Géneros y Sexualidades

VIOLENCIA DE GÉNERO

Por Karen Wilson y #NiUnaMenos: Impulsemos una ley de emergencia contra la violencia hacia la mujer

La próxima semana se reanuda el juicio por el femicidio de la profesora Karen Wilson, uno de los casos de mayor connotación en la región. Este último año van 57 casos de femicidios, 2 de ellos en la región de Antofagasta. Ante esto se hace necesario reflexionar cómo combatir la violencia hacia la mujer.

Sábado 28 de octubre

El próximo lunes a las 11:00 hrs se reanudará el juicio por el delito de femicidio de la profesora Karen Andrea Wilson Villagrán de 31 años, madre de dos hijos de 6 y 4 años, quien fue asesinada por su esposo el 2 de marzo de 2016.

El caso de Karen Wilson estremeció a la ciudad de Antofagasta, mostrando la cara más brutal de violencia hacia a la mujer: el femicidio, llevándose adelante marchas, mitin e incluso se realizó un mural en su nombre.

A pocos meses de cumplir 2 años del fatal suceso, la familia exige justicia para la profesora de biología y sus hijos. Incluso se la recuerda en las calles con una velatón impulsada por la familia el pasado lunes 23, en el mural de Maipú con San Martín; en los liceos también se manifestaron las profesoras con una campaña fotográfica.

También se hizo sentir el jueves 25 en la marcha de los psicopedagogos y habilitados por la educación, en contra del descuento del Bono de Reconocimiento Profesional, quienes se reunieron a las afueras de la Corte de Apelaciones, donde sumaron a su discurso, gritos y cantos por justicia a Karen y por #NiUnaMenos.

Este año ya van 2 casos de femicidio en la región, se trata de Ximena Cortés y Lorena Carrasco, nombres que se suman a la lista anual que da cuenta de la insuficiente respuesta a esta terrible realidad, por parte del gobierno y las instituciones del Estado.

Los casos registrados, y tantos otros que permanecen en silencio o que no figuran dentro de la ley chilena, dan cuenta que es un problema que no se ha enfrentado eficazmente por el Estado, pues si bien tiene responsabilidades individuales, no se termina de tener políticas públicas que prevengan la violencia hacia la mujer.

Desde la agrupación de mujeres y diversidad sexual Pan y Rosas, pensamos que es urgente una ley de emergencia contra la violencia de género, la cual sea financiada por las grandes fortunas del país. Un plan que garantice casas de acogida con la capacidad para acoger a todas las mujeres que viven violencia, licencias médicas laborales y estudiantiles, apoyo de profesionales vinculados a las universidades públicas y un plan de vivienda que permita garantizar salir de los círculos de violencia o dependencia económica, para su financiamiento es necesario un impuesto a las grandes corporaciones inmobiliarias.

Te puede interesar:"Necesitamos una Ley de Emergencia para parar los femicidios y violencia contra las mujeres"

Para hacer posible esta iniciativa es fundamental la movilización unificada en las calles, comisiones de mujeres en los lugares de trabajo, secretarias de género y sexualidad en las universidades y liceos, la discusión e implementación de protocolos contra la violencia de género en lugares de estudio y trabajo, pues hemos visto la insuficiente efectividad de los programas, políticas y campañas desplegadas por el gobierno y el ministerio de la mujer.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO