Internacional

ESTADOS UNIDOS

Por burocracia, niña migrante mexicana podría pasar tres semanas más detenida

Rosa María Hernández fue detenida al salir del hospital tras una operación, el miércoles pasado, en Texas. La niña de 10 años fue reportada por agentes de migración como "no acompañada" y hasta el momento permanece bajo custodia de autoridades migratorias.

Jueves 2 de noviembre | Edición del día

El último caso de barbarie desatada por las políticas xenófobas de Donald Trump en Estados Unidos continúa. Rosa María Hernández, la niña migrante que fue detenida recién salida del hospital podría pasar en custodia de autoridades migratorias tres semanas más, según informó uno de sus abogados.

Leer: Activistas presionan para liberar a niña migrante detenida por Trump

El abogado, Alex Gálvez, informó que a pesar de la presión ejercida por activistas y organizaciones defensoras de derechos humanos y migrantes, los trámites no podrían durar menos de tres semanas, 21 días en que Rosa María, quien padece además parálisis cerebral, pasará lejos de su familia.

La detención ocurrió el pasado miércoles, cuando Rosa fue intervenida de la vesícula en un hospital de Corpus Christi, Texas. Agentes fronterizos montaron guardia fuera del hospital y aguardaron a que los médicos la dieran de alta para trasladarla a un albergue de la Oficina de Reasentamiento de Refugiados del Departamento de Salud y Recursos Humanos, en donde fue reportada como "no acompañada", a pesar de haber estado en compañía de una familiar con documentos.








Temas relacionados

Donald Trump   /    migrantes mexicanos   /    Migrantes   /    Estados Unidos   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO