Mundo Obrero Uruguay

DECLARACIÓN CTS 1° DE MAYO

Por un 1° mayo de lucha obrera e internacionalista y por acabar con el régimen de impunidad

La lucha de nuestros mártires sigue vigente aquí en Uruguay y en el mundo, porque aún vivimos en un régimen social que no tiene nada para ofrecer a las grandes mayorías de la humanidad. Un régimen social, que, a pesar de los grandes adelantos que ha logrado el hombre, no ha podido terminar con la pobreza, el hambre y las guerras poniendo en peligro al propio planeta.

Sábado 28 de abril | 18:50

En esta fecha recordamos a aquellos militantes obreros que pasaron a la historia como los “Mártires de Chicago” cuando fueron asesinados por el capital en el marco de la lucha por la jornada de 8 horas de trabajo.

Te puede interesar: ¿Qué se conmemora el 1° de Mayo?

Es un día de lucha en el que los socialistas revolucionarios recordamos también a todos aquellos que cayeron luchando contra el capitalismo, los que dejaron su vida buscando la emancipación de la humanidad de las cadenas del capital.

La lucha de nuestros mártires sigue vigente aquí en Uruguay y en el mundo, porque aún vivimos en un régimen social que no tiene nada para ofrecer a las grandes mayorías de la humanidad. Un régimen social, que, a pesar de los grandes adelantos que ha logrado el hombre, no ha podido terminar con la pobreza, el hambre y las guerras poniendo en peligro al propio planeta.

En nuestra región vemos como el asesino de Donald Trump pretende reafirmar el dominio norteamericano redoblando las cadenas de opresión y expoliación. En Brasil podemos observar en los últimos meses el avance del golpe de estado institucional, la ocupación militar de la ciudad de Río de Janeiro y los asesinatos políticos como el caso de Marielle Franco, en el marco de una ofensiva del régimen contra las condiciones de vida de las masas trabajadoras. Ofensiva que se repite bajo el formato de las contrarreformas de la legislación laboral o jubilatoria como sucede en Argentina u otros países.

También la barbarie capitalista se puede ver en la opresión contra el pueblo palestino por parte del estado sionista de Israel con niños presos y asesinatos mediante francotiradores contra manifestantes, en la guerra de Siria donde diversas potencias imperialistas actúan en el terreno a favor o en contra del régimen del dictador Assad para proteger sus propios intereses a costa de la muerte y sufrimiento del pueblo sirio.

Es el capitalismo patriarcal que ubica a las mujeres en una posición de subordinación, debiendo soportar menores salarios que los varones, que viven un maltrato y discriminación constante. Un sistema que reproduce el machismo, naturaliza los feminicidios, la violencia de género y mercantiliza los cuerpos femeninos.

El Uruguay del Frente Amplio

La llegada del Frente Amplio al gobierno generó expectativas e ilusiones en los trabajadores; aunque luego de tres periodos de gobierno ningún cambio estructural se ha producido. Por el contrario, salvo pequeñas concesiones y mejoras producto de un contexto económico favorable, el Frente Amplio ha sido en lo fundamental un continuador de la política de los partidos tradicionales.

En estos últimos años ha comenzado a aplicar gradualmente sus políticas de ajuste, con un virtual congelamiento salarial, mayores impuestos a los trabajadores (IRPF) y alza en las tarifas públicas.

Los propios trabajadores de la electricidad nucleados en AUTE han denunciado que en las tarifas de electricidad la población trabajadora está subsidiando a las grandes empresas y que UTE le ha concedido grandes beneficios al gran capital con el negocio de la energía eólica. Mientras tanto los trabajadores y trabajadoras tercerizadas de UTE se enfrentan a la precarización laboral y los trabajadores de ANCAP mantienen una lucha contra el desfinanciamiento de la empresa pública y las privatizaciones.

Mientras desde el gobierno dicen estar “preocupados” por la salud o la contaminación del medio ambiente, junto con la oposición de los partidos de derecha votan la Ley de Riego que privatiza el agua y buscan hacer un acuerdo semicolonial con la pastera UPM que tendrá funestas consecuencias en el estado de los ríos y los suelos; los mismos que ya de por sí sufren las consecuencias de la actividad sojera y los agrotóxicos usados en las plantaciones.

Muchos de los dueños de estas plantaciones junto a otros sectores patronales bajo el nombre de “autoconvocados” salieron a quejarse a comienzos de año por su rentabilidad. El gobierno ha salido a darle concesiones, mientras a los trabajadores les ofrece aumentos de migajas, nos mata con las tarifas y congela el gasto público en educación y salud.

Lamentablemente además siguen muriendo trabajadores por las pésimas condiciones laborales que establecen las empresas o también por la prepotencia patronal y sus matones como pasó a comienzo de año cuando asesinaron al compañero Marcelo Silvera, dirigente sindical de camioneros.

Un año de definiciones

Este año se discute el salario y las condiciones de trabajo en los Consejos de Salarios que abarcarán a la mayor parte de los sectores económicos del país. Por los anuncios del gobierno, el panorama es de congelación del salario real, con una expectativa de aumento miserable por encima de la inflación. Junto a esto asistimos al cierre de empresas y medidas de seguros de paro por parte de las patronales, como el frigorífico del grupo MAFRIG en Colonia o el Frigorífico PUL de la ciudad de Melo.

También se discutirá la Rendición de Cuentas que establece los gastos del Estado, lo que afectará no solo a los trabajadores públicos sino también a la población en general porque se definirá qué presupuesto se les otorgará a la educación y a la salud pública.

Apoyar a Magisterio y coordinar todas las luchas

Las peleas que en estas semanas llevan adelante trabajadores y estudiantes de la educación como en la Escuela Figari o en el Magisterio (que se encuentra ocupado hace más de 20 días) y algunos liceos públicos dan señales de la política general de ajuste y desmantelamiento que siguen las autoridades.

Se hace necesario romper la parálisis de la Central PIT-CNT y rodear de solidaridad todos los conflictos, unificarlos y darles una perspectiva nacional para que no levanten las medidas ni por hambre ni por represión y aislamiento.

Hay que terminar con el régimen de la impunidad

La impunidad que gozan los represores y torturadores de la dictadura es un hecho gravísimo, más aún cuando se sostiene con el apoyo del Frente Amplio desde el gobierno. Desde el pacto del Club Naval y la Ley de Caducidad, todo el régimen político se preocupa por mantener intacto el aparato represivo, listo para actuar cuando sea necesario. Apelando a que son “viejitos” nos quieren reconciliar con quienes aplicaron el Plan Cóndor a nivel regional y asesinaron, violaron y desaparecieron a toda una generación de hombres y mujeres que cuestionaron profundamente el sistema capitalista. Un 1º de Mayo como este también recordamos a nuestros compañeros y compañeras.

Mientras los genocidas andan sueltos, como Zuluaga que es parte de la selección del fútbol, así como también sus cómplices civiles, las víctimas de la dictadura van muriendo sin que se haga justicia. Familiares de desaparecidos, ex presos y ex presas políticas, torturados y víctimas de abusos observan cómo la justicia y el Estado ponen todas las trabas posibles por avanzar en el camino del castigo a los culpables.

Se concede prisión domiciliaria y cárceles VIP a los pocos condenados. Pero también hay megaoperativos en los barrios pobres, espionaje, decretos “antipiquetes”, violación a los DDHH en los centros estatales como el INAU. Mientras los ricos roban y son excarcelados, a los pobres los depositan en infiernos llamados cárceles.

Unidad obrero estudiantil

En este año se cumplen los cincuenta años del ’68, año en que obreros y estudiantes de todas partes del mundo - incluso Uruguay - lucharon codo a codo cuestionando de raíz todas las miserias del capitalismo. También se cumplen sesenta años de la aprobación mediante la movilización obrero estudiantil de la Ley Orgánica de la Universidad de la República.

Hoy día vemos el ejemplo de los estudiantes y ferroviarios franceses que están luchando juntos contra las políticas del gobierno de Macrón. En Uruguay debemos seguir este ejemplo y el de las luchas históricas para revivir aquella poderosa unidad de obreros y estudiantes. Ante nosotros está por ejemplo la discusión presupuestal, que puede ser una gran oportunidad para soldar esa unidad en las calles bajo un mismo reclamo.

Luchar por la unidad y la independencia política

Ante el ajuste, por ahora gradual del gobierno - que se preocupa por mantener los negocios de los capitalistas y descarga la crisis sobre los trabajadores - la dirigencia del PIT-CNT no es capaz de plantear ninguna alternativa. No enfrenta al gobierno porque ha perdido la independencia política y su rol básicamente pasa por dar “gobernabilidad” y asegurar que no haya una resistencia seria o un plan de lucha que enfrente los ataques, siendo uno de los factores fundamentales que garantiza la llamada “paz social”, una paz a favor de la clase dominante la cual no se abstiene de continuar su guerra contra la clase obrera.

Necesitamos sindicatos y organizaciones estudiantiles con independencia política del Estado y de todas las variantes de partidos representantes de las patronales. También unidad en las filas de los trabajadores y trabajadoras bajo un plan de lucha que le imponga nuestras condiciones al gobierno y enfrente con los métodos de la clase trabajadora al imperialismo y sus socios nacionales. Y que pelee por un programa que haga que la crisis la paguen los capitalistas, por el reparto de horas de trabajo sin rebajas salariales, por la baja de tarifas, por un plan de viviendas populares controlado por los trabajadores, por más presupuesto para la educación y la salud en base al no pago de la deuda externa y dejar de subsidiar a las trasnacionales y a los capitalistas locales, por la expropiación bajo control obrero de toda empresa que cierre, por terminar con la opresión patriarcal y contra toda discriminación, para acabar con la ley de riego y también el régimen de impunidad del Pacto del Club Naval.

Necesitamos construir un partido de trabajadores que retome la lucha histórica de nuestra clase recuperando sus mejores métodos de lucha, que conquiste la independencia política, que reviva la tradición internacionalista – porque la clase obrera no tiene fronteras - que proponga una perspectiva superadora del capitalismo y que luche por el socialismo.

Desde CTS lamamos a participar del acto del Pit Cnt en una columna independiente de su dirección para pelear por esta perspectiva.






Temas relacionados

PIT-CNT   /   Mártires de Chicago   /   Mujer trabajadora   /   Mundo Obrero Uruguay   /   Uruguay   /   Clase trabajadora   /   1º de Mayo   /   Docentes uruguayos   /   Educación pública en Uruguay   /   Dictadura uruguaya   /   Trabajadores

Comentarios

DEJAR COMENTARIO