Sociedad

IGLESIA CATÓLICA

Piñera y su postración ante el Vaticano

Encuadrado al accionar del cura Bergoglio frente a los casos de abuso sexual a menores, Piñera sale en defensa de la iglesia católica

Martes 5 de junio | 07:48

En medio de la crisis en que se encuentra la Iglesia Católica, desencadenada por el encubrimiento de casos de abuso sexual de menores, crisis que alcanzó una de sus expresiones más concretas con la fallida visita del Papa a nuestro país, Sebastián Piñera no quedó ajeno y realizó declaraciones con respecto al accionar de la Iglesia en el último tiempo.

En entrevista con ADN radio, el mandatario declaró que la Iglesia católica “se equivocó, porque en lugar de proteger a los niños inocentes, se preocupó de defender corporativamente a miembros de la Iglesia y eso duró demasiado tiempo".

Pero, ¿debemos sorprendernos de estas declaraciones de Piñera? La verdad es que si lo ponemos en contexto, considerando que fue el Papa mismo el que reconoció este “error”, y claramente es la línea de la Iglesia retroceder en su histórica línea de encubrimiento, para salvar desesperadamente a su institución, lo único que hace Piñera es repetir esta postura que tomó la Iglesia públicamente, manifestando su acuerdo con las acciones del Papa, es decir, avalando a la Iglesia de igual forma, poniendo más agua al lavado de imagen que están haciendo los católicos.

Y más aún, siguiendo esta línea de maquillajes, estos dichos aportan al nuevo rostro que pretende demostrar la derecha y su gobierno, adjudicándose demandas que hagan parecer al gobierno con prioridades sociales y mostrar así una cara más blanda de la derecha. No olvidemos que uno de los caballitos de batalla de Chile Vamos durante la campaña fue, la infancia y la protección de menores, trabajo que se encuentra realizando en mesas de negociaciones con otros sectores como el FA que se sienta a la misma mesa dándole el ancho camino para legitimar su gobierno de derecha.

Piñera agrega en la entrevista “por eso yo me alegro de lo que está pasando hoy, porque si bien es tremendamente doloroso para una persona cristiana como soy yo, yo creo que era absolutamente necesario para limpiar la Iglesia y se pueda iniciar una nueva etapa”. Pero, ¿qué es esta “nueva etapa” de la que habla Piñera? Acaso ¿dejará la iglesia de influir por medio del Estado en todas las escuelas para que sus hilos invisibles formen a miles de niños bajo el sesgo de una educación sexual sexista, heteronormada y conservadora? O, ¿defenderá la iglesia el derecho de la población trans a una Ley de Identidad de Género? ¿Dejará acaso la iglesia de criminalizar el aborto y condenar la vivencia de una sexualidad libre? ¿Va a despojarse acaso de sus millonarios fondos?

Frente a esto, la respuesta que debemos dar es exigir la separación efectiva de la Iglesia y el Estado, derribando este aliado fundamental del Estado, que lo único que hace es perpetuar siglos de opresión y represión a todo lo que se aleja de la conveniente –para ellos- moral de la Iglesia.






Temas relacionados

Obispo Juan Barros   /   Sebastián Piñera   /   Abusos sexuales   /   Jorge Bergoglio   /   Iglesia Católica   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO