Internacional

ESTADO ESPAÑOL

Podemos elige sus órganos de dirección en medio de críticas y retiro de listas

Las votaciones son del 10 al 14 de noviembre. Se elige a un secretario general, 62 miembros del Consejo Ciudadano (de los 81 que lo forman) y 10 personas que integrarán la Comisión de Garantías. En total se han presentado 1.034 candidatos para los tres órganos. A pesar de las críticas, Pablo Iglesias presentó lista completa para copar todos los puestos. Los resultados se anunciarán el día 15.

Diego Lotito

@diegolotito

Miércoles 12 de noviembre de 2014 | Edición del día

Juan Carlos Monedero, Iglesias e Iñigo Errejón, los tres principales líderes de Podemos, durante la Asamblea de Vista Alegre, Madrid. Fotografía: EFE/Alberto Di Lolli

Tras la finalización del proceso asambleario de Podemos, que debatió los documentos político, ético y organizativo que regirán la vida interna del partido, y en el que el equipo de Pablo Iglesias arrasó con un 80,7% de los votos, ayer comenzó la elección de los órganos de dirección de Podemos.

Se elegirán un Secretario General, el Consejo Ciudadano (una suerte de Comité Central en los esquemas más clásicos), que estará formado por 81 personas: el secretario general, 17 secretarios regionales, y 63 personas electas, uno de ellos por los inscritos en el extranjero; y la Comisión de Garantías, integrada por 10 personas que actuarán como una comisión de control interno.

El domingo expiró el plazo para presentar candidaturas, tras el cual se presentaron en total 1.034 candidatos para los tres órganos: 72 aspirantes a la secretaría general, 693 al comité de dirección política y 268 a la comisión de garantías.

Sin embargo, nadie duda que Pablo Iglesias saldrá electo como Secretario General y líder indiscutido de Podemos. La elección se realizará por internet (del mismo modo que fueron elegidos los documentos partidarios), un mecanismo en el cual pueden participar los más de 223.000 afiliados de Podemos, la amplia mayoría de los cuales son bombardeados permanentemente por la aparición en la prensa y la televisión de Iglesias y los suyos. Pero además, aunque formalmente se presenta como una elección de listas abiertas, permitirá la votación “en plancha” (lista sábana), con lo cual se estableció de facto un sistema de elección mayoritario puro como denunciaron muchos círculos de base del partido.

Pablo Iglesias presentó una lista completa de candidatos para copar todos los órganos del partido, a pesar de las críticas y pedidos de amplitud democrática y pluralidad, realizadas desde distintos sectores y círculos de Podemos no enrolados con su núcleo “oficial”.

Críticas y renunciamientos

Entre los sectores más críticos de la posición de Iglesias se encuentra el equipo “Sumando Podemos”, liderado por tres de los cinco eurodiputados de Podemos, Pablo Echenique, Lola Sánchez y Teresa Rodríguez, esta última militante de Izquierda Anticapitalista (IA).

Durante los debates de la Asamblea Ciudadana de Vista Alegre (Madrid), este grupo presentó un documento organizativo alternativo a la de Iglesias, no así una propuesta política o de principios éticos, el terreno en el que se expresaron las mayores tensiones durante los debates. La propuesta sin embargo fue derrotada en la elección por internet, cosechando sólo el 12,37% de los votos.

Para las elecciones de los órganos internos, “Sumando Podemos” presentó inicialmente una lista parcial de 22 candidatos al Consejo Ciudadano, liderada por Pablo Echenique, aunque bajo la condición de que el equipo “Claro Que Podemos” de Pablo Iglesias no presentase una lista completa. En caso contrario la retirarían.

"No queremos confrontar, sino aumentar la pluralidad del Consejo", aseguraba hace pocos días el eurodiputado Echenique, cuyo equipo no optó a la Secretaría General ni a la Comisión de Garantías Democráticas. Su esperanza era que Iglesias mostrase una mínima vocación democrática y no presentase una lista completa para dar lugar a otras voces en el seno de los órganos de dirección del nuevo partido. Pero esto no fue así y “Sumando Podemos” retiró su lista parcial con duras críticas.

“Una vez se ha confirmado la presentación de una lista completa de 62 personas por parte del equipo ‘Claro que Podemos’ y tras la confirmación por parte del Equipo Técnico de la Asamblea Ciudadana de que el método de votación incluirá un sistema de selección de listas completas con un sólo click (o sistema ‘plancha’), anunciamos que la lista ‘Sumando Podemos’ se retira del proceso para la elección del Consejo Ciudadano de PODEMOS”, aseguró el grupo en un comunicado difundido a poco de comenzar las votaciones.

“Entendemos que, con la presentación de listas completas a todos los órganos estatales por parte de ‘Claro que Podemos’ y habilitando un mecanismo de votación ‘en plancha’, se ha establecido un sistema de elección mayoritario puro ‘de facto’, aunque formalmente se trate de listas abiertas”, agrega el comunicado del equipo liderado por Echenique.

Y añade: “Creemos que es un error el no haber dejado espacios para una mayor pluralidad de opiniones en el seno de PODEMOS. (…) Aunque comprendemos la urgencia con la que se ha llevado todo el proceso, consideramos que su legitimidad (que respetamos) no se ha traducido en la igualdad de oportunidades que defendía PODEMOS hace tan solo unos meses”.

Los “primeros brotes de casta”

Las críticas hacia Iglesias y el sistema de elección de la dirección también se expresaron desde otros círculos. En particular el Círculo de Enfermeras, que publicó un duro comunicado en su página de Facebook, en el que sostiene su completa oposición “al sistema de votación establecido por el Equipo Técnico por el cual se atenta contra la democracia y pluralidad, así como dicho equipo, el cual creemos que pierde totalmente el estatus de objetivo, basado en su completo servilismo hacia el equipo de Pablo Iglesias y sus acólitos Claro que Podemos.”

A pesar de las duras críticas, el Círculo decidió presentar una lista parcial al Consejo Ciudadano de Podemos, para luchar “los derechos de las personas, de la búsqueda del sueño de Podemos que unos pocos quieren mancillar, en su lucha de cortar de raíz los primeros brotes de CASTA en la organización.”

Aunque a diferencia de las enfermeras, muchos círculos optaron conscientemente por no presentar candidatos, para no avalar un proceso que consideran antidemocrático y que se opone por el vértice al espíritu asambleario y democrático con el que ilusionados se sumaron a Podemos.

Izquierda Anticapitalista se queda afuera de la dirección

Previamente a la presentación de la lista de “Sumando Podemos”, las otras dos eurodiputadas de este grupo, Teresa Rodríguez y Lola Sánchez, habían optado por no presentarse a estas elecciones. En ambos casos para centrarse en la futura la elección de líderes autonómicos del partido (en Andalucía y Murcia, respectivamente) que se elegirán entre diciembre y mediados de enero. Aunque en el caso de Rodríguez, imposibilitada por el código ético de Podemos, que restringe el derecho de ocupar cargos de dirección política en Podemos a los militantes de otra organización política, como es el caso de la profesora andaluza.

La Asamblea Ciudadana de Podemos, realizada en Madrid el 18 y 19 de octubre pasados, aprobó el documento de “principios éticos” propuesto por Iglesias que incluía una cláusula de “restricción del derecho al sufragio pasivo a cargos orgánicos internos, a miembros o afiliados de organizaciones políticas de ámbito estatal”, una medida que fue vista como un ataque directo a Rodríguez y la militancia de IA implicada en Podemos desde su misma gestación.

En un comunicado remitido a los medios, la eurodiputada Teresa Rodríguez informó hace pocos días que por ahora no optará a ningún órgano de dirección de Podemos. “No sería leal ni con mis compañeros y compañeras de Izquierda Anticapitalista, ni con mis compañeros y compañeras de Podemos”, aseguró.

La decisión fue coherente con la actitud de Izquierda Anticapitalista de acatar la restricción impuesta por los documentos aprobados y que ningún militante de esa organización se presentase a los órganos internos de Podemos, según aseguró la formación en un comunicado hecho público este miércoles.

Sin embargo, referentes de IA han hecho declaraciones en la prensa mostrando su disposición a hacer los cambios que sean necesarios para que sus actuales militantes puedan optar en el futuro a los organismos de dirección regionales y municipales, incluyendo posibles candidaturas electorales. Para ello, adelantaron su congreso a noviembre y su dirección parece dispuesta a disolver el partido transformándolo en una asociación, como una manera de burlar la restricción a la “doble militancia”.

Todo el poder… al Secretario General

El discurso de Pablo Iglesias y los principales referentes de Podemos se ha caracterizado por atacar a la “vieja izquierda”, los viejos relatos y las viejas organizaciones. Sin embargo, el sistema de organización y elección de Podemos diseñado por Iglesias y su núcleo dirigente, no tiene nada que envidiar a los modelos más clásicos de un sector de lo que ellos llaman la “vieja izquierda”. Es más, innova en un sentido aún más burocrático.

El futuro Secretario General de Podemos, que con toda seguridad será Pablo Iglesias, no sólo ostentará ese viejo título de líder político, sino que además contará con una prerrogativa que muchos líderes del PSOE o Izquierda Unida hubiesen deseado: podrá nombrar a dedo a un comité ejecutivo de entre 10 y 15 personas de su confianza. Un mecanismo que no podía estar más alejado del espíritu asambleario del 15M del que tanto han hablado, aunque cada vez menos, los líderes de Podemos.







Temas relacionados

Pablo Iglesias   /    Podemos   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO