Política

CONGRESO NACIONAL

#Presupuesto2019: ensayando discurso opositor, el peronismo se prepara para dar su aval

Este jueves hubo cruces entre legisladores del Bloque Justicialista, el FR y el oficialismo por la norma que modifica Bienes personales. Sin embargo, en el peronismo repiten que no dejarán a Cambiemos sin Presupuesto.

Jueves 18 de octubre de 2018 | 20:57

Por estas horas el peronismo sigue ensayando un discurso de oposición mientras se encamina a intentar garantizarle al oficialismo la aprobación del Presupuesto 2019.

El miércoles, desde Tucumán y Merlo, los referentes de distintos sectores de esa fuerza denunciaron las consecuencias del ajuste en curso, criticaron el acuerdo con el FMI y el plan económico. Sin embargo, estuvieron muy lejos de llamar a enfrentar esa política en el momento actual. En cada discurso se llamó a “construir la unidad” mirando siempre hacia el 2019, mientras el nivel de vida de la población trabajadora se hunde persistentemente.

Te puede interesar: #DíaDeLaLealtad: un peronismo que llama a la unidad mientras deja pasar el ajuste

Este jueves los discursos de oposición pasaron por el edificio anexo de la Cámara de Diputados. Allí, durante una reunión de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, hubo cruces entre diputados del peronismo y del oficialismo. La norma que despertó los debates fue aquella que propone modificar el Impuesto a los Bienes personales.

Desde el Bloque Justicialista, Diego Bossio disparó contra Luciano Laspina, afirmando que en el peronismo “nadie acuerda con subir bienes personales. ¿Por qué dicen que acordaron con el peronismo?".

La respuesta al ex funcionario kirchnerista la dio el radical Pastori, quien le recordó que fueron los gobernadores peronistas quienes, al reafirmar su adhesión al Consenso Fiscal, avalan esa modificación.

El legislador oficialista dice la verdad. En la adenda firmada por 18 mandatarios se plantea “suspender la cláusula II.q del Consenso Fiscal”. Ese apartado planteaba la no creación de “nuevos impuestos nacionales sobre el patrimonio ni incrementar la alícuota del Impuesto sobre los Bienes Personales”.

A las críticas de Bossio se sumó Marco Lavagna (Frente Renovador), que señaló las limitaciones de la modificación que propone el proyecto en cuestión. “No estamos hablando de los grandes patrimonios, le estamos pegando a la clase media”, indicó.

Tal como se señaló en este medio, la propuesta elaborada por Alejandra Martínez (UCR) y Jorge Franco (Frente de la Concordia Misionero) implica leves modificaciones al impuesto en cuestión. Aunque eleva la base no imponible de $ 1.050.000 a $ 2.000.000 a partir del año entrante, establece alícuotas más que moderadas, que apenas varían al crecer el patrimonio.

Así, a primera vista, aparecen enfrentados sectores del peronismo en el marco de las negociaciones presupuestarias. Sin embargo, la imagen dista de la realidad.

Por más críticas que se realicen desde el Bloque Justicialista y el FR, esos dos espacios han colaborado activamente en la sanción de leyes de ajuste impulsadas por el oficialismo. El espacio que dirige Sergio Massa votó favorablemente el Presupuesto 2018, a pesar de que éste ya anunciaba un ajuste.

Puntualmente, desde el Bloque Justicialista ya anunciaron que el día que se trate el Presupuesto brindarán quórum para poder discutir. La decisión es presentada como una muestra de “responsabilidad” y de “control” sobre el oficialismo. Sin embargo, como desde denunció desde la izquierda, el sólo hecho de habilitar la discusión constituye un aporte esencial a la política de Cambiemos.

Te puede interesar: Del Caño: “Quienes den quórum serán cómplices del Presupuesto acordado con el FMI”

La "unidad" con los "traidores"

Este jueves el diputado del FpV-PJ Axel Kicillof estuvo entre las voces más críticas. "Están manoteando recursos de todos los sectores, todo menos para pagar intereses de la deuda por 750 mil millones. este es un Presupuesto fracasado", lanzó.

El ex ministro de Economía de los últimos años del kirchnerismo es uno de los voceros de la posición política de este espacio que aparece en la oposición al gobierno y la anunció que votará en contra del Presupuesto.

Sin embargo, desde el FpV vienen reiterando el llamado a la unidad a los sectores del peronismo ligados a los gobernadores que darán su aval al Presupuesto y han venido garantizando la aprobación de múltiples normas impulsadas por Cambiemos.

Es decir, la tan declamada unidad del peronismo viene de la mano de quienes votan las leyes de ajuste del macrismo y avalarán el Presupuesto pedido por Lagarde y el directorio del FMI.

Una "ayudita" sindical

El oficialismo no solo contará con el apoyo de un sector del peronismo en el Congreso. También recibirá ayuda de la conducción sindical peronista.

Este jueves quedaba confirmado el llamado a un nuevo paro nacional. Pero, demostrando que la medida no tiene por finalidad enfrentar el ajuste que encarna el Presupuesto 2019, el paro -que aun no tiene fecha confirmada- será llamado en noviembre.

Te puede interesar: Otra medida para “descomprimir”: la CGT llamará a paro nacional recién en noviembre

Aunque en este caso se anuncia una duración de 36 horas y la convocatoria a una movilización, la acción llegará luego del tratamiento de la llamada ley de leyes en la Cámara Baja, pautada para la semana próxima.

Queda en evidencia, nuevamente, el rol central que juega la conducción sindical burocratizada de los sindicatos a la hora de enfrentar el ajuste en curso. Muy por el contrario, el objetivo esencial de esa dirigencia pasa por evitar que el descontento social se exprese activamente y pueda ser la base para derrotar el Presupuesto que Macri y el FMI quieren imponer.

Desde el lado del sindicalismo que presente un rostro más opositor, la única movilización convocada con fuerza por el momento es aquella que tiene por destino la Basílica de Luján, el próximo sábado 20/10. Desde el moyanismo y los gremios afines toda la fuerza parece estar puesta en ese objetivo.

Te puede interesar: Lealtad... a Francisco: Moyano llamó a peregrinar a Luján, pero no a luchar contra el Presupuesto

Por el contrario, desde el sindicalismo combativo y la izquierda, además de llamar a movilizarse, siguen exigiendo que la CGT y las conducciones sindicales convoquen a un paro nacional y llamen a movilizarse el día en que se trate el Presupuesto. Ese debe ser el camino para avanzar en derrotar el plan de ajuste del gobierno en su conjunto.

Te puede interesar: El Presupuesto de ajuste no puede pasar: todos al Congreso







Temas relacionados

Bloque justicialista   /    Diego Bossio   /    Peronismo Federal   /    Peronismo   /    Kirchnerismo   /    Frente Renovador   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO