Sociedad

PUEBLO MAPUCHE

Pueblo mapuche: por la autonomía y recuperación territorial

Reproducimos a continuación la Declaración de las comunidades mapuche pewenche de la Identidad Territorial Pewen Mapu.

Miércoles 29 de noviembre | 13:23

Las organizaciones critican el “modelo colonialista, capitalista y extractivista que ha devastado nuestros territorios y que generan graves problemas ambientales, culturales, económico y sociales para nuestro pueblo” y critican “los devastadores efectos de la cacería humana que lleva adelante el actual gobierno con sus aparatos represivos y con los dueños de los grandes capitales, que han visto en el movimiento mapuche, la amenaza a sus intereses corruptos”.

La declaración está dirigida a la nación mapuche, a la nación chilena, organismos internacionales, naciones unidas y organizaciones de derechos humanos.

A continuación reproducimos la declaración.

Las comunidades Ancestrales Mapuche-Pewenche de la Identidad Territorial Pewen Mapu, se encuentran ubicadas en las Comunas de Alto Biobío, Quilaco, Santa Bárbara, Quilleco, Antuco y Lonquimay de la VIII y IX Región al sur de Chile. El territorio ancestral cuenta con grandes riquezas naturales, como recursos hídricos y grandes extensiones de bosque nativo y bosque de araucarias que estamos profundamente dispuestos a proteger de los intereses ambiciosos del modelo colonialista, capitalista y extractivista que ha devastado nuestros territorios y que generan graves problemas ambientales, culturales, económico y sociales para nuestro pueblo.

Desde la instauración de la república de Chile y dictaciones de leyes, procesales, penales, administrativas y civiles, hemos sido víctimas generación tras generación, de acciones de atropello y vulneración por parte del Estado del llamado Estado De Derecho. Así hemos visto cómo a través de la dictación de diversas leyes y normas, nuestro Derecho a habitar, a gobernar, a permanecer como Pueblos en nuestros Territorios (Puel Mapu, Pikun Mapu, Labken Mapu y Willi Mapu). Las leyes actúan a favor de los gobiernos de turno, y sus autoridades, quienes coludidos con intereses privados usan maliciosamente y dolosamente los más diversos mecanismos de represión.

Los más diversos atropellos han quedado en la memoria oral de nuestros abuelos, sus relatos han sido traspasados a las nuevas generaciones y hoy son ampliamente descritos por historiadores Mapuche y no Mapuche, quienes han ayudado a esclarecer los hechos ocurridos, por ejemplo en la mal llamada Pacificación de la Araucanía, período en que el Estado Chileno, arrasó con nuestro territorio y desconoció diversos tratados que hasta ese entonces, se había logrado convenir entre nación mapuche y la joven nación chilena de aquellos tiempos, A lo largo de nuestra historia hemos vivido un proceso de asimilación, integración y aculturación intensa que hace referencia a un proceso social mediante el cual una persona, un grupo de individuos o una comunidad entera ve transformado su sistema cultural a partir de la adquisición de nuevos elementos o valores no propios.

Este fenómeno que origina y refuerza la pérdida de identidad. Hoy y pese a los intentos de desintegración cultural, nuestros pueblos ancestrales defendemos y recuperamos nuestro kimun y no estamos dispuestos a continuar aceptando la integración cultural que propone el Estado consecuencia del proceso de usurpación y despojo histórico que nos afecta. Recuperaremos y reconstruiremos con las nuevas generaciones el valor de lo que fue y es nuestro valioso patrimonio cultural Ancestral. Manifestamos nuestra profunda preocupados y preocupadas por el permanente amedrentamiento y vigilancia sufridas por nuestras comunidades. Denunciamos las acciones de los agentes de seguridad: detención por sospecha, presencia de agentes civiles en busca de información sobre movimientos y dirigentes, control de identidad y patrullaje vehicular y aéreo insistente en el Territorio de Alto y Bajo Biobío. Denunciamos la criminalización de la que hemos sido objeto sustentada por medios de comunicación cómplices de los grupos poderosos que buscan matarnos y encarcelarnos.

Recogemos lo declarado por ONU quien señala que “la criminalización de los movimientos indígenas se ha constituido en una de las principales problemáticas en todo el planeta, asociada a la tendencia creciente de la violación sistemática de los derechos de los pueblos indígenas”. Solidarizamos con cada uno de nuestros peñi y lamien que dignamente se han atrevido a tomar la Responsabilidad de luchar por los Derechos Ancestrales, a quienes se encuentran encarcelados luchando para exigir juicio justo y la no aplicación de la ley llamada antiterrorista. Su lucha es de todos y de todo nuestro pueblo. Rechazamos las campañas comunicacionales y sociales que se han realizado para denostar y deslegitimar nuestra lucha. Hacemos un llamado a la Nación Chilena a conocer la causa real del problema territorial y Político de nuestro pueblo. Solidarizamos también con sus luchas sociales y les pedimos poner atención a la forma en que el Estado-Empresario, busca engañarlos bajo un discurso de los buenos y malos, terroristas y no terroristas.

No creemos en el llamado al diálogo propuesto por el gobierno. No tienen y nunca han tenido la disposición a buscar una solución real a las reivindicaciones históricas de la Nación Mapuche. No creemos en sus mesas de Diálogo, si no son capaces de reconocer el profundo atropello en contra de nuestra gente, cultura y nación, todo en pro del llamado Desarrollo y Civilización. Denunciamos que el Estado chileno, obliga a las comunidades indígenas a organizarse bajo la forma occidental, forzándolas a obtener personalidades jurídicas que incluyen la institución de autoridades ajenas a su cultura, vale decir Presidente/a, Secretario/a y Tesorero/a. Desconocen la autoridad que, ancestral y tradicionalmente ha ejercido el Lonko dentro de las comunidades. La imposición y validación de otras estructuras administrativas no es más que una forma de colonización cultural que apela a la destrucción de la cultura, la limitación a su autonomía y la libre determinación.

Ponemos de manifiesto que bajo el Derecho Ancestral, la única figura válida es la del Lonko. Los Pueblos Indígenas en Chile, y en específico las comunidades Mapuche-Pewenche, ostentamos el legítimo derecho a estructurarse bajo las formas de organización ancestral de su respectiva cultura. Al Estado no le cabe más que respetarlas, en tanto este reconocimiento consta también, en los compromisos que el propio Estado chileno ha asumido ante distintas asambleas de la Comunidad Internacional y que hoy son Ley de la República. Exhortamos a todos los Lonko del Meli Witran Mapu, de la Nación Mapuche a reconstruir, a unificar, a validar nuestra autoridad de Lonko en nuestros Lob. Llamamos también a las Autoridades Ancestrales Espirituales y Políticas Mapuche a apoyar nuestra lucha por la defensa del Itrobill Mongen (Biodiversidad).

A los peñi y lamien que están sufriendo los devastadores efectos de la cacería humana que lleva adelante el actual gobierno con sus aparatos represivos y con los dueños de los grandes capitales, que han visto en el movimiento mapuche, la amenaza a sus intereses corruptos. El interés por desarticular nuestra lucha territorial, cultural, política y espiritual, no tendrá éxito, pues les decimos que no les tenemos miedo y seguiremos adelante con lo que nos parece nuestro legítimo derecho a reconstruir la Nación Mapuche. Las comunidades y organizaciones indígenas del Territorio de Alto Biobío, nos ponemos en alerta y le hacemos el llamamos al Estado de Chile a respetar los derechos de los Pueblos Originarios y disponerse a iniciar un camino que implique el reconocimiento, restitución y reparación del mal causado.

Recogemos los preceptos establecidos en la Declaración Universal de los Derechos humanos, en la Declaración Universal de los Derechos de los Pueblos Indígenas, el Convenio 169 de la OIT, la Declaración Americana de los Pueblos Indígenas que en algunos de sus artículos establecen el Derecho a la Libre Determinación y Autonomía en su integridad.

En virtud de lo anterior, es que las Comunidades del Territorio Mapuche-Pewenche de las Comunas antes mencionadas venimos a exigir a los Privados e Instituciones de Estado a que hagan abandono de las Tierras usurpadas: Fundos Las Lengas, infiernillo, Queuco, los Chenques (Cauñicu y Pitril), Rañilhuenu, san Miguel, de la Ribera del Queuco Y Guallaly, Los Guindo ( Familia Bustener y Campagna), Villucura, Lolco de la ribera del Biobio, en Alto Biobío Y Fundo Aguas Blanca de la Familia Matte, Las Quinientas de la Comuna de Santa Bárbara Y Carta Ajena (Forestal Mininco), Cahual, Noiman, Trompelhueno (Forestal Mininco) de la Comuna de Quilaco, Así También exigimos al Estado Chileno declarar territorio Ancestral a los “reservas” de Ralco y Alto Pemehue, NOS PERTENECE.

Con el objetivo de dar a conocer los sentidos de nuestra lucha política social, convocamos a nuestras comunidades y organizaciones pewenche y no pewenche para el sábado 09 de diciembre de 2017 a una marcha por la Autonomía y Recuperación Territorial, la que iniciará en Ralco, Alto Bio Bio desde las 10: 00 hrs.






Temas relacionados

lucha por el territorio   /   Pueblo Mapuche   /   Represión   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO