ENCUENTRO NACIONAL DE MUJERES

Por la absolución definitiva de Belén y el derecho al aborto legal

Recibimos con alegría la noticia de que Belén quedará en libertad. Ahora a pelear por la absolución. Para esto, y todas nuestras demandas, un Encuentro Nacional de Mujeres democrático y de lucha se vuelve fundamental.

Jueves 18 de agosto de 2016 | Edición del día

Este triunfo nos demuestra una vez más que la organización y movilización son claves para la conquistas de nuestros derechos. A las mujeres, los trabajadores y oprimidos nadie nos regala nada. Cada paso que damos, cada derecho que logramos siempre lo ganamos con duras peleas de por medio. Así fue el caso de Belén, una lucha que aún continúa por no haberse dictado aún la anulación de su condena, ocho años de prisión, pero un gran paso en la pelea por decidir sobre nuestros propios cuerpos y el derecho al aborto legal, seguro y gratuito.

Por eso desde Pan y Rosas creemos que es importante que la enorme fuerza de miles de mujeres se traduzca en la votación de un plan de lucha para conquistar nuestros derechos. Por eso no compartimos el esquema rutinario que impulsa el PCR para limitar el Encuentro al intercambio en los talleres. Este debate lo damos al interior de la Comisión Organizadora, ya logramos que esta sea convocante de la jornada nacional que realizó el día 12 de Agosto por la libertad para Belén. Pero este hecho tan elemental para el movimiento de mujeres significó una fuerte pelea política con las organizaciones como el PCR que se niegan a pronunciarse. Un aval que encuentra apoyo en organizaciones como Patria Grande y el Movimiento Evita ya que todas consideran que en la Comisión Organizadora, como en los Encuentros no se puede votar porque es el método que siempre sostuvo el Encuentro, el “espíritu del Encuentro” es el consenso, dicen.

Nos preguntamos entonces ¿de qué consenso hablamos si cuando organizaciones y cientos de mujeres quieren votar un plan de lucha por el derecho al aborto legal no se les da lugar? El llamado “consenso” es una mentira, una justificación de métodos burocráticos y un impedimento para que se exprese realmente la fuerza del movimiento de mujeres. Miles viajan a los Encuentros con el entusiasmo de encontrarse con otras mujeres para intercambiar perspectivas en los talleres y también experiencias de lucha. ¿Por qué no podemos decidir cómo potenciar las peleas que damos cotidianamente en nuestros hogares, lugares de trabajo y estudio?

Por eso para ir a un Encuentro democrático, que vote un plan de lucha por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito y que se pronuncie con medidas masivas y contundentes por la absolución definitiva para Belén tenemos que dar una gran pelea política, organizándonos desde hoy. Para lograrlo, te invitamos a que te sumes junto a Pan y Rosas preparando preencuentros en cada localidad del país.

» Recibimos con alegría la noticia de que Belén quedará en libertad. Ahora a pelear por la absolución. Para esto, y todas nuestras demandas, un Encuentro Nacional de Mujeres democrático y de lucha se vuelve fundamental.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO