Juventud

TERCIARIOS

Primeras lecciones del conflicto contra el cierre de carreras

El gobierno se mantiene inflexible y los gremios no convocan a ninguna medida de lucha. La propuesta del PTS en el Frente de Izquierda para defender la educación pública.

Gastón Remy

Docente universitario | Facultad Cs. Económicas UNJu

Daniela Muñoz

Estudiante de Lengua y Literatura. Consejera estudiantil IES N°5.

Miércoles 22 de noviembre | 09:20

Desde que comenzó el rechazo a la resolución N° 7239 que ordena el cierre de la inscripción a cinco carreras de los IES el gobierno de Gerardo Morales se ha mantenido firme con su postura.

La ministra de Educación, Isolda Calsina, cuestionó a los estudiantes y docentes que se vienen movilizando en los IES de la provincia como en San Salvador, La Quiaca-Abra Pampa, Libertador Gral. San Martín, con tomas, asambleas y clases públicas, acusándolos de ser una “oposición” sin sentido.

Este descalificativo es propio de una funcionaria empecinada en llevar un ataque a la educación pública a medida de la reforma educativa que planean desde la cartera de educación de la Nación. Y de un gobierno que mantiene a la policía ingresando a los colegios para intimidar a los que rechazan la resolución de la ministra.

Quieren docentes más precarizados y estudiantes que estudien las carreras que exigen los grandes empresarios como ahora las mineras del litio o de las energías renovables en la provincia. Además de degradar su formación con tecnicaturas que los entregan cómo mano de obra barata.

“No sobran maestras, faltan escuelas” es la principal denuncia a la lógica de mercado que las autoridades del gobierno esgrimen para el cierre de carreras y quitar el derecho a elegir qué carrera estudiar. En una provincia donde con profundas desigualdades sociales y con un sistema educativo que sólo tiene un 8,6% de jornada escolar completa, entre otros aspectos estructurales, que demuestran lo contrario a lo que afirman las autoridades de gobierno.

¿Por qué el gobierno logra sostener la resolución N°7.239?

En primer lugar, el rol de las conducciones de los gremios CEDEMS y ADEP tiene un peso central. Ambos gremios muy cercanos al oficialismo expresan un tibio rechazo a la resolución 7239 pero no están dispuestos a tomar ninguna medida de lucha a la altura del ataque. Así lo ratificaron el viernes pasado en el “Plenario Sindical” convocado junto a otros gremios docentes, SADOP y ADIUNJu, con quienes coinciden en echarle la culpa a las bases, en vez de asumir, que su política de no convocar a asambleas para preparar un plan de lucha es la responsable de que el gobierno avance.

Segundo, el rol de las conducciones de los centros de estudiantes de los IES y de las facultades de la UNJu que están en manos de agrupaciones del PJ. En ningún caso hicieron asambleas ni se jugaron a movilizar a los estudiantes. En el caso de Juntos pese a que la última asamblea estudiantil del martes 14/11 votó participar de la marcha provincial de los IES el centro no movilizó a nadie ni siquiera participaron sus integrantes. De conjunto el PJ confirma su rol servil ante Cambiemos y en materia educativa siguen una política de participar en el Pacto Social Educativo del gobernador Morales.

La política de las conducciones gremiales y estudiantiles impide que los más de 20.000 mil docentes y 40.000 estudiantes terciarios y universitarios se manifiesten en las calles. Si su fuerza social se pusiera en movimiento la resolución de Calsina-Morales caería en cuestión de minutos.

Por eso, es muy importante que los gremios que rechazan la política educativa del gobierno definan un plan de lucha para dar una respuesta alternativa a los gremios docentes y a las conducciones de los centros de estudiantes que dejan correr el ataque.

"Autoconvocados”

Frente a los límites que imponen las direcciones gremiales y estudiantiles a partir de las asambleas y movilizaciones surgieron sectores de docentes que se denominan “autoconvocados”, aunque la mayoría son militantes históricos de listas integradas por el PJ y la UCR en los gremios docentes o de organizaciones sociales y populares.

La política de este sector de docentes, y de algunos estudiantes ligado a ellos, combina una exigencia muy tibia a los gremios con un diálogo con las autoridades del Ministerio de Educación y con los rectores de los IES que vienen siendo cómplices del cierre de carreras y la pérdida de conquistas. Son los que pasan por encima de las resoluciones de las asambleas docentes y estudiantiles, como pasó durante la segunda marcha cuando impusieron ir a la legislatura a hablar con el diputado de la UCR Néstor Sanabia o el viernes 17/11, cuando decidieron sólo exigir al CEDEMS (y no a ADEP) para luego de la tercera movilización armar un acto en vez de leer las resoluciones de las asambleas y proponer nuevas medidas de fuerza.

Preparar una estrategia para derrotar el ajuste

Los docentes y la juventud militante del PTS en el Frente de Izquierda planteamos la necesidad de exigir a los gremios asambleas y un plan de lucha, al igual que a los centros de estudiantes, mientras apostamos al desarrollo de cuerpos de delegados por cursos y carreras que coordinen entre los IES de toda la provincia.

Porque consideramos que para torcer el brazo al gobierno es necesario poner en movimiento a la fuerza social de los estudiantes, docentes y trabajadores. Desarrollando la organización democrática con delegados con mandatos de sus compañeros es la única forma de fortalecer la pelea contra el gobierno que cuenta con un poder centralizado y se aprovecha de la falta de organización de los IES en su mayoría intervenidos, sin centros de estudiantes o con el PJ en los centros apostando a la desmovilización y al “diálogo” con el gobierno.

Siendo consecuentes con nuestro rechazo al cierre de carreras aportamos un proyecto de “preocupación” de la diputada nacional, Nathalia Gonzalez Seligra para lograr que el reclamo se escuche en todo el país e hicimos una donación a los estudiantes de Abra Pampa para que puedan participar de la marcha provincial, ratificando el rol de nuestros diputados como Alejandro Vilca junto a los estudiantes y docentes en lucha. Y también realizamos un plenario docente-estudiantil para fortalecer el conflicto discutiendo con decenas de activistas.

Se vienen momentos de mayores ataques con la reforma laboral y el pacto fiscal que significan un golpe para derechos históricos de los trabajadores y jubilados conquistados con años de lucha. Para enfrentar los planes de ajuste de los gobiernos y defender la educación pública frente a la reforma educativa es necesario construir fuertes agrupaciones en los lugares de trabajo y estudio que impulsen la organización de cuerpos de delegados, levantando una política independiente de los partidos patronales y en unidad con el pueblo trabajador para ganar fuerzas contra las directivas burocráticas denunciando su tregua y exigiendo paro y plan de lucha.

La UCR con sus ministros, burócratas y su brazo estudiantil Franja Morada conspiran para llevar adelante estos ajustes sobre la educación. Mientras el PJ actúa de forma coordinada para que ningún centro o sindicato levante la voz. Por eso, quienes tenemos acuerdo en desarrollar cuerpos de delegados y pelear junto a los docentes y trabajadores en forma coordinada desde las bases debemos agruparnos para permanecer organizados, enfrentar las maniobras del gobierno y la burocracia y prepararnos para golpear con un solo puño.

Esta es la perspectiva que sostenemos en este conflicto educativo desde las agrupaciones que impulsamos junto a estudiantes independientes como Izquierda Estudiantil con quienes logramos conquistar en el IES N° 5 concejeros y en el centro de estudiantes vocalías, Pan y Rosas o Juventud a la Izquierda en la UNJu y discutimos con decenas de activistas.

Una perspectiva que también impulsamos desde el Movimiento de Agrupaciones Clasistas en los gremios y lugares de trabajo.

Te invitamos a ser parte de este gran desafío de prepararnos en serio para derrotar los ataques a la educación pública y sobre los derechos de los trabajadores y los jubilados.








Temas relacionados

Terciarios   /    Reforma educativa   /    Jujuy   /    Educación   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO