Economía

UN BANQUERO AL FRENTE DE ECONOMIA

Prat-Gay: las cinco medidas clave que tomó en favor de los grandes grupos económicos

Fue el encargado de levantar el “cepo”, devaluar, quitar y bajar retenciones, arreglar con los buitres e impulsar el blanqueo. El ataque al salario y al empleo estuvo en el centro de sus políticas.

Pablo Anino

@PabloAnino

Martes 27 de diciembre de 2016 | Edición del día

El balance de la gestión de Alfonso de Prat Gay, el exhombre de la JP Morgan, al frente del Ministerio de Hacienda y Finanzas Públicas exhibe un agravamiento de todos los desequilibrios provenientes de la “pesada herencia”: el Producto Interno Bruto (PIB) está en caída luego de un moderado crecimiento el año pasado, la inflación pasó de alrededor de 25 % en 2015 a más del 40 % este año, el déficit fiscal sigue alrededor del 5 % del PIB y hay una escalada del endeudamiento.

En una primera lectura de la salida del ex ministro Nicolás del Caño afirmó que: "Prat Gay hizo un gran trabajo al servicio de los grandes grupos económicos que se vieron beneficiados con una histórica transferencia de ingresos desde los sectores populares".

Aquí detallamos las medidas clave de su gestión.

1) Devaluación, levantamiento del “cepo” cambiario y quita de las retenciones: LID estimó que los exportadores, entre enero y octubre de 2016, obtuvieron unos $ 292.854 millones de ingresos extras por el efecto de la devaluación y las modificaciones en las retenciones (quita para productos agrarios, industriales y mineros, y baja en la soja). Sus ingresos por ventas externas se elevaron 58 % gracias a las medidas del Gobierno.

2) Fondos buitre: el equipo que dirigía Prat Gay condujo las negociaciones con el juez neoyorquino Thomas Griesa y los fondos buitre aceptando prácticamente todas las condiciones de los especuladores. Paul Singer y el resto de los fondos que litigaron contra Argentina se embolsaron alrededor de U$S 10 mil millones. Este monto es tres veces mayor a lo que reciben durante un año 3,9 millones de niños y adolescentes por la Asignación Universal por Hijo (AUH).

3) Endeudamiento: el ex JP Morgan aprovechó sus vínculos con las finanzas para facilitar la “vuelta al mundo”. Esto significó una escalada de endeudamiento público que estaría alcanzando U$S 70 mil millones (o $ 1,12 billones al tipo de cambo de $ 16 por dólar) por las emisiones de títulos en distintas monedas. El endeudamiento, a su vez, financió una fuga de capitales que se aproxima a los U$S 1 mil millones mensuales. Para el año próximo el presupuesto establece desembolsos por $ 247.632 millones (casi U$S 14 mil millones al tipo de cambio de $ 18 por dólar promedio presupuestado) por pago de intereses de la deuda, que irán principalmente a manos de los fondos buitres, el Club de París y otros especuladores.

4) Blanqueo de capitales: el 31 de diciembre cierra otra etapa para la exteriorización de capitales. El equipo que conducía Prat Gay fue uno de los arquitectos de los beneficios ofrecidos a los fugadores de capitales y evasores fiscales. El ex ministro conoce el oficio: había facilitado la salida del país de los fondos de Amalia Lacroze de Fortabat. Prat Gay defendió el decreto del Gobierno que autorizaba a familiares de funcionarios a ingresar a la exteriorización. El blanqueo fue edulcorado, mezclándolo en una misma ley, con una falsa reparación histórica a los jubilados. Los adultos mayores que aceptan los términos de lo que le ofrece la Anses para declinar sus reclamos judiciales se están quedando con un sabor amargo. No así los fugadores y evasores que blanquearán unos U$S 60 mil millones, según las últimas estimaciones. La gran mayoría de los recursos se mantendrán fuera del país. No obstante, se estima que hay fugados en el exterior unos U$S 400 mil millones. Es decir, una gran parte seguirá fuera del sistema económico oficial.

5) Contra el salario y el empleo: apenas empezaba 2016 y el ahora ex ministro declaraba que "Cada gremio sabrá hasta qué punto puede arriesgar salarios a cambio de empleos". Esa frase fue lanzada directamente como una extorsión a los trabajadores frente a las paritarias. El Gobierno no logró imponer el “techo” del 25 % de aumento de salarios que pretendía. Aun así, el salario real perdió un 9,5 % en el primer semestre. Hacia fin de año, si bien se moderaría el resultado debido a la desaceleración inflacionaria y el ingreso de los últimos tramos de los acuerdos paritarios, la caída del poder de compra del salario rondaría, en el mejor de los casos, el 5 %. LID estimó que durante 2016 la pérdida de ingresos de asalariados, cuentapropistas y jubilados llegaría como mínimo a una masa de $ 145.265 millones a causa de la inflación (si todos cobraran el bono de fin de año, lo que de ninguna manera ocurrirá). En promedio, los trabajadores registrados del sector privado vieron reducidos sus ingresos en $ 967 mensuales ($11.608 anuales) y los empleados públicos en $ 886 ($ 10.642 anuales). Además, hubo alrededor de 200 mil despidos.




Temas relacionados

Ley de blanqueo   /    Blanqueo de capitales   /    Alfonso Prat Gay   /    Salario real   /    Retenciones   /    Deuda   /    Deuda externa   /    Buitres   /    Salario   /    Fondos Buitre   /    Devaluación   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO