LEGALIZACIÓN

¿Qué hay detrás del amparo para la legalización del consumo lúdico de la marihuana?

En noviembre del 2015, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) aprobó el uso recreativo de la marihuana a cuatro empresarios integrantes de México Unido Contra la Delincuencia.

Miércoles 19 de abril | 12:01

Los amparados, quienes además forman parte de la Sociedad Mexicana de Autoconsumo Responsable y Tolerante (SMART), son representados por Andrés Aguinaco Gómez Mont, nieto del ex presidente de la Suprema Corte, sobrino de Fernando Gómez Mont (secretario de Gobernación en el sexenio pasado) y, además, su padre es dueño del despacho especializado en amparos más importante del país.

Si bien la legalización de las drogas es un debate político abierto desde hace décadas, la iniciativa de Aguinaco sobre cuestionar las leyes punitivas contra el uso de las drogas, representa un avance en materia jurídica que pone en la mesa la discusión sobre los derechos democráticos a decidir sobre el propio cuerpo. Sin embargo, su iniciativa está inspirada en el modelo de clubs canábicos que hoy existen en España, con eso busca forzar al Estado para despenalizarla y crear leyes regulatorias, lo cual está muy lejos de resolver los principales problemas en torno a la legalización de las drogas para usos medicinales y lúdicos, así como industriales.

Te puede interesar: Legalización de drogas: ¿para quién?

Pero para crear la jurisprudencia son necesarios otros cuatro casos similares como el de SMART. Para llegar a la SCJ, Aguinaco estaba por amparar a otro grupo, pero la COFEPRIS (Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios) retrasó su respuesta y desechó los amparos presentados. La resolución de la SCJN no incluye venta, suministro o distribución de la planta, dando la vuelta a uno de los debates medulares en torno a la legalización: en manos de quién debería quedar el cultivo, procesamiento y distribución del cannabis y sus derivados. Al mismo tiempo deja la puerta abierta para que la prohibición continúe.

Sin embargo, la COFEPRIS le respondió casi de inmediato a Ulrich Richter, quien forma parte del equipo de abogados que defendió a Humberto Moreira , y logró llegar a la SCJN.

A pesar de lo que nos quieren hacer creer los grandes medios de información, de que por medio de la vía legal podemos decidir sobre nuestro propio cuerpo, la realidad es que –a diferencia de los cuatro amparados– el resto de los usuarios están lejos de poder ser beneficiados con el fallo de la Corte quienes no sólo consumen el cannabis por su uso lúdico y recreativo, sino también con motivos medicinales, para mejorar su salud y calidad de vida.

Te puede interesar: La marihuana y su uso médico

Aunque actualmente se discute en la Cámara de Diputados la legalización de la investigación científica de algunos de los usos medicinales de la marihuana, la realidad es que se trata de una medida de la cual únicamente se verían beneficiadas las grandes empresas farmacéuticas, que no garantiza el pleno acceso a las medicinas ni mucho menos resuelve la necesidad de que la producción y distribución de estos medicamentos forme parte de un cambio que integre la no criminalización del consumo, así como la atención integral a los consumidores. Esto no vendrá por parte de los partidos del régimen ni las empresas a quienes son serviles.

Para acabar con la descomposición social que genera la ilegalidad de las drogas, que justifica el narco, la militarización y que representa ganancias millonarias para algunos, es necesario conquistar esta demanda democrática en las calles: por la legalización de todas las drogas y en contra de la criminalización de la juventud, para hacer efectivo el derecho a decidir sobre nuestro propio cuerpo, para que las grandes industrias dejen de lucrar con la planta del cannabis y las farmacéuticas con nuestra salud y para avanzar en el estudio e investigación de áreas inexploradas debido a las políticas prohibicionistas dictadas en su mayoría desde la Casa Blanca.






Temas relacionados

Narcogobierno   /   Legalización   /   Narcotráfico

Comentarios

DEJAR COMENTARIO