Juventud

UNCUYO

Qué precio tiene la universidad gratuita

Con carreras aranceladas y sin boleto educativo. Con altos precios en el comedor y las fotocopias. La gratuidad de la educación se pone en cuestión.

Jueves 18 de agosto de 2016 | 12:58

En medio de un clima sacudido por los fuertes aumentos de los servicios públicos, el gobierno provincial autorizó un aumento del 90% en el valor de la Red Bus para el transporte público de pasajeros. A esto se suma otro cambio, para nada menor: la modificación del tiempo establecido para el “trasbordo”. Anteriormente contaba con un margen de 90 minutos, ahora se reducirá a tan solo 45 minutos. Esto es un claro retroceso, teniendo en cuenta que 45 minutos dura tan solo un viaje, por ejemplo, desde Guaymallén a Capital.

Estos anuncios hacen públicos justamente cuando la senadora por el PTS en el FIT, Noelia Barbeito, realizó un pedido de informe para conocer el costo real que implicaría la aplicación del Boleto Educativo Gratuito para la Empresa Provincial de Transporte de Mendoza (EPTM) y empresas privadas.

Desde el gobierno de Cambiemos, el titular de la Secretaría de Servicios Públicos, Sergio Marineli, rechazó de plano la implementación del boleto educativo y en declaraciones al Diario Uno, planteó que es un problema de plata y que implementarlo significaría que “se inscribirán más personas para obtenerlo, estamos hablando de ciento veinte millones más de subsidios por parte de la provincia al año” y que para ponerlo en funcionamiento es necesario que los trabajadores paguen más el boleto, para cubrir el de un universitario.

Como plantea la senadora Barbeito, “decir que no hay fondos para cubrir este derecho elemental que garantizaría el acceso universal a la Educación Pública, es una hipocresía. En primer lugar nuestro proyecto establece que el costo debería descontarse de las ganancias de estas empresas que viven de los subsidios del Estado. Pero aún si se tratase de destinar esta partida de 120 millones al Fondo Compensador, esta suma es equivalente a lo que le cuestan al Estado los privilegios de nuestra Legislatura".

Saquemos cuentas

Viviendo en el Gran Mendoza se calcula que, sólo en colectivo, teniendo en cuenta el medio boleto y “haciendo de cuenta” que abonamos un pasaje de ida y otro de vuelta y que viajamos sólo 5 veces a la semana, la suma da 120 pesos por mes. Ahora bien, muchas veces tenemos que hacer más de dos viajes para hacer trabajos prácticos, ir a estudiar a la casa de compañeros, hacer nuestras prácticas. Ni hablar si a esto también le sumamos el pasaje de ida y vuelta al trabajo o a llevar a los niños a sus escuelas y guarderías, ya que en la UNCuyo no hay donde dejar a nuestros hijos mientras estudiamos.

Por poner solo algunos ejemplos de cómo es el presupuesto del transporte público en el interior de la provincia, viajar todos los días desde Rivadavia a la UNCuyo ronda los 620 pesos por mes. Esto sin contar el traslado de los micros internos dentro de Ciudad. Si trasladamos ese costo a alguien que viaja desde la zona del Valle de Uco, vemos que desde Tunuyán hasta la universidad pública y gratuita, cuesta aproximadamente 1240 pesos por mes.

Almorzar en el Comedor Universitario diariamente nos da un total de 200 pesos por mes. En cuanto a los materiales de estudio, pensando sólo en términos de fotocopias (sin contar equipos de grabación, instrumentos de laboratorios, pinturas, pinceles, reglas, calculadoras, libros, etc) una sola copia tiene un valor promedio de 70 centavos.

Los cupos en guarderías estatales son ínfimos y las madres y los padres se ven obligados a pagar un promedio de 2000 pesos en guarderías privadas para poder estudiar y/o trabajar.
Vemos (y pagamos) aranceles encubiertos en la UNCuyo cuando tenemos que pagar el analítico, el certificado de alumno regular o el agua para el mate de los bufetes que están en manos de empresas privadas. Y ni hablar de los aranceles que hoy se les cobra a los estudiantes de la Licenciatura en Higiene y Seguridad, que se dicta en la Facultad de Ciencias Médicas, donde para estudiar tienen que abonar $1900 por mes.

Las cuentas del Gobierno

Nos remitimos a la explicación que desarrolló Barbeito "si los 86 legisladores cobraran $12.000 por mes, como una maestra de Mendoza con 26 años de antigüedad, y no los abultados $70.000 mensuales que cobran ahora, podríamos ahorrar $64 millones por año. Si se incluyera en este estándar a los 172 secretarios privados y asesores que se desempeñan con ellos, ahorraríamos otros $39 millones de pesos; y también podrían ahorrarse otros 25 millones si se eliminara el fondo anual de $300.000 que se le destina a cada legislador para contratos, viáticos y pasajes. Lo que da una suma anual $128 millones, con lo que se podría costear el 100% del Boleto Educativo Gratuito, según las cuentas que alega el Secretario Marineli. El Gobierno radical va a priorizar los privilegios de 86 funcionarios en lugar de garantizar el derecho de centenares de miles de estudiantes de todos los niveles educativos y docentes a poder viajar para estudiar y enseñar."

Cuando se habla de educación pública y gratuita, el Estado debe garantizar que esto sea así. Que no haya un impedimento económico a la hora de tan sólo llegar a nuestros lugares de estudio. Esto le compete al Estado, no al mercado y los negocios de las empresas de transporte. Porque no hay educación pública, gratuita y de calidad si los estudiantes, los docentes y los no docentes no contamos con transporte público, gratuito y de calidad. El Boleto Educativo Gratuito es nada más y nada menos que nuestro derecho, porque nuestro es el derecho de estudiar.







Temas relacionados

UNCuyo   /    Noelia Barbeito   /    Boleto Educativo Gratuito   /    Mendoza   /    Educación   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO