Internacional

BRASIL CORRUPCIÓN EN PETROBRAS

Presidente de la cámara de diputados: más cerca del banquillo de acusados

El diputado Eduardo Cunha (PMDB) podría ser el primer parlamentario sentarse en banquillo de acusados en el marco de la investigación sobre los esquemas de corrupción en Petrobras.

Flávia Ferreira

San Paulo | @FFerreiraFlavia

Viernes 4 de marzo de 2016 | Edición del día

La mayoría de los 11 ministros del Supremo Tribunal Federal (STF) se manifestó a favor de hacer lugar a la denuncia contra el presidente de la Cámara, Eduardo Cunha (PMDB de Rio de Janeiro). Si ningún ministro cambia su voto, Cunha será el primero de los 38 parlamentarios investigados a tornarse reo en el ámbito de las investigaciones de corrupción en Petrobras conocida como operación “Lava Jato”.

Cinco integrantes de la Corte siguieron el voto del fiscal de la investigación, el ministro Teori Zavascki, quien señaló que había “indicios robustos” para hacer lugar parcial a la denuncia presentada por la Procuraduría General de la República, y defendió que el diputado usó el cargo para presionar para recibir coimas del esquema que actuaba en Petrobras. Ese entendimiento fue seguido por los ministros Cármen Lúcia, Marco Aurélio Mello, Edson Fachin, Luis Roberto Barroso y Rosa Weber.

Cunha pasa al banquillo de acusados al igual que la exdiputada Solange Almeida y el proceso en seguida entrará en la fase de instrucción probatoria. Habrá un proceso legal completo con derecho a amplia defensa, hasta que los ministros decidan la absolución o condena de los reos.

Los ministros Celso Mello y Ricardo Lewndowski dijeron que se pronunciarán mañana, cuando se retomará el juicio.

El “propinoducto” de Cunha en Petrobras

Cunha fue acusado formalmente de recibir coimas por 5 millones de dólares. Los valores serían referentes a contratos de alquiler de barcos-sonda de Petrobras firmados por la Dirección Internacional de la empresa estatal, que era considerada cuota del PMDB en el esquema de corrupción.

En su voto, Teori afirmó que hay “elementos básicos” para hacer lugar a la denuncia porque hay indicios de que la entonces diputada Solange Almeida (PMDB de Rio de Janeiro) habría actuado en la Cámara para defender los intereses de Cunha. En 2011, presentó dos requerimientos en la Comisión de Fiscalización Financiera y Control para investigar operadores en el esquema, pero que tenían como objetivo no relevar crímenes sino presionar el pago de coimas a Cunha. Sin embargo, para el ministro y relator, aunque haya elementos “más que suficientes” de la práctica de ilícitos durante la contratación de barcos-sonda, no quedó demostrada la participación de Cunha y de la exdiputada en la fase de negociación de los contratos.

El ministro Janot denominó al esquema de coimas y corrupción en Petrobras, que sería liderado por Cunha, “propinolandia” y destacó la actuación del parlamentario para mantener la recepción de recursos ilegales. El procurador general afirmó que el parlamentario “engendró la fórmula a través de la cual gestionaba el propinoducto”, según información de Agencia Estado. El pidió la condena de Cunha por los crímenes de corrupción pasiva y lavado de dinero y de la exdiputada Solange Almeida por supuesta participación en la presión por el pago de valores retenidos, incurriendo en corrupción pasiva. El pedido fue hecho al Supremo en agosto del año pasado.

Ministros del STF también pidieron la restitución de los recursos frutos de crímenes por el valor de 40 millones de dólares y la reparación de los daños causados a Petrobras y a la administración pública, también por el valor de 40 millones de dólares. La investigación en cuestión es una de tres y el primero a ser abierto contra Eduardo Cunha en el STF en el marco de la operación Lava Jato.

¿Y si cae Cunha?

Esta semana se divulgó el resultado de una encuesta del Instituto Datafolha en la que el 76% de los electores consultados se pronunciaron a favor de la renuncia de Eduardo Cunha de la presidencia de la Cámara y el 78% fue favorable a la destitución de su mandato, lo que demuestra cómo la imagen del diputado que es un símbolo conservador y reaccionario de la oposición de derecha en el Congreso se está erosionando con las denuncias de corrupción en su contra.

Sin embargo, si Cunha se alejara de la presidencia de la Cámara o si fuese destituido, asumirá el cargo su vice, otro reaccionario y corrupto aliado del Cunha: el diputado Waldir Maranhão, del PP, también investigado por corrupción. Maranhão ya fue nombrado incluso por el cambista Alberto Youssef en la operación Lava Jato como uno de los receptores de coimas del PP en el esquema de Petrobras.

La justicia: ¿neutral?

A diferencia de lo que se podría pensar, la Justicia burguesa está lejos de ser neutral, no faltan denuncias, algunas que venimos haciendo en este diario, de relaciones espurias entre el poder judicial y los políticos, los capitalistas y las redes de corrupción. Un ejemplo es Sergio Moro, que como hemos revelado recientemente, trabaja en defensa de un reaccionario proceso de impeachment a través del Tribunal Superior Electoral.

Otra denuncia liga las relaciones espurias de la investigación Lava Jato con intereses imperialistas en la explotación de la zona marítima conocida como Pre-sal.

Estos ministros del STF, como Janot y Teori, no son elegidos por la población y al mismo tiempo, además de poseer grandes privilegios materiales, ejercen inmenso poder judicial y político y la población no puede siquiera controlarlos.

Escenarios

La apertura del proceso contra Cunha iniciado este miércoles es un primer paso dentro de la justicia burguesa hacia la condena por su inmensa lista de crímenes de corrupción. Sin embargo, el proceso en el que pasa a ser reo en la investigación es largo, lento y le cabe amplia defensa, es decir, podrá sufrir maniobras de Cunha para retardar aun más su condena, especialmente en un año estratégico como este, con elecciones locales par alcaldes y concejales.

En la Cámara hubo declaraciones a favor del alejamiento de Cunha de la presidencia mientras se desarrollan las investigaciones y el proceso penal. Sin embargo, para eso los políticos de los partidos burgueses, sean de la oposición o del gobierno, necesitarían estar juntos contra el diputado. Como Cunha es uno de los grandes defensores del impeachment en el PMDB y en la oposición de derecha, sacarlo en este momento de la presidencia puede no ser funcional a los reaccionarios intereses proimpeachment.

Basta de democracia para ricos que perpetúa privilegios y poderes reaccionarios

La relativa tranquilidad de Cunha al comentar el resultado de la votación de este miércoles en el STF, que se restringió a reforzar que seguirá con su defensa, ya es una señal de cómo, a pesar de la importancia inicial de la votación, ésta no podrá significar un castigo de hecho a todos los crímenes del diputado. Son miles de reales desviados de Petrobras y de las arcas públicas, además de las relaciones espurias con empresarios para pagos de coimas, que llevaron al enriquecimiento personal de este reaccionario diputado. Aun con todo un abanico de denuncias comprobadas en contra de Cunha, como sus cuentas en Suiza y las coimas, la democracia de los ricos que defiende en el fondo los intereses de los empresarios por medio de los políticos burgueses, no es capaz de castigar y destituir u mandato como este. Por el contrario, Cunha posee gran fuerza política como presidente de la Cámara.

Los trabajadores y la juventud tienen planteada la lucha para tener en sus manos el poder de revocar a Cunha y cualquier otro político que no cumpla con el mandato popular. Como hemos impulsado desde estas páginas, la movilización por la revocabilidad de todos los mandatos. Por una Asamblea Constituyente Libre y Soberana impuesta por la fuerza de la movilización para abrir camino para reorganizar el sistema político y el país sobre nueva bases.







Temas relacionados

Lava Jato   /    Eduardo Cunha   /    PMDB   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO