Géneros y Sexualidades

TRIBUNA ABIERTA

Por unanimidad el Concejo Deliberante de Humahuaca sanciona y discrimina a colectivo feminista

El pasado jueves, en la octava sesión ordinaria del Concejo Deliberante de Humahuaca. A propuesta del concejal Oscar González se aprobó por unanimidad, con votos Juntos por el Cambio y del PJ, un proyecto de declaración que plantea la aplicación de las sanciones contravencionales establecidas por el COE Provincial y Municipal, en el marco de la crisis económico-sanitaria covid-19, al colectivo feminista que participó en la marcha realizada el 3 de junio pasado donde se pedía el esclarecimiento del fallecimiento de la comunicadora social Rocío Fernández.

Sábado 13 de junio | 19:36

A propuesta del concejal Oscar González, con votos del mencionado edil y su compañero Alejandro Escobar de Juntos por el Cambio, y de todo el bloque del PJ integrado por Daniel Avalos, Jordán Zerpa, Omar Alejo y Antonio Ríos, se aprobó un proyecto de declaración que plantea la aplicación de las sanciones contravencionales establecidas por el COE Provincial y Municipal, en el marco de la crisis económico-sanitaria covid-19, al colectivo feminista que participó en la marcha realizada el 3 de junio pasado donde se pedía el esclarecimiento del fallecimiento de la comunicadora social Rocío Fernández.

Con un discurso repleto de contenido discriminatorio y mostrando un desconocimiento total de los sucesos que desembocaron en la marcha, el concejal Oscar González, de Juntos por el Cambio, pidió a sus pares el acompañamiento en su arremetida contra el movimiento feminista local, alegando que las integrantes de éste colectivo no son “personas autóctonas” y que “hablar de femicidio en nuestro pueblo perjudica la reactivación del turismo”. Asegurando además que le llama poderosamente la atención que este movimiento tenga asiento no solo en Humahuaca sino también en el resto del país, afirmando igualmente que es una colectividad que gana notoriedad en base a temas delicados como el femicidio.

Preocupado por que las humahuaqueñas no se "contagien" del espíritu combativo de las mujeres que él denomina "no autóctonas" y molesto por que "se ensucia, se manifiesta y se dicen cosas", adujo que es un grupo que viene a invadir, transgredir y a violentar. Por otro lado, mostró cierta satisfacción porque algunos vecinos sacaron a relucir a través de las redes sociales un racismo extremo y rancio contra la marcha, actitud a la que él adhirió. Finalmente haciendo alarde de una inepcia descomunal relacionó la escasa actividad turística con los femicidios, aseverando que los turistas no van a llegar si en Humahuaca si se habla de estos temas.

No es difícil entender que el Señor González intenta aprovechar el silencio y la pasividad de muchos humahuaqueños para seguir sosteniendo y legitimando el machismo que se encuentra arraigado profundamente en el norte, sino no se explica por qué intenta disciplinar con tanta saña a las mujeres del colectivo feminista, exigiendo que se les aplique todo el rigor contravencional que se estableció para castigar a aquellos que osan romper la cuarentena.

Asimismo resulta grotesco creer que ante la búsqueda de justicia en Humahuaca ante las irregularidades y la violencia institucional desde el momento que se encontró sin vida a Rocío Fernández, y agonizando a Sergio Berinstaín, debería permanecer en silencio y no protestar con el propósito de continuar recibiendo visitas turísticas. Cuando se sabe que para reactivar este rubro se precisa un trabajo en conjunto de todos los actores afectados, donde se planteen actividades innovadoras que atraigan más visitantes. Y que los ediles ocupen su tiempo en elaborar normativas acordes a la coyuntura actual para que contengan y beneficien a todo este sector.

Por otro lado, es necesario recordar que este mismo concejal, en la sesión ordinaria anterior su opuso rotundamente a que se destine el 10 % del sueldo de todos los funcionarios municipales a la creación de un fondo de emergencia para enfrentar la crisis por coronavirus. Al parecer su solidaridad se termina cuando el esfuerzos que tanto nos pide realizar le toca sus bolsillos.

Un capítulo aparte merece la reflexión desubicada que realizó el Señor Escobar, reelecto en su cargo de edil en los últimos comicios legislativos y que ahora es el nuevo compañero de aventuras del concejal González, quien sentenció: "hay que llevar a la reflexión muchas situaciones. Cuando un hombre golpea a una mujer o pasan estas cuestiones o quita la vida a una mujer, es femicidio o violencia de género, donde la ley es, digamos, totalmente rigurosa. Pero cuando pasa todo lo contrario pasa a ser violencia familiar. Entonces yo quiero que nos replanteemos de que igualdad de género estamos hablando...".

Está claro que el concejal Escobar de Juntos por el Cambio desconoce que desde que se instauró #NiUnaMenos en 2015 se registró un femicidio cada 27 horas, es decir que 1480 mujeres perdieron la vida en este periodo. Por otro lado desde que se impuso la cuarenta se contabilizaron 63 femicidios. Ahora bien, ¿cuántas muertes de varones hubo en el mismo periodo en contextos similares?. El número es mucho mucho menor, pero todo sucede además en un entorno donde la violencia es usada diariamente en miles de hogares para someter y oprimir a las mujeres y donde también surge la violencia como respuesta y defensa de las propias mujeres a las agresiones frecuentes a las que son expuestas. Parece que Escobar no le sacó provecho a la capacitación que estipula la Ley Micaela.

Es por ello que repudiamos los dichos agraviantes de estos funcionarios y nos oponemos de manera categórica a que se utilicen las normativas municipales locales para avanzar con la criminalización de la protesta y la discriminación contra todos y todas las hermanas que no nacieron en estas tierras pero que igualmente la habitan.

Nos oponemos categóricamente a que se intente disciplinar a las mujeres que denuncian y luchan todos los días contra la violencia sistemática de esta sociedad machista y segregadora. Finalmente nos oponemos categóricamente a que las instituciones municipales avalan la persecución ideológica de la que es víctima la colectividad feminista local, con el afán de callar cientos de voces de nuestras hermanas humahuaqueñas, utilizando el escarmiento como herramienta.







Temas relacionados

Humahuaca   /    Jujuy   /    Violencia de género   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO