adquisición de 8 computadoras que fueron utilizadas electoralmente por la agrupación para instalar un “ciber” en un espacio que la gestión “les cedió”. Mientras hay deserción en masa ellos se juegan a ser un sector con privilegios, que la única respuesta que pudo dar a la denuncia de las pasantías es que “ingresaron por mérito propio”.

Es decir, La Bolívar optó por copiarse las mismas prácticas que en su momento le permitieron ascender a la Nueva Línea: arreglos con las autoridades Universitarias y funcionarios provinciales, dependencia económica y de cargos en la UNT, privilegios para su agrupación.

Tanto la Bolívar como la Nueva Línea, son aparatos que funcionan al servicio de camarillas universitarias y a nivel provincial con Yedlin y Manzur. Ambas agrupaciones han participado de la interna peronista y llamaron a votar a Jaldo en Octubre pasado.

Además la Bolívar forma parte a nivel nacional del MPE (Movimiento de Participación Estudiantil) y coordina con la juventud Sindical de FATUN, reconocida burocracia sindical por su intervención con patotas en conflictos universitarios. El MPE ya cuenta desde el año pasado con la conducción del centro de estudiantes de Bioquímica de la UNT.

Un centro de estudiantes “a lo Franja Morada”

La idea que los Centros de Estudiantes deben dedicarse a gestionar recursos, fotocopias, becas, etc. no es nueva. Es una herencia la última dictadura militar que barrió con la tradición de autorganización y combatividad de un movimiento estudiantil que había forjado una alianza histórica con los trabajadores. Para romper esa tradición, desde los 80 en adelante la Franja Morada ha instalado como sentido común de vaciar de contenido político, de debate de ideas, de compromiso con lo que sucede por fuera de las cuatros paredes de cada facultad.

La Bolívar no ha modificado en su práctica ni un ápice el modelo de ese modelo de centro junto a las demás listas, ha sostenido una campaña despolitizada y vacía de contenido. Salvo quienes se identificaron con el Frente de Izquierda, el resto ha negado sus referencias (y pertenencia) políticas a nivel nacional y provincial.

El avance clientelar que permitió que hoy gane La Bolívar, se acompañó de una creciente desmovilización en los últimos años, vaciamiento de las asambleas para garantizar la pasividad, el corporativismo y una salida individual.

Además contaron con el apoyo explícito de cátedras de TS y Cs. de la Educación donde los profesores “marcan” a los estudiantes de otras agrupaciones, impidiendo que se expresen en las aulas las corrientes de izquierda y evitando el pensamiento crítico, y señalando a los estudiantes que cuestionaban a la actual conducción, fomentando la adaptación como virtud “la obediencia”.

Durán Barba llegó a Filo

La influencia duranbarbista en las principales fuerzas de la facultad han tenido una clara expresión en esta campaña y en el giro a la anti-política de La Bolívar. Ellos expresan que han escondido sus banderas ideológicas en la campaña como una “estrategia”.

Amoldándose al mejor estilo “cambiemos”, de hacer campaña con la “anti-política”, la no confrontación y lejos de los debates políticos. Adaptándose al clima reaccionario que intenta instalar el gobierno de Cambiemos contra la organización, la militancia y la protesta.

Santiago Maldonado, “pianta votos” para La Bolívar y el MPE

El otro gran ausente en la campaña electoral de La Bolivar fue Santiago Maldonado. A pesar de conducir el centro de estudiantes de Bioquímica, el MPE no ha participado en las movilizaciones y se han negado a pronunciarse. En el marco de una ofensiva brutal de los medios de comunicación por tratar de instalar el relato de Cambiemos para encubrir a Gendarmería, una agrupación que se autoproclama defensora de los DDHH ha optado por huir de esta batalla central por una de las principales libertades democráticas, el derecho a la protesta. Además en Filosofía y Letras forman parte la misma gestión que desautorizó la jornada por Santiago Maldonado en la facultad este 1 de Noviembre realizada por La Izquierda al Frente.

Con declaraciones no basta. La nueva conducción del CUEFyL tiene que convocar frente a las reforma laboral y la reforma antieducativa que se vienen, y. La primer batalla está planteada este 1 de Diciembre, a 4 meses de la desaparición forzada de Santiago Maldonado miles vamos a estar nuevamente en las calles para exigir justicia.

Con la fuerza de los estudiantes

Aquellos que vemos la necesidad de enfrentar el ajuste, de no ser indiferentes y acompañar a los trabajadores en sus luchas, de tirar abajo los planes del Gobierno y los empresarios, tenemos el desafío de multiplicar nuestra organización y llenar de participación los centros de estudiantes para ponerlos al servicio de los trabajadores, el pueblo pobre y sus luchas.

Desde Filo a la Izquierda- PTS somos parte del Frente de Izquierda, que se ha consolidado como una gran fuerza política de los trabajadores, las mujeres y la juventud. Vamos a seguir apostando a construir una fuerza estudiantil para defender la educación pública y que junto a los trabajadores se ponga a la cabeza de enfrentar los ataques que se vienen y que el movimiento estudiantil sea la pluma que incline la balanza para ganar esta pulseada.








Temas relacionados

Mercedes Leal   /    Universidad Nacional de Tucumán   /    Tucumán   /    Universidad   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO