Juventud

Universidad y Coronavirus

¿Que rol puede jugar la UNLu para combatir esta pandemia?

Las puertas de la universidad están cerradas hasta el 28 de marzo. Contando con laboratorios, institutos de desarrollo e investigación y carreras tales como trabajo social o enfermería los recursos de la UNLu deben estar puestos al servicio del pueblo trabajador.

Jueves 26 de marzo | Edición del día

1 / 1

La Pandemia del Coronavirus se expande en 178 países abarcando todos los continentes, llegando a más de 15000 muertes y 340000 casos de infectados (con 96000 recuperados), ocasionando una verdadera crisis mundial sanitaria y economíca, colapsando los sistemas de salud y generando pánico social. Una situación que va a querer ser nuevamente lanzada sobre las espaldas de la clase trabajadora por los ricos, empresarios, poderosos y los principales estados capitalistas de todo el mundo.

El Estado argentino viene tomando medidas, tratando de anticiparse a la mayor propagación del virus para “aplanar la curva”.

Entre estas la cuarentena obligatoria, reforzada por un gran aparato represivo que ya lleva alrededor de 4900 detenidos en el país, con sectores políticos y mediáticos pidiendo el estado de sitio.Esta medida punitivista adoptada por el Estado encuentra sus justificaciones y legitimadores por doquier, pero no pone en debate su insuficiencia si no va a acompañada de otras medidas. La cuarentena obligatoria con estas características, como medida principal, quiere frenar de alguna manera una propagación que hoy parece irreversible, para que no quede a todas luces el estado del sistema sanitario argentino, y ponga de manifiesto el desastre al que lo llevaron las políticas en materia de salud y el desfinanciamiento de los gobiernos en las últimas décadas. Una combinación de varios factores pero que articulados por la ganancia y el lucro capitalista hoy ponen en riesgo de muerte a millones de personas.

Entre los científicos, investigadores, especialistas y hasta la OMS se debate cuáles son las mejores herramientas para enfrentar la propagación, el contagio y las muertes que ocasiona el COVID 19. Muchos recomiendan que las cuarentenas o aislamientos totales no son la salida más eficiente para evitar la propagación, decantando la situación en medidas cada vez más punitivas y autoritarias por parte de los gobiernos. Por el contrario, estos sectores destacan ejemplos como el de Alemania con un 0,18% de mortandad o Corea del Sur que con políticas de testeos masivos y cuarentenas selectivas lograron contener el avance del virus. En lo que va de marzo, se destinaron 5.000 millones de dólares para el pago de la deuda pública, una cifra enormemente superior a todo lo que se está destinando para esta crisis.

El pago de la deuda pública no puede seguir siendo un eje prioritario de la política del Gobierno. Es necesario dejar de pagar esa deuda ilegal, ilegitima y fraudulenta, así como afectar las ganancias de todos los que lucran con los negocios de la salud y invertir en salud pública.

Por eso necesitamos #TestMasivosYa, como medida indispensable para poder localizar los focos de infección permitiendo detectectar un numero certero de casos positivos y asi combatir seriamente la. pandemia.


Los recursos de la universidad y nuestro conocimiento debe estar al servicio del pueblo trabajador

Sabemos que en la UNLu contamos con recursos tales como laboratorios con un centro de investigación, un instituto de ecología y desarrollo sustentable y hasta un programa llamado CATEC que “funciona como nexo entre la oferta cientifico-tecnologica de la Universidad y demandadas del medio social, al tiempo que se propone crear y profundizar una ágil interacción entre ambas” por esto mismo creemos que contamos con la capacidad necesaria para ponerla a disposición de las necesidades de la comunidad ,por ej. en los laboratorios poniendo a producir alcohol en gel o jabon líquido desinfectante. Tambíen con investigadores del Conicet, que pueden utilizar su conocimiento en conjunto con lxs estudiantes de carreras tales como Trabajo social o Enfermeria pudiendo hacer la experiencia de un trabajo interdisciplinario en la organización y la gestión de los recursos, tomando todas las medidas de seguridad e higiene que recorra los barrios y periferias de la ciudad, haciendo relevamientos de datos y campañas de prevención, para saber en que condiciones se encuetran las familias y saber que inversiones se necesitan por parte del gobierno para garantizar las medidas necesarias para combatir la pandemia, controlando que todos los insumos lleguen a destino y coordinando con los puestos de salud de la zona donde falte personal.

Las distintas universidades del país, y la provincia están planteándose este problema, si tenemos el conocimiento, las herramientas es ahora el momento de ponerlas al servicio de nuestra clase y el pueblo, no podemos seguir esperando. Ya hay ejemplos como UNSAM o la UNLAM, que están los estudiantes exigiendo sus polos tecnológicos para que todas las herramientas puedan ser utilizadas para el servicio de las necesidades en esta crisis.

Exigimos que el estado provea los recursos necesarios y que todo lo producido se pueda repartir para las miles de familias de la zona que no pueden acceder a estos elementos tanto por una cuestión económica como por la escasez de las mismas. Llamamos a toda la comunidad estudiantil a organizarse y formar parte de un comité de emergencia y solidaridad, en el cual llevemos adelante una campaña de solidaridad con los sectores mas afectados productos de la crisis sanitaria, y debatamos qué rol puede jugar nuestra universidad , abriendo sus puertas, capacitando voluntarixs y poniendo todos los recursos al servicio de un plan integral contra la pandemia del COVID-19.







Temas relacionados

Coronavirus   /    UNLu   /    Zona Norte del Gran Buenos Aires   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO