Mundo Obrero Chile

Sindicato Minera Escondida

¿Qué hay detrás del fracaso de la negociación anticipada en Minera Escondida?

El pasado jueves 26, sin mediar palabra alguna con el sindicato, la gerencia de la transnacional hizo circular un comunicado directamente entre los trabajadores y la prensa, anunciando que ponía término al proceso de negociación anticipado que habían suscrito con el Sindicato N°1.

Lunes 30 de abril | 07:37

¿Qué hay tras de esta nueva maniobra de Escondida, a menos de un mes de iniciar el proceso de negociación reglado, después de los 18 meses del conflicto anterior?

Los motivos que BHP le presenta a la prensa para cerrar el proceso. Que “habiéndose cumplido los plazos”, que habiendo flexibilizados ellos su posición de “no tocar la estructura del convenio de salud, ni establecer diferencias entre antiguos y nuevos”, “la empresa ha constatado que no están las condiciones para una nueva prórroga”, intento asegurar Vilaplana, el Vicepresidente de asuntos corporativos.

A contrapelo de esta versión, Patricio Tapia presidente del Sindicato N°1, declaró que “pese a que la Empresa intenta mostrar una supuesta apertura en esta negociación, en verdad sigue con su intención de modificar discrecionalmente la cobertura de salud, mediante la contratación unilateral de un plan colectivo en una Isapre que no garantizaba nada. Además, nos hacía más exigentes los bonos variables, que representan el 40% de nuestras remuneraciones” (Nota Prensa Sindicato N°1 26/04/2018).

Tapia agrega que “no se entiende porque la empresa ni siquiera optó por realizar una oferta final para poder ser sometida a consideración de los socios”, dando a entender que realmente no tenían nada que ofrecer.

Febrero 2017, una disputa que quedo abierta

La retirada de la administración de Escondida de la mesa de negociación que ellos mismos impulsaron, sin presentar ni un proyecto serio a los trabajadores, solo puede ser entendida como parte de la estrategia asumida por BHP contra los trabajadores y su sindicato de 2500 afiliados (todos trabajadores de planta).

Recordemos que en todos los 43 días de la Huelga legal, la gerencia de esta transnacional nunca estuvo dispuesta a dar su brazo a torcer en su objetivo de desmantelar el sindicato, insistiendo en atacar conquistas históricas de los trabajadores, terminar con los convenios de salud, y establecer divisiones arbitrarias entre los mismos mineros, para fragmentar los derechos que ellos mismos han conquistado. Una tozudez, que llevaba inscrita el interés de asestar un “golpe aleccionador”, que permitiera poder establecer una nueva relación de fuerzas entre la empresa y los trabajadores, y así mostrar “un nuevo trato” que sirva de ejemplo contra el conjunto de los sindicatos de la minería.

Y es que la disputa quedó abierta. Pues, a pesar del uso del artículo 369° que permitió posponer la negociación para junio de este año, conservando todos los beneficios, manteniendo en pausa el conflicto, la empresa tuvo que asumir los costos de su prepotencia, con pérdidas millonarias y un desplome del 91% de ganancias de la compañía en el primer semestre del 2017. No es menor el conflicto, tomando en cuenta que Escondida por si misma produce el 5% del cobre a nivel mundial, produciendo más de 100 mil toneladas mensuales y que previo a la huelga llegó a facturar más 527 millones de dólares.

Escondida y su estrategia antisindical de cara a Junio: continúa el gallito

El abandono de la mesa de la negociación anticipada, dejando el proceso en suma 0, por parte de la administración de Escondida es tan solo una muestra más de las maniobras de BHP.

Recordemos que esta mesa fue suscrita el 26 de Marzo, 17 días después de haber fracasado el intento de generar un sindicato paralelo armado directamente por la gerencia, y con la venia de Pedro Marín (Presidente de FMC), el grupo paralelo se declaró abiertamente conciliador.

Es parte de cómo la empresa buscaba preparar un terreno favorable de cara a junio, golpeando a la base, jugando a dividir, y buscando tantear el terreno sin comprometerse a nada. Tan solo en noviembre Escondida despidió más de 120 trabajadores de planta bajo el 161, un ataque más que la dirección sindical dejo pasar, respondiendo solo en el plano judicial.

A los despidos de la planta operaria se suman cientos de otros despidos indirectos, donde Escondida viene cerrando contratos, en su sistema basado en la externalización de servicios y división de las fuerzas obreras, (en Escondida trabajan más de 18.000 trabajadores bajo régimen de subcontrato) dejando familias en la calle en distintas faenas, como SGS o MAXAM, sumadas a las practicas anti sindicales en Komatsu (faena).

Estos ataques son parte, de un “nuevo trato” que quieren imponer los empresarios, que con el gobierno de la Derecha se han envalentado, ensayando una serie de golpes y medidas contra los trabajadores y los sindicatos organizados, ahora nuevamente con 50 despidos en Lomas Bayas, despidos antisindicales en FCAB, Orica, Chuquicamata, Profesores, etc.

Ante esto es urgente la coordinación y la unidad de las luchas de la clase trabajadora. Pues ninguno de estos ataques son hechos aislados, es parte de un clima que quieren imponer los empresarios. Y así como en febrero del 2017, los trabajadores tuvieron sus primeros ensayos de unidad de las luchas, uniendo en movilización, la huelga de Escondida, Molyb y Molinor, hoy distintos sindicatos del mundo público como privado vienen pujando por poner en pie una Coordinadora contra los Despidos y en Defensa de la Lucha de los Trabajadores, un espacio que pretende rescatar esa tradición de unidad de la clase trabajadora frente a los empresarios. Es parte sacar los balances necesarios para encarar la negociación colectiva de junio, en el sindicato más grande del sector privado en la minería.






Temas relacionados

Campaña contra los despidos antofagasta   /   Negociación colectiva   /   Despidos en la minería   /   Mundo Obrero Chile   /   Sebastián Piñera   /   Escondida   /   Empresarios   /   Minería   /   Trabajadores   /   Despidos

Comentarios

DEJAR COMENTARIO