TRIBUNA ABIERTA

Por otro 20D de lucha obrera y popular

La Izquierda Diario reproduce un texto que llegó a nuestra redacción sobre la próxima movilización del 20 de diciembre y el acto del FIT en Atlanta.

Martes 29 de noviembre | 20:37

Después del imponente Acto de Atlanta, las críticas a la burocracia sindical y la convocatoria a la unidad de la izquierda bajo un Frente Único Obrero, miles de trabajadores continúan esperando que la fracción combativa de vanguardia obrera con apoyo del FIT encabecen una acción directa y unificada para exigirle a la burocracia un paro general activo.

Saludo la propuesta de Alejandro Crespo, dirigente del Sindicato Único de Trabajadores del Neumático Argentino, por una marcha del clasismo el 20 de diciembre, para celebrar con una gran jornada de lucha la revuelta popular que logró revertir el proceso de ajuste y endeudamiento en el 2001 haciendo temblar los cimientos institucionales de la democracia para ricos y vomitando sobre los buitres financieros agentes del imperialismo. Ahora, más que nunca, esperamos que las dirigencias de todos los partidos miembros del FIT (y de otros partidos que se consideren de izquierda y socialistas) convoquen activamente, no sólo movilizando a través de Comisiones Internas, Seccionales y Sindicatos donde cuenten con delegados o representantes propios, sino llamando al conjunto de su militancia y poniendo a disposición todas sus herramientas: medios virtuales e impresos, páginas web, tribunas parlamentarias, apariciones en TV y demás recursos propagandísticos; para darle una vía combativa y revolucionaria real al descontento que muchos tienen frente al ajuste macrista. Porque una marcha como la del 9 de agosto, de convocatoria puramente sindical, tiene serias limitaciones para mover del sillón a la cúpula abulonada de la CGT, que sabe que aún mantiene institucionalizado el descontento popular y lo arrastra hacia marchas con demandas puramente paliativas y de contención. Porque es necesario que los jóvenes laburantes precarizados, las mujeres que únicamente reciben las labores peor remuneradas mientras la sociedad las obliga a cargar solas con las labores domésticas, y todos los luchadores y luchadoras anónimos que coordinan actividades en sus barrios o colegios para luchar contra las injusticias de este sistema se unan con los obreros organizados para quebrar la alianza de los de arriba para blindar el ajuste. Porque es también vital fortalecer nuestras alianzas con otros partidos revolucionarios de países hermanos incluyendo sus luchas, para transformar el Argentinazo en un Latinoamericanazo y dejar de ser el inodoro de los países imperialistas.

Es fundamental que en sus intervenciones públicas, nuestros candidatos expresen vías concretas para enfrentar a Macri, levantando un programa de los trabajadores y convocando activamente a las movilizaciones que ellos protagonizan, en oposición a las burocracias que se dicen combativas como las direcciones de las CTAs y sectores de la CGT pero luego no hacen nada concreto y hasta ponen trabas. La izquierda , que lo viene haciendo desde otros frentes como con la lucha de las mujeres, inmigrantes y miembros de la comunidad LGTBIQ, y que supo ponerse al frente en la defensa de los puestos de trabajo en tantas empresas como Donelley y Lear, ahora se pone al hombro la responsabilidad indelegable de la organización de esta marcha. ¡Participemos en toda acción que exponga la contradicción fundamental entre trabajadores y patrones, junto con sus zánganos traidores en la burocracia sindical! Tenemos la capacidad, además, de llegar a una juventud que bajo el capitalismo sólo tiene la precarización como horizonte, ¡démosle lugar para alimentar de expectativa y energías esta lucha y darle pelea seria a Macri y a los gobernadores de los partidos políticos tradicionales, siendo siempre solidarios con nuestros hermanos que luchan en Argentina y el mundo! Por eso este miércoles 30/11 a las 17 hs en la cooperativa Hotel Bauen todos los que queremos ponerle un freno a la ofensiva macrista tenemos el compromiso de ser partícipes activos en la preparación de una gran marcha hacia Plaza de Mayo el 20 de diciembre. Porque a la política del palo y la zanahoria para hacer pasar el ajuste tenemos que oponerle un programa propio de los oprimidos.

¡Tiremos abajo la tregua de la CGT! ¡Pongamos de pie el Frente Único Obrero en las calles!




Temas relacionados

19 y 20 de diciembre 2001   /    CABA

Comentarios

DEJAR COMENTARIO