Política México

ELECCIONES 2018

Por qué considera The Economist que se fortalece López Obrador

El semanario inglés considera que las acusaciones contra Anaya y el desgaste de los partidos tradicionales ante los ojos de las mayorías da ventaja a López Obrador, al que define como ala izquierda populista.

Miércoles 28 de marzo | 23:32

A punto de dar inicio el periodo de campaña electoral el próximo 30 de marzo, The Economist con la publicación del artículo “Cómo podría ganar López Obrador la elección en México” da un espaldarazo involuntario al candidato presidencial de la coalición Juntos haremos historia, integrada por el Morena, el Partido Encuentro Social (PES) y el Partido del Trabajo (PT).

Incluso plantea que la perspectiva de un triunfo electoral de López Obrador “aterroriza a los mercados y pone en riesgo las reformas estructurales”. Una visión que evidentemente no comparten los empresarios del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) con los que acordó revisar los contratos de obras del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) y los que prometió no perjudicar en sus negocios.

The Economist subraya las acusaciones formuladas por la PGR y la Secretaría de Hacienda en contra de Ricardo Anaya, el panista que busca la presidencia en representación de la coalición Por México al Frente, integrada por el PAN, el PRD y Movimiento Ciudadano. Resalta que el escándalo por la venta de una bodega ha empañado su campaña y que se enmarca en un ataque del PRI contra su contricante.

Respecto al PRI, resalta el semanario que el capítulo mexicano del escándalo de la constructora Odebrecht -en el que está involucrado Emilio Lozoya, ex director de Pemex y cercano amigo de Peña Nieto- provocó el despido del fiscal Santiago Nieto, que estaba investigando el caso, y este mes una jueza federal suspendió definitivamente las investigaciones.

En cuanto a José Antonio Meade, el candidato del PRI, señala que se trata de un tecnócrata sobre quien no pesan escándalos de corrupción, pero ser abanderado del partido más cuestionado por la sucesión de escándalos protagonizados por el mismo Peña Nieto (cita el caso de la casa blanca de Angélica Rivera) así como exgobernadores, limita sus posibilidades en este proceso electoral.

“Pocos votantes piensan que José Antonio Meade, el candidato del gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI), es el mejor candidato para enfrentar estos males. Nadie ha acusado a Meade, un ex Secretario de Hacienda y de asuntos Exteriores, un tecnocráta, de cometer un delito. Pero los votantes consideran que el PRI y el actual Presidente de México, Enrique Peña Nieto, son cómplices de la anarquía. El crimen se ha disparado” se plantea en el artículo.

El beneficiario del desgaste del PRI y el PAN es López Obrador afirma The Economist: “Su ventaja se ha ampliado desde que Elías Beltrán lanzó su investigación sobre el acuerdo de tierras en febrero. Lidera tanto al Sr. Anaya como al Sr. Meade en más de 15 puntos porcentuales, según Poll Tracker de Bloomberg. Hay otras razones para su ascendencia. Solo López Obrador representa una ruptura con el pasado. Una elección con solo una ronda le da una ventaja sobre los rivales para el voto anti-AMLO.”

Sin el escándalo de la venta de la propiedad, los votos contra el PRI los habría capitalizado Anaya, plantea el artículo. Con tono indignado, resalta que AMLO, a quien llama “el populista”, sugirió que Anaya y Meade deberían sostener un debate de dos hombres.

No obstante, el mismo López Obrador no está exento de cuestionamientos, como se puede ver en redes sociales, entre ellos por rodearse de asesores que vienen del riñón del priismo y del panismo.






Temas relacionados

Política México   /   Elecciones 2018 en México   /   AMLO   /    The Economist   /   MORENA   /   Andrés Manuel López Obrador

Comentarios

DEJAR COMENTARIO