Política

AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

Qué implica el Acuerdo de Escazú sobre asuntos ambientales que aprobó el Senado argentino

Argentina está a un paso de convertirse en el décimo país en ratificar este tratado regional vinculante en el marco de la crisis climática y ecológica.

Valeria Foglia

@valeriafgl | Editora de Ecología y ambiente

Sábado 15 de agosto | 18:29

Foto: Enfoque Rojo

Este 13 de agosto el Senado aprobó por unanimidad la ratificación del Acuerdo de Escazú, un tratado vinculante adoptado el 4 de marzo de 2018 en la ciudad costarricense del mismo nombre. Allí se plantea el acceso a la información, la participación y la justicia en asuntos ambientales en América Latina y el Caribe. Su vigencia depende de que al menos once de los treinta y tres países ratifiquen el acuerdo antes del 26 de septiembre. Para que Argentina se convierta en el décimo, ahora el proyecto deberá ser aprobado en Diputados.

En su primer artículo, el Acuerdo de Escazú también establece “la creación y el fortalecimiento de las capacidades y la cooperación, contribuyendo a la protección del derecho de cada persona, de las generaciones presentes y futuras, a vivir en un medio ambiente sano y al desarrollo sostenible”.

América Latina es constantemente asediada por actividades extractivas y destructivas impulsadas por multinacionales y corporaciones locales con aval de Gobiernos de distinta tonalidad política. En países como México, Colombia, Guatemala, Nicaragua, Brasil y Argentina son frecuentes los ataques a activistas ambientales que enfrentan la degradación del entorno y las condiciones de vida en áreas de “agroindustria, petróleo, gas y minería”, según denuncia Rachel Cox, de Global Witness, organización que en julio pasado presentó su informe anual La crisis climática y las amenazas contra defensores de la tierra y el medio ambiente. En algunos casos es persecución judicial o cambios en la legislación. En otros, el liso y llano asesinato de ambientalistas y miembros de comunidades originarias.

Te puede interesar: En 2019 asesinaron a 212 ambientalistas, el mayor registro anual a la fecha

Ponele la firma

Nuestro país se sumaría así a Antigua y Barbuda, Bolivia, Ecuador, Guyana, Nicaragua, Panamá, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas y Uruguay, que ya ratificaron el acuerdo firmado en septiembre de 2018 ante la Asamblea General de las Naciones Unidas. En tanto, Brasil, Colombia, Granada, Guatemala, Haití, Jamaica, México, Paraguay, Perú, República Dominicana y Santa Lucía lo suscribieron, pero aún tienen pendiente su ratificación. Otros once países no firmaron: hablamos de Bahamas, Barbados, Belice, Chile, Cuba, Dominica, El Salvador, Honduras, Suriname, Trinidad y Tobago y Venezuela. De estos, solo Chile anunció que no tiene intenciones de firmar porque, según el Gobierno de Piñera, “amenazaría la soberanía nacional”.

Marcha Mundial por el Clima, 2019 - Foto: Enfoque Rojo
Marcha Mundial por el Clima, 2019 - Foto: Enfoque Rojo

El tratado ambiental se alcanzó tras cuatro años de negociaciones, que incluyeron a la sociedad civil y el público en general. Curiosamente, aunque fue sede de las tratativas y es uno de los países firmantes, Costa Rica todavía no lo ratificó.

Voces a favor

“El tratado permite garantizar el acceso a la información sobre proyectos que contaminan o que potencian el cambio climático y poner fin a los frecuentes ataques contra personas defensoras del medio ambiente en nuestra región”, señaló Mariela Belski de Amnistía Internacional Argentina.

Para Andrés Nápoli, director ejecutivo de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales, la media sanción en el Senado de Argentina puede animar “a otros [países, NdR] de América Latina y el Caribe a hacer lo propio” y deja al Acuerdo de Escazú “a solo una ratificación de poder entrar en vigencia. ¡Necesitamos #EscazúAhora!”.

“Es un paso muy importante para el país y para el apoyo regional al cuidado de los derechos humanos y el ambiente; ojalá podamos aprovechar la oportunidad para hacer frente a la emergencia climática actual”, expresó Leonel Mingo de Greenpeace tras la votación unánime del Senado.

Organizaciones como Aclimatando, Eco House, Greenpeace, Capibara, Alianza x el Clima, Jóvenes por el Clima y Vida Libre, entre otras, ya han manifestado su acompañamiento al acuerdo ambiental internacional de carácter vinculante. Expresan que “el país cuenta con una gran oportunidad para liderar el movimiento de naciones que promuevan y fortalezcan la protección de los derechos de acceso a nivel internacional”.

Te puede interesar: Fernández confirmó el rumbo extractivista: megaminería, hidrocarburos y agronegocio

No obstante, la importante ratificación del Acuerdo de Escazú encontraría a Argentina con un Gobierno que expresa una continuidad con la apuesta al modelo de saqueo, contaminación y pobreza que representa el extractivismo en América Latina. Memorándum de entendimiento con China para instalar decenas de factorías porcinas, contaminantes y con potencial pandémico. Destrucción de bosques nativos, humedales y ecosistemas marinos. Fracking petrolero, expansión del monocultivo y la fumigación por obra del agronegocio contaminante. Lamegaminería como actividad esencial, pese a ser resistida en Mendoza, Chubut, Catamarca, Jujuy y otras regiones. Son apenas unos ejemplos de las actividades que amenazan la defensa de los bienes comunes y la vida en el país y a las que los Gobiernos han decidido seguir dándoles vía libre.

Relacionada: Colombia, Brasil y México lideran como países más peligrosos para defender la naturaleza

El texto del Acuerdo de Escazú:

Acuerdo de Escazú | Ambiente | Naciones Unidas by La Izquierda Diario on Scribd







Temas relacionados

Acuerdo de Escazú   /    Humedales   /    Agronegocios   /    Agronegocio   /    Crisis climática   /    Deforestación   /    Congreso   /    Fracking   /    Megaminería   /    Senado   /    América Latina   /    Ecología y ambiente   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO