Sociedad

CORONAVIRUS

Primer caso en los trabajadores del Hospital de Cipolletti enciende el alerta en el personal

Se trata de un chofer de ambulancia del nosocomio, primer positivo confirmado entre trabajadores que están en la primera línea frente a la pandemia provocada por el coronavirus.

Jueves 25 de junio | 12:33

En el día de ayer se difundió la noticia del contagio de un trabajador que cumple funciones como chofer de ambulancia en el Hospital local. El hecho se produjo por contacto estrecho con un paciente infectado al asistir a un llamado de emergencia en una vivienda de la ciudad. El trabajador comenzó a referir algunos síntomas, a partir de lo cual se activó el protocolo y se le realizó el testeo, que dio positivo. Actualmente el trabajador se encuentra internado en el Sanatorio Rio Negro.

Resulta llamativo que las autoridades del Hospital, tal como trascendió en medios locales, decidieron no aislar ni testear al resto de los trabajadores que compartieron tareas con él, justificándose con que ellos cuentan con elementos de seguridad. Pero lo cierto es que los elementos de seguridad a los que se refieren son los mismos que tenía el chofer de ambulancia al momento de contagiarse. Por otra parte el trabajador contagiado, que lleva prestando servicios dentro del sistema de salud pública desde hace 27 años, padece diabetes, por lo que se puede agravar su situación y debió haber estado de licencia por ser persona de riesgo.

El riesgo de trabajar precarizados en la primera línea

Es evidente el riesgo al que se exponen continuamente los y las trabajadores de salud, por lo que es imprescindible que los trabajadores puedan ser testeados regularmente. Pero también la situación puso en evidencia las diferentes condiciones de precarización a la que se enfrentan los trabajadores de la salud. Desde falta de insumos y elementos de protección, sobrecarga laboral hasta reclamos salariales y derechos básicos como el reclamo para que se apruebe la Ley de Insalubridad para los y las trabajadoras de salud, permitiéndoles jubilarse unos años antes a los considerados en la actualidad. También quienes están en primera línea frente a esta crisis sanitaria son los trabajadores de limpieza, quienes por la política de la terciarización no son reconocidos como trabajadores del hospital y por eso la precarización laboral es aún mayor.

Estas políticas de estado, que son una clara continuidad de las reformas neoliberales de Menem en los 90 que impusieron recortes en salud y educación, hoy son implementadas en la provincia por el gobierno de Carreras. Por otra parte, a pesar de que más nunca es necesario aumentar el presupuesto en salud, Alberto Fernández y sus ministros prefieren seguir pagando una deuda fraudulenta e ilegítima al FMI, en lugar de usar esa plata para enfrentar la pandemia. En lo que va del año se han realizado pagos de deuda por más de 5000 millones mientras la crisis en curso se descarga sobre las espaldas de las familias trabajadoras y deja a miles en las calles.

Los protocolos diseñados por el ministerio de salud, buscan responsabilizar a los trabajadores de los posibles contagios. Mientras los casos aumentan los elementos de protección faltan y el gobierno provincial y nacional solo ejecuta políticas disciplinadoras de la mano de las fuerzas represivas.

Te puede interesar: Maria Emilia Soria pide mano dura contra la poblacion por la crisis sanitaria en General Roca

Por eso urge la puesta en marcha de de comisiones de higiene y seguridad en cada hospital en cada centro de salud, donde todos los trabajadores y trabajadores tengan voz y voto sin distinción de puesto, gremio función o sindicato. Los y las esenciales que están en primera línea son los únicos que pueden controlar y garantizar las condiciones laborales en las que trabajan.







Temas relacionados

Covid-19   /    Coronavirus   /    Cipolletti   /    Río Negro   /    Sociedad   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO