Mundo Obrero Chile

OPINIÓN

Que ventajas nos traería la gestión del Correo por las trabajadoras y trabajadores

El puesto de jefe en el mundo obrero ha significado por mucho un cargo de poder y autoridad encargada de la administración de la empresa, pero al mismo tiempo una presión constante de exigencia para los trabajadores ¿cómo sería si los trabajadores gestionáramos nuestros propios lugares de trabajo? ¿de qué manera nos afecta la figura del jefe?

Martes 13 de febrero | 11:30

Está comprobado históricamente que los trabajadores pueden no sólo organizarse y luchar por demandas sindicales, si no que también controlar la producción de una empresa y ser dirección dentro de esta misma, como en los cordones industriales en los 70´s o el ejemplo actual de la fábrica Zanón, ubicada en Neuquén, Argentina, o en la Revolucion Rusa donde los soviets, organismos obreros, fueron el puente y la herramienta politica para la toma del poder.

Llevando esto a Correos, las gestiones se agilizarían de manera considerable al hacer trabajo en conjunto con operadores postales y carteros, además de tener sueldos dignos y las condiciones laborales no solo las necesarias si no que las mejores.Esto debido a que al no existir las innumerables gerencias y por ende el despilfarro irresponsable en sueldos millonarios para estos gerentes, todos esos recursos podrian enfocarse en mejores sueldos y condiciones para los trabajadores o invertir en la mejora de nuestra productividad como empresa.

Esto lo vemos a diario en nuestras salas en el periodo estival o cuando los jefes se ausentan; el trabajo se realiza de todas formas y con la misma calidad. Entonces cuestionamos la necesidad de jefes no tan solo en cada uno de los centros de distribución como en plantas, si no que también en los sindicatos, donde visiblemente nuestros intereses son completamente opuestos. Esto abriría el paso a poder no solo ver correos si no también levantar las banderas de las luchas sociales como lo son las pensiones y los derechos de la mujer trabajadora.

Teniendo presente el escenario de un gobierno de derecha donde Piñera ya escogiendo su gabinete deja en claro que se está preparando para una ofensiva patronal en contra de los trabajadores, la cual ya se está llevando a cabo con despidos a dirigentes sindicales en el Ferrocarril de Antofagasta o en la fábrica de explosivos en Orica.

Debemos cuestionar el rol de las jefaturas en cada empresa, sea estatal o privada, ya que están al servicio de las ganancias de unos pocos y la continuidad de nuestra precarización como trabajadores.






Temas relacionados

Mundo Obrero Chile   /   Correos de Chile   /   Opinión

Comentarios

DEJAR COMENTARIO