Sociedad

CRISIS DE LA SALUD PÚBLICA

Plan Remediar: una aspirina para una salud que está en el fondo

La vuelta del plan Remediar se anunció hace unos días desde el Ministerio de Salud de la Nación. ¿De que se trata, qué alcance tiene y cómo revertimos en serio el problema de los medicamentos?

Natalia Laris

Trabajadora call center | Estudiante de enfermería

Martes 18 de febrero | 11:37

El Ministro de Salud, Ginés González García, anunció hace días la vuelta del programa Remediar, que otorga botiquines con algunos pocos medicamentos esenciales para la provisión gratuita de los mismos, a personas que no cuentan con obra social ni recursos económicos en los diferentes centros de atención primaria de la salud (CAPS). Aún no se difundió el nuevo listado de medicamentos. Se estima que llegarán a 8500 centros de salud y 16 millones de personas.

“La idea es acercar de nuevo la salud a las personas” decía el Ministro de salud en una entrevista para la Radio Continental hace unos días. Lejos de promover el acceso universal y gratuito a la salud en todos los niveles, programas como REMEDIAR son un inicio y un final para millones de personas que acuden a los CAPS con diferentes enfermedades.

Con la Cobertura Universal de la Salud (plan que implementó Macri), lo que se garantiza es atención primaria y si tu enfermedad entra a la lista del botiquín “remediar” accedés al medicamento gratis, sino, hay que pagarlo. Es así que si necesitas seguir un tratamiento, hacerte estudios más complejos, tenes alguna enfermedad crónica que no entra en la lista del “programa” en cuestión, tienes que pagarlo, y esperar meses para un turno con el especialista.

Si tenes una obra social (como si eso fuese un privilegio), el plan Remediar no te corresponde. Entonces tenes que cruzar los dedos cada vez que vas al médico, a ver si tu cobertura te da algun descuento, y aun así son impagables.

Las “nuevas” enfermedades de transmisión sexual como el HPV (virus de papiloma humano), los distintos problemas genitales, las enfermedades hormonales, los distintos tipos de cáncer, los problemas alimenticios en la población (para nombrar solo algunas) no entran en los planes del gobierno.

El plan Remediar fue una política implementada durante el gobierno de Cristina Kirchner en el año 2009. Este programa, fue parte de una estrategia que contemplaba ampliar la atención primaria, con programas de salud de bajo costo. Estas políticas fueron promovidas por el Banco Mundial, y justificadas por la Organización Panamericana de Salud así como la propia OMS.

Te puede interesar: Lo que (no) importa es la salud

Se implementaron y profundizaron bajo los gobiernos kirchneristas y también con Macri. Existen decenas de programas de distinta índole como Remediar, Médicos Comunitarios, Salud sexual, materno infantil, entre otros, que solo garantizan lo mínimo de lo mínimo en relación a la salud de la población y enfermedades nuevas, además de precarizar las condiciones de trabajo de las y los profesionales de la salud. La cobertura universal de la salud, que recorta el acceso universal a prestaciones mínimas, ¿va a ser derogado por este gobierno o se va a profundizar?

Te puede interesar: Presupuesto 2019: vacían la salud pública para pagarle al FMI

Mientras se pretende “ahorrar” para afrontar los pagos de deuda externa con el FMI, la política de los gobiernos que pagan y los que endeudaron el país, es siempre recortar la salud pública y la educación, para pagar esas deudas fraudulentas. Y hasta los jubilados como se demostró este fin de semana.

Te puede interesar: Jubilaciones: el ajuste empieza a partir de $ 16.200

¿Y si pensamos al revés?

Programas como Remediar, se piensan en función del “costo” de la enfermedad. Siendo la misma un gran negocio para las farmacéuticas, por eso es tan limitado. Pero si pensamos la salud de manera integral, como un derecho humano, y no como un negocio, el acceso a medicamentos no debería ser un problema.

No hablamos de utopías. Hoy, aun con todas las críticas que merece el régimen en Cuba o la crisis que recorre la isla, el sistema de salud, garantiza el acceso a la atención, a los diagnósticos y tratamientos a todas las personas que habitan su territorio, además de garantizar la producción estatal de medicamentos e insumos. Esto se puede hacer porque con la revolución se expropiaron los laboratorios y se implementó un modelo de salud único garantizado por el Estado, que aún perdura a pesar de los avances en la restauración.

Gines Gonzalez, en varias oportunidades ha elogiado ese modelo. Pero en nuestro país, a los laboratorios solo les pide moderación de precios. Cuando a nadie se le puede ocurrir que los grandes laboratorios, solo les interesan las ganancias millonarias. Además la mayor parte de los medicamentos que compra el Estado para abastecer los centros de salud es a esas mismas empresas a precios altísimos.

En Argentina ya existen laboratorios estatales, que producen insumos y medicamentos. Si se aumenta el presupuesto para los mismos se puede garantizar la producción estatal de los medicamentos esenciales, los químicos y biológicos para todas las patologías, no solo las ambulantes.







Temas relacionados

Ministerio de Salud   /    Salud pública   /    Crisis de la salud pública   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Salud   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO