Sociedad

AGROTÓXICOS

Por contaminación del Paraná clausuran Atanor, segunda productora de glifosato

Luego de siete años de reclamos de vecinos y trabajadores el juez Facundo Puente ordenó la clausura preventiva tras comprobarse que arroja químicos al arroyo Jaguarón, que desemboca en el Paraná.

Roberto Andrés

Periodista | Editor y redactor de la sección Ecología y medioambiente | @RoberAndres1982

Martes 6 de septiembre de 2016 | 19:03

Según publicó Cooperativa La Vaca, la multinacional Atanor de San Nicolás, segunda planta productora de glifosato en el país, “fue clausurada en uno de sus sectores por orden judicial al comprobarse que arroja químicos contaminantes en el río Paraná”.

Luego de siete años de reclamos judiciales de vecinos del barrio Química y trabajadores afectados, que incluye más de 200 casos de enfermedades y muertes, la clausura se realizó por una causa de contaminación de aire y suelo, y por una denuncia de corrupción en las habilitaciones otorgadas a la empresa. Uno de los casos más recientes es el de una niña de seis años con leucemia.

“Cuando hay una población con índices tan elevados de enfermedad y muerte en proximidades de una empresa que manipula elementos químicos de manera tan desaprensiva como lo hace Atanor, es presumible que allí esté la causa de las enfermedades que denunciamos”, dijo a La Vaca el abogado Fabián Maggi.

Hace unos días se conoció que el juez Facundo Puente, titular del Juzgado de Ejecución Penal del Departamento Judicial San Nicolás, ordenó la clausura preventiva de una de las plantas de agrotóxicos de la empresa ubicada en San Nicolás, tras comprobarse que la multinacional arroja químicos al arroyo Jaguarón, el cual a su vez desemboca en el río Paraná.

La orden prohíbe el ingreso a la planta de camiones que arriben desde otros establecimientos de Atanor que contengan sustancias de cualquier índole para ser vertidas en San Nicolás, además de que la empresa debe solicitar autorización para cualquier vehículo de carga que pretenda ingresar o egresar de la planta informando al juez de los productos que traslada.

La planta de síntesis de Atrazina es la que elabora uno de los herbicidas de Atanor que suele combinarse con otro de sus productos: el glifosato. Maggi, abogado de los vecinos del barrio Química, señala que “hemos podido confirmar con pericias judiciales algo que venían denunciando los trabajadores desde hace años. Han enterrado en el predio tambores de trifluralina, y no se trata de un accidente sino de actitud dolosa premeditada”. Este producto es un herbicida de presiembra para cultivos oleaginosos que también se encuentra sospechado de cancerígeno.

Maggi había señalado en otra ocasión a través de La Izquierda Diario que “En cuanto al volcado de efluentes líquidos al Río Paraná, cabe destacar que tomamos conocimiento que Atanor solo cuenta con un permiso precario de vuelco de efluentes expedido en el año 1998, que no solo se encuentra sobradamente vencido sino que ya ni siquiera existe el organismo que la expidió (A.G.O.S.B.A.)”.

Para Maggi “el problema es que estas empresas pretenden ahorrar, maximizar ganancias, y surge la contaminación. Atanor es un caso clarísimo. En lugar de tratar los residuos peligrosos los entierran, los mandan al aire o los arrojan al río” declaró a La Vaca.

La empresa produce en esa planta industrial triazinas, trifluralina, MCPA, insecticidas como la Cipermetrina, Clorpirifos (altamente perjudicial a la salud humana), Dimetoato, Glifosato, Endosulán, Ácido Salicílico, etcétera, y luego vierte sus efluentes líquidos (por ejemplo, aguas de aminación) contaminados con estas sustancias y sus derivados al Río Paraná, sin el adecuado tratamiento y en ausencia de todo control estatal válido.

Atanor se presenta como “el único productor integrado en las Américas de los tres herbicidas de mayor uso a nivel mundial: Glifosato, Atrazina y 2,4D”. Es el segundo productor de glifosato en el país. Pertenece al grupo multinacional Albaugh LLC que ya tiene un 20% de su paquete accionario en manos de la agroquímica china Huapont Nutrichem Co.







Temas relacionados

Agroquímicos   /    Glifosato   /    Agrotóxicos   /    Ecología y medioambiente   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO