Internacional

VATICANO

Pugnas al interior de la Iglesia Católica desatan campaña contra Bergoglio

En el centro de Roma han aparecido misterios carteles donde se denuncia el rol que el Papa Francisco, Bergoglio, ha llevado a cabo desde su gestión.

Miércoles 8 de febrero de 2017 | 00:52

Se podría confundir con una campaña de denuncia por parte de los miles de casos de pederastia que la Iglesia ha encubierto, o con la denuncia de familiares que han perdido a un ser querido a causa de las declaraciones homófobas del clero católico, o de las miles de mujeres que sufren las consecuencias de la práctica y pensamiento retrógrada y que las mantienen en el seno del hogar. La campaña versa hacia otro lado, hacia un lado aún más conservador que el propio Bergoglio.

Desde el fin de semana pasado, las calles de Roma han amanecido repletas de carteles con la cara del que se hace llamar Papa Francisco; debajo de la imagen, aparece una leyenda que reza: “A Francisco, has comisariado congregaciones, removido sacerdotes, decapitado a la Orden de Malta y a los Franciscanos de la Inmaculada, ignorado cardenales. ¿Dónde está tu misericordia?”.

De acuerdo con la agencia de noticias AFP, las acusaciones que se expresan en los carteles son resultado de los problemas internos que existen dentro de la burocracia central de la Iglesia católica dado que ésta desacuerda totalmente con la postura abierta de Bergoglio en cuanto a temas del aborto, personas sexo diversas y divorcio. Lo acusan de implementar órdenes represivas y arbitrarias contra el ala más conservadora de la Iglesia católica, como lo son: integrantes de la orden de Malta y los Franciscanos de la Inmaculada.

Se presume que este sector es el encargado de difundir los carteles por las calles aledañas al centro de Roma, hasta ahora no existe un comunicado por parte de la policía italiana o del mismo Vaticano respecto a la campaña y las personas que la impulsan. No hay ningún responsable.

Desde que comenzó el papado de Francisco Bergoglio en el año 2013 ha querido mostrar a la Iglesia católica como un ser tolerante, abierto y dispuesto a perdonar, por ello ha decretado que las personas divorciadas y vueltas a casar puedan comulgar, concedió a todos los sacerdotes el poder de absolver a las mujeres arrepentidas por haberse practicado un aborto. No obstante es un discurso falso.

Por un lado, intenta mostrar una postura más abierta en cuanto a la figura del perdón y redención, sin embargo la postura de la Iglesia católica es la misma, queda intacta. Condena y criminaliza el aborto, a pesar de que miles de mujeres pobres sufren las principales consecuencias de esta criminalización. Dice defender la vida, pero guarda silencio ante los casos de pederastia que encubrió su antecesor Juan Pablo II, y los que él mismo ha encubierto en Argentina, como el caso Provolo; argumenta sobre el perdón, pero ni una sola palabra ante la ola de transfeminicidios que se llevó a cabo en México a raíz de la conformación del Frente Nacional por la Familia, el cual fue apoyado y dirigido por él. Y cómo olvidar su papel durante la dictadura militar argentina, particularmente con la apropiación sistemática de bebes y robo de identidad.

Bergoglio decide guardar silencio frente a estos acontecimientos de la ultra derecha, al tiempo que ofrece un cordial recibimiento al misógino y racista Donald Trump, como otro mandatario más. A la luz de estos hechos, decenas de miles de mujeres se han apostado a las calles para repudiar la misoginia y el racismo que detenta la figura de Trump no sólo en Estados Unidos, por lo que el repudio contra cualquier ataque en contra de los derechos de las mujeres debe fortalecerse con la movilización.

Con información de Proceso







Temas relacionados

Jorge Bergoglio   /    Vaticano   /    Iglesia Católica   /    Aborto   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO