Internacional

MÉXICO

Por qué pidió López Obrador al rey de España y al papa que se disculpen por crímenes de la Conquista

El presidente de Méxicosolicita que se disculpen por los "atropellos" cometidos durante la Conquista, hace 500 años. El objetivo del mandatario mexicano es lograr la “reconciliación”.

Martes 26 de marzo | 18:08

Según medios españoles, el Gobierno español "rechaza con firmeza" el argumento de la misiva, mientras las trasnacionales españolas siguen con el saqueo.

“No podríamos conmemorar los 500 años de la Conquista sin ponernos al corriente con lo que aconteció. Y no sólo es que el rey de España o el Papa Francisco, que ya lo ha hecho en otros países, como Bolivia, queremos que también lo haga en México" declaró López Obrador en la tarde del lunes 25 de marzo desde Tabasco, durante la conmemoración de los 500 años de la batalla de Centla, punto de partida para la conquista de los pueblos originarios del hoy territorio mexicano.

Aseguró que él también pedirá perdón en nombre del Estados mexicano por los abusos que se cometieron contra los indígenas -entre ellos a los yaquis y a los mayas- en los últimos dos siglos, y también al pueblo chino por el exterminio de los trabajadores de esa nacionalidad que trabajaron en México durante el gobierno de Porfirio Díaz y la Revolución mexicana.

El presidente López Obrador señaló que la carta al rey de España, Felipe VI, y al Papa Francisco para que pidan perdón a los pueblos originarios de México por las matanzas y la imposición de los españoles y la Iglesia católica durante la Conquista.

Su meta es llevar a cabo una revisión histórica y lograr una reconciliación "plena" entre los dos países a partir del reconocimiento de la invasión del territorio del actual México, los asesinatos, los atropellos. Pero aclaró que no pide indemnización.

La respuesta desde la península no se hizo esperar. En un comunicado, el gobierno del Estado español, encabezado por Pedro Sánchez, declaró que “lamenta profundamente” su publicación y que “rechaza con firmeza” el argumento de la misiva enviada por el presidente López Obrador. A su vez, sostiene que “la llegada, hace quinientos años, de los españoles a las actuales tierras mexicanas no puede juzgarse a la luz de consideraciones contemporáneas”.

“Se debe reconocer también lo que significó el saqueo colonial de nuestros recursos naturales”, replicó López Obrador ante la respuesta española.

Ante el quinto centenario de la llegada de Hernán Cortés a México, con el pedido de disculpas públicas al rey de España, López Obrador reproduce, a su manera, un gesto político que tuvieron en 2017 Evo Morales, presidente de Bolivia, y Nicolás Maduro, mandatario de Venezuela.

De acuerdo con el diario El País, la disculpa que López Obrador le ha pedido al rey, no es por la conquista como concepto, sino por los delitos y vejaciones que se cometieron contra los pueblos nativos durante aquella época.

La conquista y los agravios a los pueblos originarios son un tema sensible en México. La indignación por el avasallamiento de las culturas originarias aun se siente, con la enorme contradicción de que el 95% de la población indígena vive en la pobreza y enfrenta múltiples formas de discriminación. En ese contexto, el pedido de López Obrador al rey de España ha generado un amplio debate, a favor y en contra de las cartas que envió y sus declaraciones sobre el tema.

Sin embargo, López Obrador no dice nada acerca del saqueo que inició con la llegada de los españoles y que aun continúa. Y no hay disculpa pública que frene la expoliación que llevan a cabo las trasnacionales españolas en territorio mexicano, como BBVA Bancomer -que posee 21.5% de activos del sector bancario en México-, Gas Natural Fenosa, principal beneficiaria de la distribución del gas natural doméstico y que junto con Iberdrola generan más del 20% de la energía eléctrica y Repsol que tiene un contrato de explotación de gas en el Golfo de México y suministra gas licuado a la planta regasificadora de Manzanillo.

Tampoco menciona a Abengoa, Elecnor y ACS adjudicatarias de contratos para edificación de centrales eléctricas para la Comisión Federal de Electricidad (CFE) o de la constructora OHL -protagonista de escándalos de corrupción internacional- Iberdrola, Abengoa, ACS-Dragados, Acciona Agua, Cobra, entre muchas otras, son beneficiarias de contratos millonarios de obras de infraestructura como puentes y carreteras, que muchas veces presentan defectos de construcción.

Todas esas empresas españolas se benefician no sólo de contratos millonarios, sino también de los bajos salarios y la precarización laboral que imperan en México, y en el caso de BBVA, de las comisiones bancarias más jugosas del mercado internacional, que pagan trabajadoras, trabajadores y profesionistas sujetos a la bancarización de los salarios.







Temas relacionados

conquista de América   /    México   /    Rey Felipe VI   /    Andrés Manuel López Obrador   /    Iglesia Católica   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO