Política Estado Español

#SusViolenciasNuestraLucha

Que el Pacto de Estado no vacíe las calles por #NiUnaMenos

Aumentan los feminicidios. No permitamos que los partidos del Régimen, en nombre de las mujeres asesinadas, utilicen el Pacto de Estado contra la Violencia de Género para vaciar las calles.

Cynthia Lub

Barcelona | @LubCynthia

Miércoles 12 de abril | 16:53

Según las cifras oficiales hasta el 5 de abril, son 19 las mujeres asesinadas por hombres en lo que va de año, contrastando con las cifras de 40 mujeres según del Feminicidio.net. El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y el Gobierno sólo tienen en cuenta los asesinatos de su pareja o expareja.

Los últimos Presupuestos Generales del Estado presentados por el Gobierno de Rajoy no contemplan ninguna partida destinada al Pacto de Estado contra la Violencia de Género. Las primeras en poner el grito en el cielo han sido las mueres del PSOE, como la portavoz Ángeles Álvarez, quien calificó de “decepcionantes e insuficientes”.

También denunció que “las partidas destinadas a la prevención de la violencia contra las mujeres en los PGE 2017 no recomponen el recorte acumulado a lo largo de estos años”, ya que “la Delegación del Gobierno para la Lucha contra la Violencia de Género mantiene un recorte del 8,68% sobre los últimos presupuestos del gobierno socialista de 2011” -más 30 millones de euros en 2011 (30.363) y poco más de 27 millones en el año 2017 (27.728)-.

Lo que no dicen las “socialistas” es que fue desde el año 2010 que el presupuesto destinado a la prevención de la violencia machista se redujo a un 26%. Además, los recursos destinados al programa de igualdad de oportunidades han caído un 61% desde 2006. Entonces, habría muchos años que “recomponer” en los caídos presupuestos.

La hipocresía del PP, las leyes de desigualdad del PSOE

Mientras, el PP y Ciudadanos siguen repitiendo su hipócrita discurso contra la violencia de género y haciendo actos de “minutos de silencio” frente a los feminicidios. El PSOE sigue pidiendo un pacto de Estado contra la violencia machista alegando que hay que “dejar de lado el uso político”. Pero ambos, incluso el PSOE, han usado las tijeras en estos presupuestos ya desde el año 2006, cuando gobernaban con Rodríguez Zapatero.

Durante los gobiernos del PSOE se fueron formulando, producto de la lucha histórica de las mujeres, ampliación de derechos como el del aborto, leyes de maternidad, entre otros. Sin embargo, esta ampliación de derechos de igualdad ante la ley siempre chocaron con la “desigualdad” ante la vida de la mayoría de las mujeres, frente a los recortes y ajustes que tanto el PSOE como del PP.

Por ejemplo, las reformas laborales que perjudicaron al conjunto de la clase trabajadora, han tenido un efecto devastador en los derechos de las mujeres. Según los datos del último trimestre del INE, hay una diferencia del 8% entre la ocupación de mujeres y de hombres, siendo menor la primera. Además, un 60% de población “inactiva” son mujeres, tal y como recoge el mismo estudio. Y las mujeres “activas” se encuentran en su mayoría, en una grave situación de precariedad laboral y de sus vidas.

Que el “Pacto de Estado” NO vacíe las calles

Nada podemos esperar de un pacto con los partidos de este Régimen corrupto. Todos los partidos están impulsando este Pacto de Estado, entre ellos Unidos Podemos, que debería utilizar sus posiciones en el Congreso primero, para desenmascarar los discursos hipócritas del PP y del PSOE responsable de los peores recortes, reformas laborales y ajustes garantes de todo tipo de violencias hacia las mujeres. Segundo, unirse a esta lucha histórica que viene dando el movimiento feminista y de mujeres, llamando a la movilización en las calles, independiente del PP y del PSOE.

El ya limitado Pacto de Estado arranca con los recortes de presupuesto de décadas de ajustes del PSOE y PP. No podemos permitir que estos mismos partidos, en nombre de cientos de víctimas de feminicidio en el Estado español, utilicen este pacto para vaciar las calles. Es decir, para considerarnos víctimas impotentes, esperando pasivamente algo del Estado y de los mismos gobiernos, funcionarios políticos, legisladores y jueces que niegan libertades y derechos elementales a las mujeres.

Para acabar los feminicidios, con la violencia machista en todas sus expresiones, es necesario poner en pie un movimiento de mujeres organizadas, independiente del Estado, sus partidos y sus instituciones.

Te puede interesar:
A un año del histórico 7-N: el pacto de Estado y los 26 segundos

El “pacto contra la violencia machista” del Estado capitalista y patriarcal

En el artículo El “pacto contra la violencia machista” del Estado capitalista y patriarcal decíamos que Las mujeres de Pan y Rosas luchamos contra el sistema patriarcal y capitalista y decimos que no esperamos nada pasivamente del Estado, sus partidos y e instituciones. Y exigimos en las calles nuestros derechos cómo:

¡Basta de feminicidios! ¡Ni Una Menos! ¡Vivas nos queremos! Exigimos al gobierno la implementación de “todas” las medidas necesarias para paliar las consecuencias de la violencia machista y prevenir los feminicidios, como el aumento de los centros de acogida para las mujeres y sus hijos e hijas víctimas de violencia, bajo la autogestión de las organizaciones de mujeres y las trabajadoras, con asistencia profesional y sin presencia policial y judicial.

Luchamos por comisiones de mujeres en los centros de trabajo y en los sindicatos, independientes de las patronales, que tomen los casos de acoso sexual y laboral, y con licencias pagadas para las trabajadoras que atraviesan situaciones de violencia.

La separación efectiva de la Iglesia y el Estado, el fin del Concordato y la subvención a la educación religiosa. Educación laica en los valores de la igualdad de género y la libertad sexo-afectiva.

Educación sexual para decidir, anticonceptivos gratuitos para no abortar y aborto legal, seguro y gratuito para no morir para TODAS, las mujeres.

El fin de la discriminación, el acoso y la precariedad laboral, los contratos de obra y servicio, contratas y subcontratas, esto es: el pase a plantilla fija de todas las trabajadoras. La prohibición de los contratos temporales y las ETTs, y el pago de todos los derechos por maternidad. A igual trabajo, iguales condiciones, derechos y salario.

Guarderías gratuitas a cargo de la patronal y el Estado en fábricas y establecimientos laborales, durante las 24 horas. Residencias para personas dependientes gratuitas.

Derogación de la ley de extranjería. El cierre de los CIEs. Acceso universal e igualitario a la Sanidad Pública y a todos los servicios sociales con independencia de la situación legal de cada persona, con atención especial de las mujeres inmigrantes víctimas de violencia de género.

Porque no queremos ser las víctimas sumisas que el patriarcado quiere que seamos, nos proponemos romper las cadenas de un orden social que pesa sobre millones de seres humanos en todo el planeta. Nuestras convicciones no nacen de un odio personal, individual. Es el odio social que, como una chispa, encendió la lucha de clases a lo largo de la historia.

Por #NiUnaMenos, porque #VivasNosQueremos: #SusViolenciasNuestraLucha contra la alianza criminal "Patriarcado y Capital"






Temas relacionados

#SusViolenciasNuestraLucha   /   feminicidios   /   Política Estado Español   /   #NiUnaMenos   /   Pan y Rosas   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO