Internacional

ALEMANIA / ESTADOS UNIDOS

Primera reunión tirante entre Merkel y Trump

Trump recibió este viernes en Washington a la canciller alemana Angela Merkel. A pesar de una agenda cargada sobre economía, geopolítica y medio ambiente, no hubo grandes anuncios.

Juan Andrés Gallardo

@juanagallardo1

Sábado 18 de marzo | Edición del día

La canciller Angela Merkel llegó este viernes a Washington para cumplir con una reunión acordada para hablar cara a cara con Donald Trump. Merkel es la segunda mandataria europea que viaja a Estados Unidos, tras la visita de Theresa May. Pero a diferencia de la cálida reunión con la primer ministra del Reino Unido, en la que Trump celebró el brexit y auguró por el desmebramiento de la Unión Europea, la relación con Merkel está plagada de intereses cruzados, muchos de ellos irreconciliables.

No se llegaba en una situación de mucha armonía, Hace unas semanas Trump había señalado a la canciller de ser la "persona que está arruinando a Alemania", por su política hacia los refugiados. También había anunciado la imposición de aranceles de hasta 35% para las automotrices alemanas que tienen plantas en México e importan a Estados Unidos.
Merkel llegó a Washington entonces acompañada por Harald Krueger, CEO de BMW y Joe Kaeser, CEO de Siemens. Se trató de una forma de presionar a Trump desde la base de su propio discurso ya que según Merkel las empresas alemanas con base en Estados Unidos emplean a un total de 800.000 ciudadanos estadounidenses.

En la primer conferencia de prensa tampoco parece que se haya avanzado mucho, sino que más bien quedaron marcadas las diferencias y se hicieron unas pocas concesiones.

El plan de Merkel incluía una agenda cargada con temas como la OTAN, los refugiados, el Brexit, la Unión Europea, los acuerdos comerciales, Rusia y el medio ambiente.

Sobre la mayoría de estos temas se habló en la conferencia de prensa pero sin mostrar acuerdos significativos. El tema del medio ambiente, sobre el que Merkel pretendía que exista un compromiso con el Acuerdo de París, no solo no se nombró sino que Trump venía de presentar el jueves un presupuesto que recortaba significativamente las gastos en las agencias medioambientales, sin contar que su secretario para esa cartera es un negacionista del cambio climático.

En el inicio de la conferencia de prensa ambos presidentes se agradecieron, pero Merkel aprovechó la oportunidad para afirmar que es "mejor hablar el uno al otro y no acerca del otro", en referencia a todas las cosas que el presidente estadounidense había dicho de la canciller. De todas maneras para no "romper el protocolo" inmediatamente recordó la gran "ayuda de EEUU con el Plan Marshall y luego con el impulso para que Alemania pueda crecer unificada tras la guerra fría".

Trabajo

Trump, inició su turno en la conferencia de prensa reforzando su política de "América First" y el proyecto (incomprobable) de "recuperación inmediata de la base industrial manufacturera del país".

Sobre este punto hubo un aspecto curioso. Parece que a Trump le gustaron los "planes de capacitación" que le presentaron los empresarios alemanes, que no son ni mas ni menos que una política sistemática de creación de empleo basura. Fue entonces que Merkel se explayó en las bondades del modelo de empleo alemán: "Tenemos que aumentar las habilidades para la gente joven y para todos aquellos que han perdido su empleo y necesitan nuevas destrezas para recuperarlo". Es que Alemania no solo desarrolló una política extensiva de contratos basura, sino que incluso extendió esa metodología a los inmigrantes u refugiados que serían el sector más pauperizado y superexplotado de la mano de obra barata.

Sin embargo ese fue todo el acuerdo al que pudieron llegar en cuanto a los empresarios que llevó Merkel. En la conferencia de prensa no se habló de las automotrices alemanas, ni de la intención de Trump de imponerles aranceles.

Tampoco hubo acuerdo sobre la posibilidad de avanzar en el terreno comercial, en el que Trump expuso su modelo: "debemos trabajar hacia políticas reciprocas y justas. Miles de ciudadanos de EEUU que trabajan duro han quedado rezagados por el comercio internacional". Y luego siguió "No creo en el aislacionismo pero creo en el comercio justo. En el libre comercio pero que sea justo para todos. Somos un país poderoso y fuerte, y pronto estaremos a un nivel nunca visto".
A su turno Merkel no tuvo más que defender los acuerdos de libre comercio mostrando que en ese terreno no había por ahora ningún acuerdo viable, ni sobre negociaciones bilaterales por fuera de la Unión Europea: "Todavía no tuvimos tiempo de hablar sobre temas económicos, pero debo decir que el éxito de Alemania en la economía está relacionada la la integración y la unión europea".

OTAN, Rusia y refugiados

En cuanto a la OTAN ambos mandatarios parecieron salir empatados. Merkel logró que Trump no vuelva sobre sus dichos pasados acerca de la necesidad de eliminar la alianza atlántica, mientras que Trump consiguió que la canciller alemana hable sobre la necesidad de que todos los países aporten más dinero en concepto de seguridad.

Es así que Trump destacó su "fuerte apoyo para la OTAN y la necesidad de que cada país pague lo que le corresponda. Muchos países deben mucho dinero y es injusto para EEUU", y señaló que le agradeció a Merkel que "haya aumentado su gasto en defensa", y por su apoyo en Afganistan, así como también en la lucha contra Estado Islámico.
A su momento Merkel manifestó que "la OTAN es de suma importancia, y sabemos que Alemania tiene que aumentar la participación en términos de financiamiento". Aunque matizó que todo aumento en defensa vaya a parar a la OTAN al sugerir que "La defensa tienen muchas facetas, hay programas para el desarrollo, la seguridad de mucha gente en peligro en otros países".

En cuanto a las guerras Merkel señaló que "Hoy pudimos hablar de Afganistan, de la misión continuada de Alemania". Y aprovechó para apretar diciendo que no solo esperaba que Estados Unidos mantenga sus tropas allí, "sino que también tenían que trabajar contra el extremismo islámico en Siria y Libia", dos países en los que Estados Unidos ha venido dando un paso al costado.

Sobre Rusia no podía haber ningún acuerdo, como era de esperarse y solo se hicieron una serie de compromisos generales en torno a la situación en Ucrania donde Trump planteó que celebraba el liderazgo de Alemania y de Francia para intentar resolver el conflicto en Ucrania, a lo que Merkel contestó "Me alegra que EE.UU. apoye una solución segura para Ucrania", pero aclaró que recién se podrá "recomponer la relación con Rusia una vez que la situación en Ucrania se aclare".

Sobre los inmigrantes no hubo ningún acuerdo y si bien Trump evitó nombrar la situación alemana, dejó en claro que "la inmigración no es un derecho, sino un privilegio. La seguridad de nuestros ciudadanos es lo primero", no dejando lugar para críticas de Merkel sobre la prohibición del gobierno estadounidense a ciudadanos musulmanes.
Merkel no pudo más que contestar colateralmente al decir que "Yo creo que la globalización debe configurarse de manera justa y con libertad de movimiento. Por muchos siglos los países en Europa han tenido guerras. Debemos proteger nuestras fronteras pero la emigración debe ser parte de esto. Pero esto se debe hacer dándole oportunidades a los refugiados".

Hacia el final Merkel pudo arrancar un gesto a Trump al anunciar que "Alemania va a ser anfitrión de la cumbre del G20 y el presidente se ha comprometido a asistir. Él piensa que el comercio tienen que ser más justo. Y quiere que tengamos una reunión con nuestros empresarios para ver qué posibilidades tenemos".

Sin duda esta última parte será la más dificultosa, pues en la conferencia de prensa no se tocó el nudo del problema que atraviesa las relaciones entre ambos países y que tiene que ver con el superávit comercial de Alemania, superior al 8% de su PBI, del cual una parte considerable corresponde al comercio con Estados Unidos.








Temas relacionados

Donald Trump   /    Refugiados   /    Angela Merkel   /    OTAN   /    Rusia   /    Alemania   /    Estados Unidos   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO