Política Chile

NO + APF

Por el fin de las AFP: 91% de pensiones no supera los $150.000

El sistema de pensiones representa un abuso y una burla para los cientos de miles de trabajadores y pensionados que han dada una vida entera al trabajo. Empresarios y parlamentarios corruptos siguen enriqueciéndose a costas de los jubilados.

Lunes 13 de noviembre

Fue en la década de los 80’ en plena dictadura militar cuando José Piñera impulsó el modelo para administrar las pensiones y los ahorros de los trabajadores y las trabajadoras. Este modelo llamado Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), vino a privatizar los ahorros de años de trabajo dejándolos en manos de las empresas las cuales “administran” y utilizan el dinero para invertir llevandose millonarias ganancias año tras año.

Según Fundación Sol, el 91% de las pensiones pagadas por las AFP no supera los 150.000 pesos, y además según datos del Ministerio de Desarrollo Social y la Superintencia de Pensiones, el 90,7% de los jubilados reciben pensiones menores a $146.000, dónde 400.000 jubilados reciben una pensión básica solidaria de $86.000.

Actualmente se ha podido ver como el modelo de las AFP ha sido cuestionado, repudiado y rechazado por diferentes sectores de la sociedad. Lo que se ha expresado más concretamente a través de grandes movilizaciones y por el plebiscito del pasado 29 de septiembre y 1 de octubre, donde cerca de un millón de personas votaron y se manifestaron en contra de este sistema heredado en dictadura, el cual ha servido para que los empresarios sigan acumulando riquezas a costa de los ahorros de trabajadores y trabajadoras que reciben pensiones miserables cada mes.

Sebastián Piñera en el marco de las elecciones presidenciales, en su programa de gobierno plantea “perfeccionar el diseño de sistema de pensiones” y una política de “envejecimiento positivo” que propone la “integración de adultos mayores a la vida económica del país”. Con estos planteamientos, el candidato empresarial pretende continuar y profundizar el actual sistema de pensiones, además de “incentivar a que las personas voluntariamente permanezcan más tiempo en la fuerza de trabajo” a través de aportes adicionales que complementen el ahorro de trabajadores y trabajadoras.

Por su parte, el Frente Amplio a través de la candidatura de Beatriz Sánchez que dice apoyar los planteamientos de la coordinadora No+AFP, no realiza un cuestionamiento profundo a la casta de empresarios que pretende continuar con este sistema, ni se cuestiona afectar las ganancias de los capitalistas, surgiendo así la interrogante de ¿hasta qué punto estará dispuesta a sacar a los privados y acabar con el sistema de AFP? Además, el Frente Amplio pareciera no confiar en la necesidad de que sean trabajadores, trabajadoras, pensionados y pensionadas quienes puedan administrar un nuevo sistema de pensiones. Para que esto ocurra, es necesario poder afectar las ganancias de los grandes capitalistas y empresarios.

Como plantea el candidato a diputado por el distrito 10 Dauno Tótoro, el cual es parte de un proyecto político nacional que está levantando una izquierda anticapitalista, es necesario acabar con las AFP y que estas sean reemplazadas por un sistema tripartito de reparto solidario, gestionado por los trabajadores y las trabajadoras. De esta manera, se podría acabar con la privatización de los fondos y contar con pensiones dignas a diferencia de las miserables que existen hoy.

Es necesario levantar una izquierda anticapitalista de la juventud, los trabajadores y las trabajadoras que se cuestione el rol de los empresarios y quiera acabar con el sistema actual de pensiones afectando directamente sus ganancias. Hay que levantar una fuerza organizada que se movilice y acabe con el sistema capitalista, sus contradicciones y sus miserias.






Temas relacionados

AFP   /   Política Chile   /   NO + AFP

Comentarios

DEJAR COMENTARIO