Internacional

TENSIÓN ENTRE FRANCIA Y RUSIA

Putin cancela visita a París tras imposición francesa de negociar sobre Siria

El presidente ruso canceló el viaje a París para inaugurar el mayor templo ortodoxo de Francia, después de que el mandatario francés le impusiera hablar únicamente de la situación en Siria.

Diego Sacchi

@sac_diego

Martes 11 de octubre | Edición del día

El presidente ruso, Vladimir Putin, canceló el viaje que tenía previsto efectuar la semana próxima a París, después de que el mandatario francés, François Hollande, le impusiera hablar únicamente de la situación en Siria, un conflicto que ha elevado la tensión entre ambos países.

Desde Moscú se tomó la iniciativa aplazando "sine die" un viaje de carácter privado a la capital francesa, en el que Putin tenía previsto inaugurar el mayor templo ortodoxo de Francia.

Las tensiones aumentaron días después de que el veto ruso en el Consejo de Seguridad de la ONU echara por tierra una resolución gala de alto el fuego en la ciudad siria de Alepo. "Dejé en claro al señor Putin que si venía a París yo no lo acompañaría a ninguna ceremonia, pero que estaba preparado para continuar el diálogo sobre Siria. Él decidió posponer la visita", dijo Hollande en el Consejo Europeo en Estrasburgo.

Las declaraciones de Hollande buscaban calmar la preocupación de que el viaje pudiera ser interpretado como un respaldo a Putin, por eso desde el gobierno francés habían reducido todo contacto entre presidentes a una entrevista sobre Siria, algo que Moscú consideraba poco adecuado.

"Si le recibo será para decirle que es inaceptable, que es perjudicial para la imagen de Rusia", afirmó el presidente francés a la televisión "TMC" haciendo referencia a los civiles sirios que siguen muriendo en Alepo víctimas de los bombardeos del régimen de Bachar al Asad con el apoyo de Rusia. Un cínico recurso del mandatario francés teniendo en cuenta que Francia también ha bombardeado regiones de Siria e Irak.

Desde Moscú respondieron que aplazarían el viaje hasta "un momento más adecuado para el presidente Hollande", según un portavoz ruso. En una clara referencia a la situación del mandatario francés que a siete meses de las elecciones presidenciales, se mueve entre los sectores que le piden más presión sobre Putin y los que le apremian a buscar una solución conjunta con Moscú, al que consideran el único capaz de desbloquear el conflicto sirio.

En vistas de la repercusión de la cancelación del viaje los dos países se apresuraron a asegurar que los cauces de comunicación siguen abiertos. Moscú señaló que Putin está dispuesto a viajar "cuando sea más satisfactorio" para Hollande, mientras que el presidente francés afirmaba que "el diálogo es necesario con Rusia" sobre el conflicto sirio, aunque "debe ser firme y franco" porque lo contrario sería "un simulacro".

"Estoy dispuesto en todo momento a reunirme con el presidente Putin" para "hacer avanzar la causa de la paz" en Siria, aseguró Hollande ante la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa en Estrasburgo.

El intento por poner paños fríos al entredicho por el viaje de Putin a París busca no aumentar la tensión entre las distintas potencias que están en disputa en el terreno sirio. El conflicto de intereses ha llevado a la ruptura de las precarias treguas que se firmaron, con acusaciones mutuas entre las potencias internacionales en especial Rusia y Estados Unidos, mientras los bombardeos y enfrentamientos continúan causando una situación catastrófica para la población civil.

Te puede interesar: La tregua en Siria en harapos: ¿quién es el responsable de su fracaso?

Vale recordar que hace pocos días esas tensiones llevaron a la suspensión del diálogo sobre Siria en medio de las acusaciones entre Estados Unidos y Rusia, mientras el régimen de Assad continúo bombardeando la ciudad de Alepo.

Te puede interesar: La suspensión del diálogo sobre Siria y las tensiones entre EE.UU. y Rusia

Pero el aumento de tensiones entre Rusia y Francia puede tener consecuencias mayores a las que se viven en el suelo sirio, donde de la intervención de estas potencias imperialistas y regionales, ya lleva más de 400.000 muertos, la mitad de la población desplazada y millones de refugiados viviendo en la indigencia o en campos de concentración en países limítrofes.

Un enfriamiento que puede afectar, también, a otros focos de inestabilidad como Ucrania, un país donde Francia, junto a Alemania, apadrina un proceso de paz que Hollande consideró hoy que "progresa de forma lenta" y Rusia es un factor fundamental en la región.




Temas relacionados

Estados Unidos   /    París   /    Guerra en Siria   /    Rusia   /    Siria   /    Vladímir Putin   /    Francois Hollande   /    Francia   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO