Mundo Obrero

ESTADO Y REVOLUCIÓN

Por qué estudiar las ideas de Lenin: en José León Suárez la juventud debate y se organiza

En la tierra donde crece la precariedad en las condiciones de vida, los punteros peronistas y la violencia policial, jóvenes trabajadores que nos venimos organizando, estudiamos y debatimos el libro "El Estado y la revolución" del revolucionario ruso.

Miércoles 29 de enero | 21:59

En el principal barrio obrero de San Martín, impactados por los procesos de lucha en Chile y Francia, empezamos a estudiar el libro del principal dirigente del Partido Bolchevique, Lenin, en la Casa Cultural Oktubre del PTS. Creemos que el análisis de la historia de la lucha de clases sirve para comprender el presente. Traemos las voces de algunos de los que participaron.

Florencia, joven administrativa, nos cuenta que “en cada encuentro desarrollamos capítulo por capítulo y debatimos la teoría aplicada a la realidad actual, con ejemplos cotidianos y palpables al día de hoy (FMI en Argentina, el golpe en Bolivia, la lucha del pueblo chileno, etc)”, y agrega que también “desarrolla los cómo y porqué de la existencia del Estado, y como la maquinaria opera para seguir aún vigente. Los textos escritos hace más de 100 años continúan teniendo vigencia y eso es lo que termina de convencernos que un gobierno revolucionario gestionado por sus propios trabajadores es la única salida posible”.

En el mismo sentido Mauro, recién llegado con su bicicleta de hacer repartos para Rappi reflexiona que “algunas de las conclusiones que voy sacando son alrededor del Estado como modo de dominación de una clase sobre la otra, también plantea qué medidas tenemos que tomar los trabajadores para conquistar el poder”. Lenin en su folleto desenmascara la función del Estado, ese órgano que tantas veces se ha dicho que es para “garantizar el bien común” pero que en realidad es ni más ni menos el que cuida que quienes nos explotan todos los días, sigan manteniendo sus privilegios a costa del pueblo trabajador. Esto lo vemos en procesos como el de Chile, donde el Estado a través de su brazo armado descarga toda su violencia contra trabajadores y jóvenes que se movilizan. A propósito de esto Rodrigo, joven albañil de la zona señala que “este estudio se vuelve interesante en el presente, con tantas revueltas sociales, para entender la maquinaria a la que se enfrentan los trabajadores y la sociedad”.

Te puede interesar: La actualidad de El Estado y la revolución de Lenin

Por eso es que el estudio de este libro hoy, lo pensamos como una herramienta para todas y todos los jóvenes trabajadores, para estar armados para los tiempos que se vienen. Como dice Paola, docente en José León Suárez “me permite intercambiar e informarme para posicionarme ante una realidad que se nos muestra como inevitable, que lo que hace es pulverizar los sueldos pero también los sueños”. Mientras Matías, que trabaja tercerizado, con entusiasmo afirma que “uno se queda con las ganas de contarles a todos la ‘verdad de la milanesa’ ya que la lectura de todos los capítulos y la formación teórica marxista son necesarios para avanzar en la liberación de la mayoría por la minoría”.

Las y los jóvenes trabajadores no le debemos nada a los gobiernos de turno, y tenemos todo el futuro por conquistar. El estudio de folletos como El Estado y la revolución de Lenin es clave porque muestra al desnudo a las instituciones que cuidan a los que se quedan con todo, como la votación de hoy en el Congreso Nacional avalando el pago a los fondos buitres de la usuraria deuda externa argentina.

Nos fortalece para emprender la pelea para que no ocupemos sólo el lugar de resistir frente a quienes nos precarizan, frente a quienes nos reprimen y a quienes hacen leyes para los poderosos, sino que también contemos con la fuerza y las herramientas para ganar y terminar con la sociedad basada en la desigualdad para construir una nueva, donde todas y todos seamos socialmente iguales y humanamente diferentes.

Te puede interesar: Todos por los buitres: solo con la izquierda en contra, Diputados votó el proyecto del Gobierno







Comentarios

DEJAR COMENTARIO