Géneros y Sexualidades

CÓRDOBA

Primeros resultados del índice de violencia de género en la Universidad Nacional de Córdoba

Estudiantes de las facultades de Filosofía, Artes y Derecho hacen públicos los datos del primer relevamiento para conocer la violencia de género en la Universidad Nacional de Córdoba y exigen que se ponga en funcionamiento un Plan de acción integral para combatir este flagelo.

Miércoles 31 de mayo | Edición del día

Hace más de 2 semanas y con el objetivo de visibilizar la violencia de género en la Universidad Nacional de Córdoba y encontrar respuestas concretas para combatir este flagelo, desde Pan y Rosas junto a compañeras independientes organizadas en secretarías y comisiones de mujeres, vienen impulsando una campaña para crear el primer índice de violencia.

Mediante encuestas anónimas, este índice permite profundizar tanto en problemáticas específicas como generales en torno a la violencia hacia las mujeres en los lugares de estudio.

La iniciativa contó con el saludo y apoyo de Rita Segato, reconocida antropóloga feminista.

Los datos

En la Facultad de Filosofía y Humanidades, del total de compañeras encuestadas un 30% dice haber sufrido algún tipo de violencia de género, y un 39% dice conocer a alguien que ha sufrido violencia de género; siendo el acoso (un 5.53%) y la intimidación (23%) las causales más relevantes.

Así mismo, las compañeras que dicen conocer a alguien que sufrió violencia de género, mayormente expresan que se debe a comentarios machistas en las aulas (43%). Alarmante es que del total de compañeras que dice haber sufrido violencia, ninguna acudió a autoridades universitarias para denunciar estos hechos y buscar contención.

Por su parte en la Facultad de Artes, el 29% de las encuestadas se sintió violentada por su condición de género, y el 36% conoció a alguna compañera que sufrió violencia de género en la Universidad. Aquí la mayoría de las encuestadas contestó que mayormente acuden a compañeras para denunciar estos casos, debido a que el 65% de las mujeres desconoce las herramientas que brinda la UNC para prevenir y accionar en casos de violencia de género.

Lo interesante de estos resultados es que el 66% opina que deben recibir contención psicológica tanto la víctima como el victimario, y que deben realizarse reuniones abiertas en los espacios de organización estudiantil para poder tratar estos casos (52%).

A su vez en la Facultad de Derecho, un 40% dice haber sufrido algún tipo de violencia de género en la cursada, siendo la mayoría de los casos (95%) violencia psicológica ejercida por parte de los docentes con comentarios machistas en las aulas. De nuevo ninguna dice haber acudido a dependencias universitarias.
Burocracias, desfinanciamiento y cinismo.

Estos números reflejan que la mayoría de las mujeres que transitan la vida universitaria están expuestas a diferentes tipos de violencia y desconocen las herramientas a su disposición. Pero no sólo es por falta de difusión: El Plan de Acciones para Prevenir y Erradicar la Violencia de Género en la UNC fue aprobado a través de la resolución 1011 H.C.S en el 2015, sin embargo no se aplica por falta de financiamiento tanto de la anterior gestión de Tamarit como de la del actual de Juri, dejando expuestas a las mujeres a las situaciones que reflejaron en las encuestas; llegando a casos extremos como el de la estudiante de enfermería que fue atacada por su ex pareja en el Comerdor Universitario , o la estudiante de la Escuela de Historia que no tuvo respuesta cuando buscaba cambiar su horario de cursada.

Del presupuesto total de la UNC se destina el 0,14% al lugar que, entre otras cosas, debe atender los casos de violencia de género. Esto equivale a $5000 por mes, es decir menos de 10 centavos por compañera en toda la UNC. Mientras tanto, la nueva Federación Universitaria dirigida por Sur, La Bisagra y Patria Grande va a gastar 9 millones en la construcción de un edificio propio. Sin presupuesto real, hablar de combatir la violencia de género es pura demagogia.

Candela Guzmán, Consejera Directiva de la Facultad de Filosofía y Humanidades, expresó: “Nosotras desde Pan y Rosas, entendemos la necesidad de dar respuestas de manera urgente a la situación de las mujeres, por eso junto a compañeras independientes nos propusimos aportar este primer índice de violencia de género en la UNC. Exigimos la implementación de un plan integral para prevenir y contener la violencia de género en la UNC; financiado a través de aumentar al 3% el presupuesto que se le destina. Un plan de acción que incluya un gabinete interdisciplinario especializado, que pueda contener a ambas partes (víctima y victimario) e investigue cada caso en sus particularidades. Además exigimos refugios y becas para las compañeras que lo necesiten. Hemos presentado en todos los Consejos Directivos y en el Consejo Superior proyectos de resolución para empezar a dar respuesta en este sentido”.

Agregó Laura Vilches, legisladora por el PTS/FIT: “Esta falta de financiamiento se encuentra a tono con el Gobierno de la Provincia de Córdoba, quién rechazó el plan de emergencia contra la violencia hacia las mujeres en la pasada Comisión de equidad y lucha contra la violencia de género dependiente de la legislatura. Queda claro frente a las mujeres que se siguen organizando para decir Ni Una Menos, que sin un presupuesto acorde no hay un objetivo de este gobierno de erradicar la violencia contra las mujeres, ni tampoco prevenirla”.

¡Tocan a una, nos organizamos miles!

Las grandes movilizaciones del 3J y el Paro Internacional de Mujeres, que llenaron las calles de todo el país bramando contra la violencia machista, nos ponen en manifiesto que las mujeres podemos hacer temblar la tierra.
Es necesario, entonces, conquistar espacios en los lugares de estudio y trabajo para organizar nuestra bronca y luchar por conquistar los derechos que nos faltan. Como vemos diariamente, ni las gestiones universitarias, ni los distintos gobiernos tienen entre sus prioridades la pelea contra la violencia machista en un país en que cada 18 horas muere una mujer. Sólo organizadas de manera independiente del Estado y sus instituciones podremos arrancarles nuestros derechos.

Es por eso que desde Pan y Rosas, volveremos a las calles y los invitamos nuevamente a gritar junto a nosotras #NiUnaMenos, ¡vivas y libres nos queremos!, este Sábado 3 de Junio a las 17 hs en Colón y Cañada, porque si tocan a una, nos organizamos miles.








Temas relacionados

violencia contra las mujeres   /    Ni Una Menos   /    #VivasNosQueremos   /    Laura Vilches   /    Universidad Nacional de Córdoba   /    Pan y Rosas   /    Juventud del PTS   /    Córdoba   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO