Política Chile

NIÑEZ

Primeros resultados de auditoria social al SENAME. La reforma de Sebastian Piñera ¿la solución?

En un centro residencial de administración directa del SENAME, CREAD Galvarino (lugar donde falleció la niña Lissette Villa), fueron presentado los resultados de la auditoria realizada a once centros dependientes del Servicio.

Sábado 26 de mayo

La auditoria social a 11 centros de administración directa del SENAME, evidenció dramáticos resultados, generando posiciones en el Gobierno de Sebastian Piñera, y por parte de la organización de funcionarias/os actual del SENAME, entre otros.

El oficialismo aseguró que estos datos servirán como “insumo” para la Comisión de Infancia del Parlamento (uno de los acuerdos nacionales), instancias en la cual dentro de las próximas semanas entregaran su propio informe con medidas para enfrentar esta problemática de la niñez más pobre.

"Las conclusiones son tristes y a veces dramáticas y eso refleja que el Estado de Chile no está cumpliendo con su deber, con su responsabilidad de cuidar, de proteger a nuestros niños", planteó Sebastián Piñera, considerando que un 34% de los niños que está bajo el cuidado del SENAME no va a la escuela, un 44% tiene retraso escolar, un 58% tiene problemas de salud mental, un 48% tiene consumo problemático de alcohol o drogas," según informó radio Bio Bio.

En sus anuncios, Piñera dio cuenta de su política de aumentar la subvención a organismos colaboradores del SENAME, es decir, más dinero para empresas privadas que están detrás del hacinamiento y las vejaciones hacia los niños, en pos de ganancias millonarias. Además contempla agilizar los procesos de adopción y reducir la cantidad de menores por hogar.

Desde la Asociación de Funcionarios del SENAME, Alicia del Basto, dijo que "lo más importante de eso es que hoy día empieza a operar la intersectorialidad que tiene que ver con salud, el tema de las drogas, el tema de educación, porque ahí también se tocó el tema de los niños desescolarizados, que hoy día de los colegios municipales echan a nuestros niños, que Salud no se hace cargo de la salud de los niños". "Ojalá esto sirva para eso, para que de una vez por todas empiecen a cumplir el rol que a ellos les corresponde en esto, añadió.

¿Reforma al SENAME? ¿La solución?. Por un plan de hogares y residencias estatales y por el fin de la externalización de los servicios sociales para la niñez.

Los resultados que se han anunciado demuestran que las políticas públicas hacia el cuidado de niños están en una profunda crisis. El funcionamiento de un servicio social del Estado que tiene como objetivo proteger a la niñez, se ha enfocado en mantener y reproducir los sufrimientos y la miseria de la sociedad a niños y niñas, entregados a empresas privadas que buscan la mayor ganancia mientras más niños puedan recibir.

Las posibles reformas al SENAME siguen sin resolver el problema de fondo que subyace a esta realidad miserable, que el Estado no se hace cargo directa y profesionalmente del cuidado de los menores en Chile, y por tanto al tercerizar los servicios, precariza las condiciones de los niños, volviendo el cuidado de ellos en un negocio para unos pocos.

Se debe exigir además, para acabar con el carácter de "detención" de los centros, garantizar funcionarios y profesionales de trato directo de todas las áreas de educación y salud, con carrera funcionaria y capacitación constante sobre temas de niñez y vulneración de derechos, para proteger al trabajador del stress laboral y psicológico al cual se ven enfrentados en la actualidad.

Por otro lado, es imposible cuidar y proteger realmente a niños y niñas pobres, cuando la salud y educación pública evidencian una precarización alarmante. Por un lado una educación pública acorralada por la competencia de la matricula, con estereotipos de género y educación sexista; y por otro lado los consultorios y las listas de esperas de los centros hospitalarios, donde las políticas de intersectorialdad del MINEDUC y MINSAL, han demostrado que la coordinación de salud y educación no ha cumplido con su objetivo de garantizar una salud y educación de calidad. Por tanto, todo intento por resguardar le cuidado y derecho de los niños a una niñez justa y respetuosa, no se resuelve con reformas (que profundizan una lógica de Estado subsidiario) sino con un cambio de fondo en lo que la sociedad comprende como derecho a la educación y a la salud. No podemos garantizar el cuidado de los niños si no transformamos de conjunto esta realidad.

Ha sido una política nefasta ya que mientras no exista una educación pública no sexista, estatal y gratuita, con financiamiento permanente a jardines, salas cunas, escuelas y liceos, bajo participación democrática de sus estamentos. Con estabilidad contractual para funcionarios y docentes, como también que se garantice un real acceso a la salud de calidad, oportuna y gratuita, cuestión que actualmente está profundamente deteriorada con el lucro en la salud, ambos servicios que están presentando las consecuencias directas de las políticas neoliberales en políticas publicas claves para la sociedad, alejadas de ser derechos sociales garantizados para niños y niñas de Chile. La reforma del Gobierno de Sebastian Piñera no esta resolviendo las problemáticas de fondo, sino manteniendo y normalizando la realidad de la miseria de la niñez en situación de pobreza en este país.






Temas relacionados

Sename   /   Política Chile   /   Sebastián Piñera   /   Derechos de la Niñez y la Juventud   /   Reformas   /   Educación

Comentarios

DEJAR COMENTARIO