Política México

ELECCIONES MÉXICO 2018

¿Qué puede esperar la diversidad sexual ante el panorama electoral?

El próximo 1 de julio son las elecciones presidenciales donde cada partido intenta capitalizar los votos rosas.

Diego Juárez

@diego_enp2

Jueves 7 de junio | 22:01

Se acercan las elecciones en México, y todos los partidos intentan capitalizar el voto rosa o intentan hacer campaña en contra de la diversidad, para obtener votos de lo mas reaccionario ligados a la Iglesia y a organizaciones de derecha como el Frente Nacional de la Familia.

En este contexto de las elecciones, a pesar de las conquistas obtenidas, los crímenes de odio, la discriminación en las escuelas, en la casa, en el trabajo que se ve reflejado en despidos o la no contratación, y en las calles, siguen en aumento, aunque los distintos gobiernos dicen que han disminuido.

En el caso de los crímenes de odio, junto con el acoso policiaco viene en aumento en las entidades donde se vive la guerra contra el narco. Uno de esos estados es Veracruz, donde también es peligroso ser periodista, y han aumentado por surgimiento de fenómenos a derecha como el Frente Nacional por la Familia, que han impulsado movilizaciones contra los derechos de las mujeres y la diversidad.

Elecciones y voto rosa

Diferentes candidatos no se han pronunciado en contra abiertamente o dan promesas de apoyar los derechos de la diversidad solo para obtener votos aun que vaya en contra su plataforma, pero ¿qué puede esperar la diversidad de los partidos y sus candidatos?

El tema de nuestros derechos ha brillado por su ausencia en la mayoría de los debates o espacios de campaña y cuando se mencionan no responden las demandas más sentidas de la diversidad, que hemos peleado por años en las calles y diferentes trincheras.

Por ejemplo la coalición Por México al Frente -integrada por el PRD, Movimiento Ciudadano y PAN- aunque Anaya en la Universidad Iberoamericana mencionó que apoya y respeta los derechos de la diversidad, solo para salir del paso. Es bien sabido que el PAN, tradicional aliado de la jerarquía eclesiática, nunca ha apoyado los derechos de las mujeres y la diversidad, y ha sido el parido que inició la guerra contra el narcotráfico y la militarización, medidas que redundaron en un aumento de los feminicidios y crímenes de odio.

Por otro lado, está el frente donde participa Nueva Alianza, el Partido Verde y el PRI. A pesar de que Peña Nieto, miembro de este último partido, intentó llevar ante el Congreso la iniciativa de ley para aprobar el matrimonio igualitario. Pero lo hizo para lavarse la cara y posar como "democrático" ante el cuestionamiento y deslegitimación, tras la crisis de Ayotzinapa y la imposición de las reformas estructurales.

Además, su candidato para gobernador en la CDMX, Mikel Arriola, no sólo se opone en el discurso a los derechos de las.mujeres y la diversidad, sino que también ha participado de las movilizaciones “pro vida” y Meade, dijo que respeta porque lo obliga la Constitución.

En el caso del Morena, liderado por López Obrador, a pesar de no pronunciarse abiertamente en contra, lo cierto es que hizo una alianza electoral con el Partido Encuentro Social, que agrupa a la derecha cristiana, impulsor del reaccionario Frente en Defensa de la Familia, enemigo del matrimonio igualitario y antiabortista declarado.

Aunque tiene una secretaria de la diversidad y una plataforma, el derecho a decidir no se encuentra entre sus consignas. Más aun, no podemos olvidar el caso de Candelaria Pérez Jiménez, coordinadora de la bancada de diputados en Tabasco, en 2016 afirmó "Me gustaría que gays no existiera", haciendo gala de su homofobia.

Y recordemos también que cuando Andrés Manuel López Obrador fue Jefe de Gobierno del Distrito Federal, hoy Ciudad de México, congeló iniciativas de ley para el matrimonio igualitario, la adopción y el derecho al aborto, ya que los quería poner a consulta.

Por su parte, el expriista Jaime Rodríguez Calderón, el Bronco, dijo estar a favor del matrimonio pero en contra de la adopción por parte de parejas del mismo sexo.

Al final no podemos esperar nada de ellos. Nuestros derechos no pasan por las elecciones, o por los partidos que son representantes de los empresarios o buscan aliarse a los poderosos. No ven por nuestros intereses, sino por los suyos y los de los empresarios.

Desde el Movimiento de los Trabajadores Socialistas impulsamos una candidatura anticapitalista, en el Distrito 32 de Coyoacán con dos trabajadoras al frente Sulem Estrada, maestra de secundaria y Miriam Hernández, trabajadora de la UNAM, que levanta las banderas de la diversidad.

La Plataforma Anticapitalistas al Congreso de la Ciudad de México, que representan estas dos trabajadoras, cuestiona a este sistema que cercena nuestras vidas y que nos deja en malas condiciones. Denuncia los crímenes de odio, y propone el cupo laboral trans, mejorar el sistema de salud para la diversidad, una educación no sexista, ni heteronormada, y una real separación de la Iglesia del Estado.

Pero también sabemos que la pelea por conquistar nuestros derechos no pasa solo por las elecciones, sino por la organización y la unidad con todas las luchas, como con el magisterio combativo, que pelea por sus derechos laborales pero también en defensa de la educación pública y gratuita.

Es necesario recuperar el hilo combativo de la marcha, y la independencia de nuestra lucha respecto de los partidos al servicio de los empresarios. Tenemos una oportunidad para avanzar en este camino en las movilizaciones que se dan en el marco del mes del orgullo, donde a lo largo del país se realizarán varias movilizaciones, como en Guadalajara y la CDMX.






Temas relacionados

Política México   /   Elecciones 2018 en México   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO