Géneros y Sexualidades

10 DE MAYO

¿Qué se oculta tras la celebración del día de la madre?

En México, desde 1922 cada 10 de mayo se festeja a todas las mujeres que trajeron hijos al mundo. Con el propósito de consentir a todas las madres, tiendas departamentales, estéticas, restaurantes y demás servicios, se preparan con grandes descuentos y vemos por todas partes anuncios con felicitaciones. Pero el resto del año la realidad de la mayoría de las festejadas es diferente.

Miércoles 10 de mayo de 2017

La vida del miles de madres comienza desde muy temprano, pues debe dejar todo listo para que ella y sus hijos tengan lo necesario para aguantar el día en el trabajo y escuela. Seguido tienen que enfrentarse a la aventura que trae consigo el transporte público, ir amontonada e inclusive ser acosada, durante un promedio de 4 horas diarias.

Después de 8 o 12 horas de trabajo, regresan a casa donde el trabajo aún no ha terminado pues hay que revisar tareas escolares, hacer la comida para el día siguiente y encargase de que tanto su ropa como la de sus hijos este limpia.

Pero las dobles jornadas no son lo único que deben enfrentar las mujeres al ser madres, el 31.5% de las mujeres que trabajan fuera de casa y tiene hijos, cuentan con un empleo informal, lo cual significa que no tienen ninguna prestación como seguro médico o vacaciones.

Según cifras oficiales del INEGI, las mujeres trabajadoras y con hijos, laboran más horas que aquellas que no tienen, contando con un salario menor. La discriminación en el campo laboral hacia las madres también se expresa incluso antes de serlo, pues al estar embarazadas son despedidas o ni siquiera se les contrata.

Irónicamente mientras el gobierno, la iglesia e instituciones se encargan de exaltar y reafirmar a la mujer como madre, no se le garantiza las necesidades básicas para que tener un embarazo y parto saludable, pues tan solo en el 2015, 303 mil mujeres en el mundo murieron a causas de enfermedades y problemas en el parto, las cuales muchas veces pudieron prevenirse o atenderse.

Tampoco en los centros de trabajo nos garantizan guarderías; no contamos con permisos para poder atender urgencias como enfermedades o incluso el poder ir a las juntas escolares. Ser madre para los patrones significa menor productividad, por lo que son miles las mujeres que por ejercer su derecho a la maternidad pierden sus trabajos o la oportunidad de mejores empleos.

Por eso, debemos exigir en todas las fábricas y centros de trabajo, jardines maternales gratuitos a cargo del Estado, durante las 24 horas. Plenos derechos para las mujeres trabajadoras embarazadas y madres. Así como una educación sexual para decidir, anticonceptivos gratuitos para no abortar y aborto legal, seguro y gratuito para no morir. Exigiendo la separación total y efectiva de la Iglesia del Estado para que las mujeres realmente seamos libres de poder decidir la maternidad.






Temas relacionados

violencia contra las mujeres   /   maternidad   /   Día de la Madre   /   Mujeres   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO