Sociedad

RIO NEGRO

¿Qué hay detrás del fracking en Río Negro?

Acuerdos con multinacionales, saqueo de los recursos naturales y contaminación.

Sábado 10 de diciembre de 2016 | Edición del día

A la explotación no convencional de la estación Fernández Oro se suman 6800 km² de exploración del área Chelforó que comienza en la barda norte pasando por el valle productivo hasta las inmediaciones del Río Colorado. Según lo anuncian las autoridades, tiene tres veces la dimensión del área Loma la Lata y es el área de mayor potencia hidrocarburífera de extracción no convencional de Río Negro. La firma del contrato con YPF se dio a conocer en mayo de este año, el dato es que para explorar esta área, YPF está en negociaciones con la trasnacional rusa Gazprom, con la que ya realiza fracking en Allen y es la mayor productora mundial de petróleo, poseedora de la red mundial más extensa de transporte de gas y tiene la mayor reserva mundial del mismo. El área Estación Fernandez Oro (EFO) ya es explotada por esta transnacional en un pacto comparable al de YPF-Chevron del 2013 que impulsó el kirchnerismo para la zona de Vaca Muerta. La entrega de los recursos a las multinacionales desmiente la falsa nacionalización de la industria hidrocarburífera de la que se jactó el FpV y demuestra la continuidad del saqueo de los recursos naturales como denominador común con el gobierno de Mauricio Macri. El memorándum de colaboración entre YPF y Gazprom data de 2014 cuando aún era Galuccio el titular -designado por Cristina Fernandez- de YPF.

El fracking es la perforación hidraúlica de tres mil metros de profundidad que posteriormente avanza de forma horizontal varios kilómetros para extraer el gas y petróleo atrapado en sedimentos profundos o de poca permeabilidad. Es una técnica en la cual inevitablemente se contamina el aire, la tierra y el agua. Al fracturar la roca madre, los hidrocarburos se vierten naturalmente hacia los acuíferos. Si bien la Secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable de Río Negro, Dina Migani, afirma que no se puede demostrar la contaminación en Allen y el área EFO, los antecedentes de contaminación por el método de la hidrofractura en países como EE UU, Ecuador y en la misma Argentina son muestra suficiente de los riesgos que acarrea para el medio ambiente.

Sólo en 2015 se produjeron cuatro derrames en el área EFO y la Corte Suprema de la Nación anunció el creciente nivel de naftaleno en el Río Negro que los asambleístas contra el fracking denuncian como consecuencia de la explotación de hidrocarburos. Los desechos de la actividad siempre van a parar cerca de los ejidos urbanos, como sucede por ejemplo en la localidad de Añelo en Neuquén, donde hay piletones a cielo abierto cerca de los hornos pirolíticos donde hacen la quema de los hidrocarburos y éstos contaminan el aire. Por otra parte la perforación necesita 20 millones de litros de agua mezclada con sustancias químicas tóxicas para los seres humanos y animales que contamina las napas y acuíferos subterráneos, el agua residual llamada flowback después es vertida en los piletones y contamina la tierra y el aire.

El primer pozo de fracking en Argentina fue de la empresa Apache y se cobró la vida de Cristina Linkopan en la comunidad mapuche Gelay ko. Hoy en Vaca Muerta, la comunidad Campo Maripe sigue denunciando los ya notorios síntomas de la contaminación producto del fracking, causando graves problemas en las personas, los animales y el desarrollo cultural de los mapuche.

Como sucedió en Neuquén en el 2013, principalmente con la comunidad mapuche Campo Maripe y luego en Allen, la comunidad del Valle Medio se mantiene en alerta y comenzaron las primeras acciones para resistir el avance del fracking. Este método de explotación llevó a comunidades indígenas de Ecuador a realizar un juicio a la empresa Chevron por devastar su territorio y agua. Así mismo con este antecedente diversas organizaciones como la Confederación Mapuche de Neuquén, Aten, Ate, Cta y partidos de izquierda resistieron la represión del 28 de agosto de 2013 con la cual se selló el pacto YPF-Chevron. En esta ocasión el diputado obrero Raúl Godoy del PTS en el Frente de Izquierda repudió desde la sesión en la legislatura la represión que se estaba llevando acabo afuera del recinto y se retiró junto con la oposición exigiendo que se levante la sesión ante la brutal represión, pero El MPN y el FpV culminaron la votación del acuerdo. Al FpV, haber sido la cara y principal impulsor de la extracción no convencional no le impide hacer demagogia. El 7 de diciembre pasado, este partido presentó un proyecto de ordenanza para declarar a Choele Choel libre de fracking pero dos meses atrás el intendente del mismo partido, Daniel Belloso, se reunió en Cipolletti con el Gerente General de Exploración, Ricardo Calegari; el geólogo Mario Vitale; y el responsable de Relaciones Institucionales, Mauro Schreibe de YPF para dar su visto bueno a la exploración del área Chelforó.

Aunque el gobierno de Weretilneck quiera hacer pasar la exploración de éste nuevo área con la promesa de trabajo y mayores regalías, tanto en Neuquén como en Río Negro se ha demostrado que las riquezas de los recursos naturales se las llevan las multinacionales y dejan migajas en las provincias a cambio de una devastación total del medio ambiente y de un recurso tan valioso para la vida como el agua. La semana que pasó hubo un paro de 48 horas de los petroleros de Neuquén ante los despidos masivos y a pesar de la celebración de las regalías sigue aumentando la desigualdad económica en las zonas petroleras.

Pero todo esto no significa que no haya alternativa. El Frente de Izquierda con Raul Godoy y Nicolas del Caño, lanzó en 2014 una campaña para nacionalizar el conjunto de la actividad hidrocarburíferabajo control de los trabajadores. De esa manera podría debatirse democráticamente con los trabajadores y el pueblo para que no sean funcionarios carreristas sino los trabajadores junto a la comunidad y a los pueblos originarios desplazados por las petroleras, los que definan qué hacer con los recursos naturales, para invertir en educación, salud, viviendas, en la investigación del impacto ambiental de la actividad hidrocarburífera y el desarrollo de energías renovables. Así los recursos naturales estarían al servicio de las necesidades populares y el cuidado del medio ambiente y no de las ganancias capitalistas. En Río Negro, la docente de la UNCo y referente del Partido de Trabajadores Socialistas en el Frente de Izquierda, Cecilia Carrasco, llamó a los sindicatos y organizaciones a enfrentar activamente en las calles esta nueva entrega del pacto YPF-Gazpron que caracterizó como la continuación del pacto YPF-Chevron en Río Negro.







Temas relacionados

Extractivismo   /    Mapuche   /    Fracking   /    Opinión   /    Río Negro   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO