Juventud

ZONA SUR DEL GRAN BUENOS AIRES

"Que el esfuerzo lo hagan los empresarios"

Estudiantes de universidades del conurbano de la zona sur, responden a Macri luego del anuncio de las medidas de ajuste que precarizarán aún más la vida y en el que también puso en la mira a las universidades públicas. Le responden: "nuestra educación vale más que sus ganancias".

Belén Soria

Candidata a Consejera Superior del Departamento de Salud Comunitaria por la Multicolor / UNLa

Eugenia Lugones

Consejera Superior electa de la Universidad Nacional de Quilmes

Sábado 4 de noviembre | 00:00

El discurso republicano de Mauricio Macri en el CCK anunció los primeros puntos para llevar adelante las reformas necesarias con el fin de bajar el déficit fiscal, uno de los principales objetivos de Cambiemos. Un discurso en tónica empresarial para atraer a los grandes empresarios, buscando consenso y apelando a que el esfuerzo, lo tenemos que hacer los trabajadores y los estudiantes.

A ver si nos entendemos...

La educación superior tuvo poco espacio en este discurso, solamente se la nombró para decir que las universidades públicas debían hacer un esfuerzo para colaborar en la baja del déficit. La excusa es que, en los últimos 10 años se incrementó un 30% la planta de docentes y no docentes, pero la matricula de graduados es una de las menores en el mundo y por ende anunció un nuevo y futuro recorte en la educación pública.

Bien sabemos que en el primer año del gobierno de Macri, en el parlamento se votó el presupuesto educativo más bajo de los últimos años y ofrecieron paritarias miserables a los docentes que desencadenó en clases públicas, movilizaciones de 40 mil estudiantes, docentes y no docentes en CABA como también acciones en distintas universidades del conurbano y de la UBA. El recorte del presupuesto también en la investigación científica provocó varias tomas y medidas de lucha de los propios investigadores y becarios, ajuste que el gobierno pretende profundizar.

Pero esto no es nuevo. La universidad tiene grandes números en deserción, por ejemplo en las universidades nacionales, 2 de cada 4 se quedan a mitad de la carrera y en los últimos años fue mayor el número de estudiantes un que no logran pasar el ingreso restrictivo y eliminatorio que sigue vigente en muchas universidades llegando a un %55.

Entonces a ver si nos entendemos.. El discurso también fue contra los privilegios de algunos funcionarios públicos y de las "avivadas" como es el ejemplo de Julio De Vido, pero parece que Macri tuvo un borrón y cuenta nueva en este tema ya que lo vimos envuelto en la escandalosa firma del acuerdo millonario entre el Estado y el Correo Argentino, o sea entre su gobierno y una de las tantas empresas de su familia. Y ni hablar de los inolvidables Panamá Pappers, o de su hermano que blanqueó dinero "dentro de la ley" y etc, etc...

¿Entonces porque las universidades, los estudiantes y los trabajadores tenemos que hacer esfuerzos, mientras ellos están llenos de privilegios?

Esfuerzo de muchos, ganancia para unos pocos

No somos ingenuos, sabemos que Macri no se preocupa por la deserción, sino por generar mayores ganancias para los empresarios. Es por esto que además de poner las universidades en la mira para ajustar, también quiere imponer una reforma educativa en las escuelas secundarias y achicar los institutos de formación docente. Pretende achicar el plantel de docentes y los programas de estudio para imponer pasantías y trabajo ultra precario para los más jóvenes.

Pero también, durante el gobierno de Cristina Fernández ya veíamos como al correr del ciclo lectivo, cada vez éramos menos los que quedamos dentro de las aulas, debido a que el costo económico de los apuntes, libros, viáticos y lo que necesitamos para las carreras también eran altos.

La mayoría de los jóvenes que ingresamos a las universidades tenemos trabajos precarios y con altos ritmos. Muchos son madres y padres que entre la familia, el trabajo y el estudio deben resignar algo y la universidad es una de las más elegidas. Sabemos que no es por no querer estudiar y graduarse, es que la educación es para unos pocos.

El gobierno anterior inauguró varias universidades en el conurbano durante su mandato, como la UNDAV y la UNAJ, sumado a las que ya estaban funcionando como la UNQ, UNLA y UNLZ. Estas universidades significaron una ganancia enorme para las empresas y gobiernos de los municipios, con carreras hechas a medida de las necesidades de los empresarios y gobiernos de turno, con sistemas de prácticas sin pago y obligatorias para los estudiantes. Pero también, para muchos de nosotros significaron la única oportunidad de acceder a la educación superior.

Una cuestión de privilegios

Las autoridades de las universidades del conurbano, responden al PJ y el kirchnerismo y empapados en discursos progresistas mantienen acuerdos enormes con empresas y mantienen a entidades privadas como kioscos, buffet y fotocopiadoras con precios altísimos dentro de la universidad que lucran con nuestra educación. Encima, ceden la universidad para formar policías locales, a los fines de aumentar la represión en los barrios.

Y si de privilegios hablamos, los mismos rectores cobran sueldos de más de $100.000 por mes y para mencionar un ejemplo claro, Gabriel Mariotto, siendo funcionario del gobierno anterior y decano en la UNLZ, ¡se hizo un helipuerto dentro de la propia universidad! Escuchamos mucho de boca de los funcionarios universitarios fortaleciendo el discurso individualista y meritocrático de los esfuerzos personales cuando muchas veces tenemos que elegir entre estudiar y trabajar para así esconder lo que cuesta la universidad pública.

El PJ y el kichnerismo que durante la campaña electoral se desvivieron hablando contra el ajuste, no solo están en el rectorado, también son mayoría en los gobiernos universitarios, en las federaciones estudiantiles y en la mayoría de los centros de estudiantes. ¿Pero por que aun no dijeron nada ante semejantes ataques que anuncia el gobierno? Más claro, échale agua. Su política se basa en la inmovilidad y en la desorganización de los estudiantes, ya que son ellos los que le garantizan la gobernabilidad. No por nada que sus diputados le votaron más de 80 leyes a Macri durante sus primeros 2 años de gobierno.

No vamos a esperar al 2019

Es por esta realidad que desde el PTS en Frente de Izquierda y las agrupaciones estudiantiles En Clave Roja, Contraimagen y Giro a la Izquierda proponemos que las pasantías seas remuneradas y que el Estado otorgue becas de $11.500, en base a un impuesto progresivo al 1% más rico de la sociedad, con actualización acorde a la inflación para que ningún estudiante tenga que elegir entre trabajar y estudiar y también, para que los sectores más postergados, puedan acceder a la educación superior.

Además, Nicolás del Caño y Myriam Bregman, recientemente electos legisladores, llevamos adelante una propuesta por el reparto de las horas de trabajo y la reducción de la jornada laboral a 6 horas, 5 días a la semana con un salario acorde a la canasta familiar, para que puedan trabajar todos y terminar con la desocupación. Una verdadera forma de atacar las ganancias de los capitalistas, para que la crisis, la paguen ellos. ¿Te imaginás? Con todo esto no tendríamos que abandonar y pensar si seguimos o no con la carrera que elegimos y con la que nuestra familia anhela que nos recibamos.

¡A organizarnos para defender nuestro derecho a la educación pública, gratuita y de calidad!

Tenemos que organizarnos para que el esfuerzo lo hagan los privilegiados de verdad, porque los estudiantes ya nos esforzamos todos los meses del ciclo lectivo para poder avanzar en nuestras carreras. Tenemos que activar los centros de estudiantes y recuperar todos los espacios de organización que están en manos de los que inmovilizan y vacían los centros impulsando asambleas y delegados por curso.

Ya dimos grandes peleas, llenamos las calles por nuestra educación y hace tres meses lo hacemos por Santiago Maldonado. Llevamos la pelea por su aparición a nuestros lugares de estudio impulsando paro de actividades, grandes campañas y hoy exigimos y nos seguimos movilizando por la verdad y justicia.

Esto demuestra que nuestra fuerza es imparable si nos unimos a los docentes y trabajadores en todas partes. Nos tenemos que organizar para enfrentar todas las reformas y hacerles saber que nuestra educación y nuestras vidas valen más que sus ganancias.








Temas relacionados

Universidad de Avellaneda   /    UNLa   /    UNLZ   /    UNQui   /    Ajuste   /    Provincia de Buenos Aires   /    Zona Sur del Gran Buenos Aires   /    Universidad   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO