Sociedad

Pueblos originarios de Jujuy movilizarán contra minería a cielo abierto

La movilización estaría prevista para mediados de marzo, desde La Quiaca a San Salvador. Será contra el avance de la minería a cielo abierto y por la derogación de la Ley de Servidumbres 5915.

Martes 21 de febrero | 13:42

La movilización estaría prevista para mediados de marzo, desde la ciudad de La Quiaca hasta San Salvador de Jujuy. Exigen la derogación de la Ley de Servidumbres 5915, impulsada por el gobernador Morales, y contra el avance de la megaminería a cielo abierto como es el proyecto “Chinchillas” en la cuenca de Pozuelos. Convoca Asamblea de Comunidades e Indígenas libres

El 4 de febrero, en la Comunidad de Rodeo (Cuenca de Pozuelos) se llevó a cabo una nueva reunión de la Asamblea de Comunidades e Indígenas libres. Las mismas se vienen realizando desde junio de 2016, en sus inicios fue convocada exigiendo la derogación de la Ley de servidumbres 5915 impulsada por el Gobernador Morales en mayo de 2016, violatoria de derechos de los pueblos originarios e inconstitucional.

En diciembre en una convocatoria realizada por el Gobierno Provincial con la Secretaria de Pueblos Indígenas y diputados provinciales, la Ley 5915 fue repudiada y casi la totalidad de las autoridades de las comunidades presentes pidieron la derogación. Cabe destacar que este pedido casi unánime no tuvo respuesta de parte del Gobernador de la Provincia ni la Secretaría de Pueblos Indígenas, al contrario el Gobernador y otras autoridades provinciales se apresuraron a aplicarla, a pesar de su inconstitucionalidad, ignorando por completo el mandato de las comunidades.

En la Cuenca de Pozuelos, hermanos de la zona expresaron su gran preocupación, por el avance del proyecto minero “Chinchillas” de la empresa canadiense Golden Arrow y la mendocina Valle del Cura.

Este proyecto estaría ubicado dentro de la zona de Reserva de Biósfera Laguna de Pozuelos y funcionaría en la modalidad a cielo abierto, utilizando enormes cantidades de agua y siendo altamente contaminante. El Gobierno provincial promueve este emprendimiento extranjero, aun estando emplazado en un área protegida y a pesar de la alarmante sequía que afecta el Monumento Natural Laguna de Pozuelos y la puna entera, amenazando las formas de vida actuales.

Citando al biólogo Lino Pizzolon “el proyecto propone cambiar dudosos beneficios momentáneos durante cinco años a cambio de la producción de daños permanentes e irreparables en la calidad del agua de toda la zona del área de influencia del proyecto, alrededor del arroyo Uquillalloc y Laguna de Pozuelos y perjudicara fuertemente la disponibilidad de agua para usos tradicionales, se trata de un proyecto inaceptable”.

Como sucedió con otros emprendimientos en la Provincia, el procedimiento de consulta libre, previa e informada enmarcado en el convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) no es cumplido o se hace a su manera, pasando por alto a las comunidades, y los informes de impacto ambiental son engañosos, complejos y no accesibles a la población.

En el transcurso de las reuniones que se vienen realizando en distintas localidades de Quebrada y Puna, también se acercaron hermanos afligidos por diversas problemáticas que los afectan en sus territorios, como ser proyectos mineros contaminantes en Salinas Grandes y Cuenca de Guayatayoc, Coranzuli, El Aguilar. También por desalojos y criminalización de la protesta a las comunidades Cueva del Inca y Pucara en Tilcara en beneficio de empresarios turísticos y por políticas no claras en la regularización de entrega de títulos comunitarios, entre otras.

Los organismos oficiales como ser Secretaría de Pueblos Indígenas e INAI hacen la vista ciega a estas problemáticas actuando en forma funcional al gobierno de turno.

El proceder del gobierno y sus slogans “Jujuy es Pachamama”, “Pachamama yo te cuido”, suenan a hipocresía y a folklorismo superficial y vacío, ya que las políticas aplicadas, promueven la desaparición de nuestras formas de vida tradicionales. Se haría imposible la continuidad del pastoreo y la actividad agrícola, causando daños irreparables a la Pachamama con el derroche del recurso hídrico, agravando la sequía y contaminando cursos de agua superficiales, aguas subterráneas, suelos y aire.

Se suman y agravan este panorama las políticas económicas, tarifazo y ajustes a los sectores más vulnerables de la sociedad, favoreciendo con estas a los grandes grupos económicos.

Toda esta situación fue debatida, decidiendo en forma unánime y consensuada, que ya es tiempo de visibilizar todas la problemáticas que nos afectan producto de la continuidad y profundización de políticas netamente mercantilistas, neoliberales, de saqueo, represión y exterminio de nuestros pueblos indígenas, como la represión a nuestros hermanos de la Nación Mapuche en Neuquén, represión y persecución a los hermanos de la Nación Wichi en Salta.

Apelamos a las herramientas de lucha y resistencia como la movilización y asambleas comunitarias, decidiendo marchar desde la localidad de La Quiaca a la Capital jujeña del 17-18 de marzo al 24 de marzo, atravesando los diferentes pueblos de quebrada y puna. Convocamos a todos los hermanos y hermanas de pueblos originarios de comunidades y de ciudad y al campo popular (a toda la sociedad, sindicatos, movimientos sociales, etc.) para visibilizar y pronunciar nuestro descontento y formular una propuesta superadora y reivindicativa ante estos gobiernos saqueadores de nuestra Pachamama.

Hermanados en la lucha y siguiendo el legado de nuestros mayores de Batalla de Abra de la Cruz, Batalla de Quera y Malón de la Paz, reivindicamos la dignidad de los pueblos originarios. JALLALLA!








Temas relacionados

Minería a cielo abierto   /    Contaminación   /    Pueblos originarios   /    Ecología y Medioambiente   /    Jujuy   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO