Economía

PRESUPUESTO

Presupuesto 2020: ¿A cuánto asciende el ajuste en los fondos para Jujuy?

Los fondos nacionales representan entre el 80 y 90 por ciento del financiamiento del Estado provincial. En los últimos años el recorte es por la vía inflacionaria y bajo las exigencias del FMI para garantizar el pago de la deuda. Hay que dar vueltas las prioridades.

Gastón Remy

Economista, docente en la Facultad Cs. Económicas UNJu.

Miércoles 30 de octubre | 11:25

Este año los fondos del presupuesto nacional que conforman un 78 % del presupuesto público provincial de este año tendrían un recorte cercano al 9 % según la inflación esperada. Para el año próximo según distintos escenarios de inflación se podría apenas recuperar lo perdido o incluso volver a retroceder en términos de poder adquisitivo.

Fuente: elaboración propia en base a datos presupuesto nacional para Jujuy.

En la planilla N° 1 (anexa al art. 1) del presupuesto 2020 los rubros que más retrocederían respecto de la inflación comparado con 2019 son las viviendas sociales (-92%), vivienda y desarrollo urbano (-81%) un área muy sensible dada la falta estructural de viviendas en toda la provincia y el impacto que puede tener en la generación de puestos de trabajo del sector de la construcción que ya viene liderando la destrucción de empleo.

En educación y cultura descontado el presupuesto destinado a la UNJu que representa el 63 % del total, se registran fuertes recortes en “Acompañamiento a las trayectorias escolares” (-35%), “Información y Evaluación de la calidad educativa” (-79%), “Innovación y Desarrollo tecnológico” (-38 %) y “Fortalecimiento a la educación integral” (-50%); mientras que las partidas de “Infraestructura y Equipamiento” tendría una suba del 146%, tras prácticamente no recibir fondos para la construcción de nuevas escuelas este año (ver cuadro comparativo).

Pero aún con este incremento es un presupuesto muy limitado. Si consideramos los fondos destinados a financiar nuevas obras escolares apenas superan los 50 millones de pesos, una suma que a lo sumo permite construir dos escuelas considerando los costos actuales.

En Salud los recortes serían del 33% respecto de 2019, con valores aún más elevados en partidas como “Prevención y Control de enfermedades inmunoprevenibles” (-84%) y “Prevención Epidemiológica y Control de Enfermedades Agudas” (-18%).

En el área de Desarrollo Social los comedores recibirían un recorte del 25%, mientras que las partidas de Tarjeta Alimentaria aumentarían 87% un resultado acorde a la realidad de contención precaria y miserable de los sectores más golpeados por la crisis. En el caso de la tarjeta alimentaria provincial es de 550 pesos mensuales y no permite siquiera comprar 10 litros de leche.

El ajuste es para que ganen los especuladores

En el día de ayer mediante el decreto 740 el Presidente ordenó un aumento de $ 684.100 millones en el presupuesto 2020, el 45% del mismo corresponde a pago de intereses de la deuda, los cuales en total se duplicarían en 2020 respecto a este año.

Estos fondos equivalen al doble de lo destinado a salud, educación y cultura, asistencia social, ciencia y técnica, trabajo, vivienda y agua potable. Mientras que los intereses de la deuda equivalen casi a ocho veces el presupuesto de las 57 universidades nacionales y 647 veces el presupuesto de la UNJu.

La prioridad de honrar el negocio de los especuladores financiero tal como exige el FMI con las metas de ajuste fiscal a la Nación y a las provincias deja claros perdedores. Los recortes en el presupuesto de educación, salud y vivienda público recaen sobre las mayorías trabajadoras y populares que son quienes más padecen los efectos de una crisis que no generaron.

Por otra parte, el sistema educativo y de salud de las provincias que fue descentralizado desde el gobierno menemista, encuentra a las cuentas públicas de los Estados provinciales con un retroceso de recaudación y de ingresos de coparticipación producto de la crisis, la inflación y la decisión de rebajar los ingresos brutos a los grandes empresarios a partir del Consenso Fiscal en 2017.

Te puede interesar: Jujuy caen los ingresos fiscales por efecto de la crisis y la reforma impositiva

Si bien el presidente electo, Alberto Fernández, afirmó en múltiples ocasiones su voluntad de pagar la deuda pública y sostener el acuerdo con el FMI, los diputados y diputadas del Frente de Todos en el Congreso y en la legislatura provincial son quienes deberán corroborar o no un presupuesto de ajuste a favor de los especuladores.

“Frente a las expectativas de amplios sectores de trabajadores y jubilados que esperan recuperar lo perdido durante el macrismo es necesario rechazar este presupuesto a la medida de los especuladores y poner las prioridades en las necesidades urgentes del pueblo trabajador con aumentos de salarios, jubilaciones y planes sociales acordes a la inflación, al igual que el presupuesto de salud, educación y vivienda” afirmó Alejandro Vilca diputado provincial del PTS Frente de Izquierda.

Por su parte, “las direcciones sindicales deberían rechazar este presupuesto y convocar asambleas para enfrentar el ajuste en las calles, con paro y movilización, como parte de preparar una salida de fondo a la crisis comenzando por el no pago de la deuda y la salida del acuerdo con el FMI” sostuvo el diputado del Frente de Izquierda.

Cuadro comparativo:

Fuente: elaboración propia en base al presupuesto nacional para Jujuy.







Temas relacionados

Presupuesto 2020   /    Ajuste fiscal   /    FMI   /    Jujuy   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO