Géneros y Sexualidades

DEBATE

Presupuesto 2021: un ajuste con perspectiva de género

Este martes se llevará adelante la votación del Presupuesto 2021, luego de que vuelva a la cámara de diputados. Las mujeres han sido de los sectores más afectados por la pandemia, un ajuste en curso se prepara para golpear nuevamente.

Yohia Cardoso Marino

Lic. Psicología de la UBA @Yohia05

Martes 17 de noviembre | 13:27

Este martes entra en votación, nuevamente, el presupuesto del 2021 que plantea un ajuste de un 9,5 % del gasto primario, mientras el Ministro Guzmán se apresta a renegociar un acuerdo con FMI. Digitado por Kristalina, contra las mujeres trabajadoras, una serie de ajustes que podemos leer desde una mirada de género.

En los últimos 12 meses las jubiladas y jubilados vieron una pérdida en sus haberes con los aumentos por decreto inferiores a la movilidad previsional. Por ejemplo para un haber de 30 mil pesos en diciembre de 2019 la pérdida acumulada fue de casi 26.000 pesos. Se lleva adelante un nuevo ajuste a los haberes ya miserables, que perciben como pensión. Dentro de quienes cobran la mínima, 18.000 pesos, el 63,4 % son mujeres. Desde el gobierno de Macri, hacia acá, han perdido un 30 % de su poder adquisitivo.

Mientras el Ministro Guzmán, el pasado viernes 6 de noviembre pagó 300 millones de dólares en intereses de la deuda al FMI, ha anunciado la cancelación del Ingreso Familiar de Emergencia, el 51 % de quienes perciben esos 10.000 pesos cada 2 meses, son mujeres entre 18 y 24 años, informales y desocupadas.

En los barrios vulnerables, según la Encuesta Permanente de Hogares (INDEC), el 20 % de las mujeres se encuentran desocupadas. Allí mismo donde 6 de cada 10 responsables de vivienda son mujeres, el gobierno presentará un recorte del 36 % en la Tarjeta Alimentaria y 7 % en lo destinado para la Asignación Universal por Hijo, muchas veces estos son los únicos recursos socioeconómicos que poseen esos hogares.

Asimismo también son el 76,6 % mujeres sobre quienes recaen las tareas domesticas no remuneradas- según datos de Economia Feminista- frente a los cuales estas tareas, si se pagaran, representarìan un 16 % del PBI, tal como ha denunciado la Legisladora Alejandrina Barry en la Legislatura Porteña.

Con paritarias a la baja, las primeras líneas de salud y educación superior tienen rostro de mujer, con recortes del 9,4 % y 10 % respectivamente, nuevamente las mujeres trabajadoras en estos ámbitos son una variable de ajuste. Pareciera que no venimos de una pandemia, y de que sean ellas medicas, enfermeras, quienes han estado en la primera línea frente al COVID-19 denunciando la falta de insumos, y ahora reclamando contra el miserable 7 % de aumento en la Ciudad de Buenos Aires. Mientras vemos a Ministras como Soledad Acuña, de educación CABA, estigmatizar a las y los docentes.

Te puede interesar: Pobres, viejos, zurdos y fracasados: brutales definiciones de Soledad Acuña sobre la docencia

Un presupuesto “de género” que castiga a las más pobres

Según el borrador del proyecto al mes de octubre, se destinarán casi 6 mil millones al Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad. El 72 % destinado al “fortalecimiento y empoderamiento económico de las mujeres, diversidad y LGTB” gran parte de ello irá destinado al programa social “Potenciar Trabajo” de 8.400 pesos mensuales, cinco veces menos del equivalente actual a una canasta familiar básica de $ 45.000 estimada por el INDEC.

Otro porcentaje al programa “Acompañar” anunciado públicamente hace 3 meses pero sin fecha de implementación.

¿Se puede hablar de fortalecimiento y empoderamiento económico cuando se le quita el dinero de bolsillo a nuestras jubiladas? ¿Y cuando se recorta la IFE para casi 5 millones de mujeres? Sin contar, que cualquier trabajadora del área de género sabe que la tarjeta alimentar o la AUH son a veces los ÚNICOS recursos económicos que poseen las mujeres que se van de sus hogares por violencia machista.

¿Cuántos refugios integrales contra la violencia de género, casas de medio camino y subsidios podrían implementarse con lo destinado a pagarle al FMI?
Quienes abogan por un “feminismo transversal” desde el Estado, parece que por omisión o acción, no lo han tenido en cuenta en el Presupuesto 2021.

Todas aquellas mujeres que fuimos partes de las masivas movilizaciones contra la violencia machista y los femicidios, por el aborto legal seguro y gratuito, necesitamos recuperar las calles para pelear por nuestros derechos, pero también contra un ajuste en curso que nos anticipa como la crisis golpeará doblemente a las mujeres.

Comenzando por rechazar el Presupuesto 2021 unámonos junto con las docentes, las trabajadoras de salud, las precarizadas, y desocupadas, también con esas mujeres que en tanto en Guernica como en el Hotelito (Barrio 31) encabezan la pelea por tierra para vivir, así como otras tantas miles que lo hacen en distintos puntos del país. Por sus derechos, por nuestros derechos, porque esta vez no seamos nosotras quienes paguemos la crisis de los capitalistas.

Te puede interesar: "Muy radicalizadas": la justificación de las funcionarias bonaerenses para la represión en Guernica







Temas relacionados

Presupuesto 2021   /    Guernica   /    Mujeres   /    FMI   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO