Internacional

PERÚ: TRIBUNA ABIERTA

Por un impuesto al capital que permita financiar un plan integral de mitigación y prevención de desastres naturales

Piura: 167 mil afectados, 32 mil viviendas dañadas y 1,373 colapsadas. Se necesitan 600 millones de soles para reparar estos daños provocados por el Fenómeno de El Niño.

Jueves 16 de marzo | 17:51

Imagen: Viviendas precarias afectadas por las lluvias (Foto: RPP)

Este último fin de semana el nuevo presidente de la CONFIEP (Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas) [1], el señor Roque Benavides [2], sostuvo que se deberían cancelar los Juegos Panamericanos programados para el 2019 y que el presupuesto destinado a este evento deportivo se utilice para ayudar a las regiones del norte del país, esencialmente a Piura, que vienen padeciendo una serie de desastres naturales como lluvias, inundaciones, huaycos, etc., los cuales son ocasionados por el fenómeno del niño costero. El APRA ha secundado esta propuesta a través de un proyecto de ley presentado por el congresista Velázquez Quesquén y el fujimorismo la sostiene en toda la línea.

Sin embargo las declaraciones de Roque Benavides son extremadamente contradictorias porque él y los empresarios a los cuales representa, al no pagar impuestos o pagar muy poco, hacen que no existan los recursos suficientes para que se pueda implementar un plan de prevención y mitigación de los desastres naturales, el cual nos permitiría evitar sucesos tan lamentables como los que vemos ahora en el norte o los que se dan todos los años en la sierra sur con el friaje.

Los grandes empresarios extranjeros y aquellos agrupados en torno a la CONFIEP, gozan de una serie de beneficios tributarios. Por ejemplo, en el gobierno del ex presidente Ollanta Humala, se redujo el Impuesto a la Renta [3] a las empresas del 30% al 28%. Actualmente el presidente Pedo Pablo kuczynski mantiene esta reducción tributaria y tiene previsto ir mas allá ya que su gobierno se ha propuesto bajar el impuesto a la renta hasta 26% para el 2019 para lo cual cuentan con el apoyo del fujimorismo. Con esta “ayudadita” a los empresarios, el estado dejo de percibir 5,000 millones de soles anualmente, según señala el informe de OXFAM – Perú 2016 (OXFAN, 2016).

Por eso, podemos afirmar que la causa principal que impide que el Estado recaude más ingresos es la evasión y elusión de impuestos que realizan todos los días los grandes empresarios nacionales y extranjeros. El Diario Gestión (11/ 08/15) señala que “por operaciones no reales de empresas que generan facturas por operaciones ficticias (lavado de activos) se pierden cerca de 9,000 millones de soles anuales y en las grandes operaciones externas, los niveles de evasión y elusión podrían representar unos 3,000 millones de dólares anuales”.

El pretexto del cual se valen los gobiernos de turno para mantener y profundizar estos beneficios tributarios a los empresarios, es que ante el estancamiento económico provocado por la crisis mundial, debemos crear incentivos tributarios para que los capitalistas inviertan en el Perú. Con esto lo que en realidad buscan es que las consecuencias de la crisis mundial las terminemos pagando los trabajadores y el pueblo, con los resultados lamentables que hoy nos dejan estos desastres naturales, que solo en Piura se expresan en la existencia de 167 mil afectados, 32 mil viviendas dañadas y 1,373 colapsadas.

Se calcula que para reparar estos daños se necesita un promedio de 600 millones de soles. Si los empresarios pagarían el total de sus impuestos, no tendríamos que poner en discusión si los Juegos Panamericanos van o no van, además tendríamos presupuesto suficiente para hacer represas en la costa, las cuales nos permitirían dinamizar la agricultura local aprovechando el agua de temporadas de avenida. Por esa razón consideramos que los trabajadores y el pueblo luchen por imponer un plan de mitigación de daños y prevención de desastres naturales que hoy se focalice en el norte pero que tenga alcance nacional y que sea costeado integralmente por los impuestos que se graven a las grandes fortunas y a los empresarios nacionales y extranjeros, ya que fueron ellos los que se beneficiaron durante el periodo del boom primario exportador y hoy se benefician también con la explotación de sus trabajadores y la evasión tributaria.

Notas

[1] Es el gremio empresarial más grande del Perú.
[2] Presidente de la compañía de minas buenaventura, con 21 filiales en todo el país, tienen participación en proyectos mineros como Yanacocha en Cajamarca, Cerro Verde en Arequipa, entre otros.
[3] El impuesto a la renta grava los ingresos de las personas, empresas, u otras entidades legales por actividades comerciales por venta de productos o servicios.






Temas relacionados

desastres naturales   /   PPK   /   Bolivia   /   Impuestos   /   Capital   /   Perú   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO